BoJack Horseman

BoJack Horseman

BoJack Horseman está de regreso con una cuarta temporada (renovada ya para una quinta), convirtiéndose en una de las series más longevas y transgresoras de Netflix de la actualidad. La serie de animación nos trae de nuevo a nuestro caballo antropomórfico favorito en nuevas aventuras por esa jungla llamada Hollywood.

La trama principal enlaza directamente con el final de la anterior. BoJack desaparece más de un año de la ciudad, pero la meca del cine no se detiene. El señor Peanutbutter se presentará gobernador de California sin tener ni idea de política. Diane pasará a trabajar en un blog de tendencias para la mujer, mientras que Todd saldrá del armario declarándose asexual mientras continúa con sus descacharrantes planes para enriquecerse y Princess Caroline parece vivir feliz con su novio e incluso descubre que está embarazada, pero ¿Dónde se encuentra BoJack?

BoJack Horseman

En esta temporada continúan las absurdeces de los protagonistas, a lo largo de estos nuevos episodios. La serie permanece con su habitual tono agridulce y ese mala baba para meterse con el frívolo Hollywood actual (atentos al nuevo show que protagoniza Felicity Huffman llamado “Academia de culetes”). Sin olvidarse de las absurdeces que la han hecho tan característica, con la que ha calado al público. Tenemos por allí ideas como un puente que comunica Los Angeles con Hawaii o Paul Giamatti interpretando a BoJack en una miniserie.

Las tramas tratan sobre la política, la igualdad social, hijas secretas, lo absurdo de las modas y el amargo pasado de la madre de BoJack, Beatrix, que hasta entonces bien poco sabíamos de ella. Por si fuera poco por allí también tendremos una serie de artistas invitados poniendo voces a sus replicas animadas, como una despechada Jessica Biel que fue una de la ex del señor Penautbutter o Zach Braff (Scrubs) que aparece en una fiesta que termina con la casa en el fondo de la tierra.

BoJack Horseman

La animación de la serie, sigue en su línea. El dibujo tan colorido para destacar esos ambientes tan horteras y sofisticados por donde se mueven los personajes. Salvo en algún momento puntual que sorprende con algún cambio de la animación, como en las ensoñaciones de Beatrix cuando empieza encajar todas las piezas sobre quien puede ser la madre de su nieta o los pensamientos de BoJack cuando medita sobre que acción puede ser la más correcta, donde el dibujo parece hecho por niños.

En líneas generales, la serie vuelve a dar un salto de calidad, más madura y asentada con las historias de nuestros protagonistas. Donde si habría que darle un pequeño tirón de orejas que en esta ocasión se hayan pasado con tanto drama y que ciertos personajes secundarios se hayan quedado en un segundo plano.

BoJack Horseman

BoJack Horseman es una serie imprescindible. Los que disfrutaron de sus tres anteriores temporadas no se la deben de perder y los que aún no la han visto, ¿a qué esperan?

 

Publicado por

Agustín

Hombre orquesta de "Adicine.com", el jefe de la Web y redactor jefe. La pasión por el séptimo arte la lleva en su sangre desde muy pequeñito, participa en diferentes blogs del medio como Amigos del cine, El Gabinete del Doctor Somier, entre otros. Aparte de podcaster ocasional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.