Asalto-al-poder

Asalto al poder

Tras Anonymous, aquel filme de época que cuestionaba la autoría de las obras de William Shakespeare, Roland Emmerich regresó a su pasión de destrozar la Casa Blanca. Con una peli de acción como Asalto al poder, dejando de lado las invasiones de aliens o la destrucción del mundo para otro día.

La película es una mezcla entre Jungla de cristal, con un poco de Air Force One y algo de Arma Letal, ya por momentos estamos cerca de una buddy movie. Además se dio la coincidencia que recientemente se estrenó Objetivo: La Casa Blanca con Gerard Butler y Morgan Freeman con una temática muy similar, con un presupuesto de serie B y que se llevó el gato al agua en la taquilla mientras que la cinta Emmerich fracasó.

Asalto-al-poder

De los personajes, hay todo un surtido. Empezando por nuestro sufrido héroe, que hará todo lo posible para rescatar a su insoportable hija, una friki de la Casa Blanca. El presidente es un tipo molón, pacifista y usa unas Air Jordan para salvar la vida. Para terminar entre los destacados, hay un guía turístico, que va de listillo pero no cae ni simpático.

El guión transcurre por muchas situaciones parecidas a otras cintas similares del género (sobretodo la citada Jungla de Cristal). Nuestro héroe se esconderá de los villanos en el hueco del ascensor, será confundido por los buenos pensando que es otro villano y tiroteado en la azotea del edificio e incluso vestirá una camiseta de tirantas ¿Les suena?

Asalto-al-poder

De los actores, Tatum, está muy bien arropado por el extenso elenco de secundarios que a veces da la sensación que ni siquiera es el protagonista de la cinta. Se le ve falto de carisma y eso que en otros géneros como en la comedia se desenvuelve mejor. Foxx está contenido porque se ve a la legua que con poco que haga se come con papas al primero. James Woods interpreta a un más que correcto villano aunque su personaje queda algo desdibujado.

En la dirección, Emmerich presenta los personajes con un tono sobrio, pero en el momento que Tatum pisa la Casablanca comienza el desmadre. Por otro lado su factura técnica, se nota su elevado presupuesto aunque las secuencias de los helicópteros del inicio o las del Air Force One están horriblemente filmadas.

Asalto-al-poder

Dentro de sus escenas de acción sin duda la más divertida y absurda es aquella en la que nuestros protagonistas intentan escapar usando la limusina presidencial, el presidente usa un bazoka guardado detrás del asiento, mientras en el exterior, la prensa y ciudadanos que se han quedado viendo todo el suceso empiezan a aplaudir ¿Alguien preguntó por el sentido común?

Al final, el aficionado a la acción se llega a preguntar ¿Cómo un tipo como Channing Tatum le cuesta tanto triunfar en el cine de acción mientras que en otros géneros hace taquilla sin ningún tipo de problema?

Asalto-al-poder

Asalto al poder es una montaña rusa llena de acción y fantasmadas, dejar el cerebro en off antes de verla y la disfrutareis.

Curiosidades

James Vanderbilt (Zodiac) ganó 3 millones de dólares por su guión.

Se rodó en agosto de 2012 en Montreal, Quebec, Canada y después se trasladó a Washington en EE.UU.

El presupuesto del filme fue de 150 millones de dólares, recaudó unos 205 en todo el mundo.

Publicado por

Agustín

Hombre orquesta de "Adicine.com", el jefe de la Web y redactor jefe. La pasión por el séptimo arte la lleva en su sangre desde muy pequeñito, participa en diferentes blogs del medio como Amigos del cine, El Gabinete del Doctor Somier, entre otros. Aparte de podcaster ocasional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.