Agente contrainteligente

El año pasado, los agentes secretos fueron protagonistas de varios estrenos importantes. 2015 fue el regreso de James Bond con la fallida Spectre, Tom Cruise tuvo otra Misión Imposible, tuvimos la adaptación de la televisiva Operación UNCLE, del mundo del cómic llego Kingsman Servicio Secreto con Colin Firth y hasta Melissa McCarthy tuvo su momento para lucirse en la comedia Espías junto a Jude Law y Jason Statham.

Siguiendo un poco la línea de esta última, llega ahora Agente contrainteligente, la nueva película de Sacha Baron Cohen, que tras El dictador vuelve con otro de esos personajes tan característicos suyos.

02 Agente contrainteligente

En ella es Nobby, un holgazán, garrulo de enormes patillas que viste siempre su camiseta de la selección de Inglaterra y sus chanclas. Este se pasa el día en el pub poniéndose hasta las trancas de cervezas y de otras sustancias, mientras que ve fútbol. En casa tiene una prole de críos (e incluso algún nieto), junto con su chica. La vida parece perfecta, pero tiene un pesar, dejar a su hermano (o hermanillo como él dice) bajo la tutela de una familia bien de Londres cuando se quedaron huérfanos siendo niños. Ambos volverán a reunirse, por esos avatares del destino. Lo que no sabe Nobby, es que su hermano es ahora uno de los más letales agentes secretos del mundo y los dos hermanos tendrán que recorrer medio mundo para detener los malvados planes de un sindicato del crimen.

Esta es la sencilla trama del filme que funciona a base de golpes (más bien golpetazos) de humor, dejando el tema de los espías en un segundo plano. El guión escrito por el mismo Cohen junto con Phil Johnston (ahora también en los cines con Zootrópolis) se centra en la exageraciones. Destaca el humor zafio durante todo su metraje, donde lo escatológico llega a un nuevo nivel como la escena en la que Sebastian es alcanzando en sus genitales por un dardo venenoso o aquella en la que ambos hermanos se ven involucrados en una orgía de elefantes (con un pequeño guiño a Ace Ventura 2) que hace que la famosa escena de gel fijador de Algo pasa con Mary sea una cosa de niños. Además hay muchas bromas, con bastante acierto y mala uva, sobre famosos como Daniel Radcliffe, Donald Trump, Noel Gallager o Vin Diesel.

03 Agente contrainteligente

Por otro lado, tenemos el aliciente de las escenas de acción. La novedad en ella es el uso del punto de vista para meternos dentro como si se tratará de un videojuego pero que nadie se espere un derroche de persecuciones y coreografías elaboradas, algo que sorprende viniendo de un director especializado en el tema, como es el francés Louis Leterrier, que tiene en su filmografía títulos como el primer Transporter o el remake de Furia de titanes.

Dentro del reparto Cohen, demuestra que no tiene vergüenza a la hora de hacer el ridículo (ver todas las veces que su personaje tiende a introducirse cosas por su trasero), la química con el siempre solvente Mark Strong funciona bastante bien. Algo parecido, le sucede junto a Rebel Wilson, que borda su papel de choni británica (Ojo cuando dice que esta igualita que Sharon Stallone). Penélope Cruz tiene un rol de villana bastante soso que no da pie a desarrollar su personaje. La aparición de Gabourey Sidibe es otro de los momentos más divertidos, donde la protagonista de Precious interpreta a una sirvienta de un hotel que es confundida por Nobby como un elemento clave de su misión. Y en roles más secundario se dejan ver a Isla Fisher (Esposa en la vida real de Cohen), Ian McShane y Scott Adkins, este último interpreta a un villano con el que Nobby tendrá más que palabras (incluso le llega a llamar Ben Affleck ucraniano), donde dará unas cuantas de sus espectaculares patadas.

06 Agente contrainteligente

En resumen, este Agente Contrainteligente gustará si eres fan de Ali G y el resto de galería de personajes de Sacha Baron Cohen, si no es así, no merece la pena ni siquiera darle una oportunidad.

 

Curiosidades

La FIFA no ha querido vincularse al proyecto e incluso prohibió que su logo apareciese en la película. Ante esta decisión y teniendo en cuenta los escándalos de fraude de la organización futbolística, Sacha Baron Cohen dijo lo siguiente: “La FIFA no nos permitió usar su logo, diciendo que no querían que diéramos mala fama a su organización. Resultó que eso ya lo tenían cubierto ellos”.

El apellido de los protagonistas es Grimsby, que además es el nombre de la ciudad donde viven ellos. El rodaje se desarrollo en esa localidad. Algunos residentes se sintieron ofendidos por la imagen que la película ofrece de su ciudad.

El personaje de Nobby esta inspirado en el músico Noel Gallager, el antiguo componente de la banda Oasis no le ha sentado muy bien y ha declarado que si se cruza con Cohen tiene pensado apuñalarle en un ojo.

 

 

Más sobre Agente contrainteligente en Sensacine

http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-211078/

Publicado por

Agustín

Hombre orquesta de "Adicine.com", el jefe de la Web y redactor jefe. La pasión por el séptimo arte la lleva en su sangre desde muy pequeñito, participa en diferentes blogs del medio como Amigos del cine, El Gabinete del Doctor Somier, entre otros. Aparte de podcaster ocasional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.