Cars 3 CARTEL

Cars 3

Después del éxito de Cars (2006) y Cars 2 (2011), Pixar retoma después de unos años en barbecho, las aventuras del bólido de carreras Rayo McQueen. Su estreno aprovecha las vacaciones estivales de su público mayoritario, para que padres e hijos se resguarden del calor en las salas y lograr una mayor recaudación en taquilla.

Cars-3_1

Han pasado los años, y parece que Rayo McQueen sigue siendo el mejor coche de carreras del mundo. Pero los tiempos cambian, y una nueva generación de corredores, liderados por Jackson Storm, empiezan a imponerse dentro de la pista. Los viejos compañeros de Rayo comienzan a retirarse, pero él quiere seguir siendo el rey de la pista. Tras sufrir un aparatoso accidente, tendrá que recomponerse para volver a pisar los circuitos. Con ayuda de un nuevo patrocinador y de una entusiasta entrenadora, Cruz Ramírez, McQueen intentará volver a imponerse en el gran circuito de la Copa Pistón.

Para esta tercera entrega, John Lasseter cede el turno al debutante en la dirección Brian Fee. Fee que ya había trabajado en el departamento de arte de películas como WALL·E. Batallón de limpieza (2008) o Ratatouille (2007), logra crear una cinta en la que la animación se torna altamente realista. Las escenas de carreras consiguen situar al espectador dentro de un circuito de competición, toda una maravilla técnica.

Cars-3_10

Por contra, su punto débil radica en una narración nada original. La filosofía de la cinta intenta transmitir que los tiempos cambian, las cosas evolucionan y que debemos adaptarnos a las nuevas circunstancias aprendiendo de lo que hemos hecho en el pasado. La historia del campeón que debe ceder el paso a una nueva generación más joven, ya la vimos en la primera entrega de Cars, pero en esa ocasión era McQueen el recién llegado. También toma referencia de las películas de la saga de Rocky o del cambio de Paul Newman (actor que ponía la voz al Fabuloso Hudson Hornet en la franquicia y al que hay un constante homenaje en esta última entrega) en sus películas El buscavidas (1961) y El color del dinero (1986).

Para sustituir al personaje de Newman se han valido de numerosos personajes secundarios que aportan infinidad de discursos moralizantes. Eso, unido a la escasez de momentos humorísticos (el personaje de la grúa Mater se ha relegado a unas breves apariciones) y la acción concentrada en tres momentos de carreras, consiguen cansar no solo a los niños si no también a los mayores.

Cars-3_6

Mención a parte merece el corto que acompaña a esta producción. En un patio de recreo, el matón del colegio se dedica a incordiar al resto de niños, cuando desde el cajón de Objetos Perdidos algo le observa. Lou, es otra pequeña joya imaginativa por parte de Pixar. En definitiva, mucho más sugerente, creativa y llena de buenos valores, que el filme al que acompaña.

Pixar desafía la perfección técnica y estética, pero olvida crear entretenimiento con una historia que aburre a su público mayoritario.

Curiosidades

El corredor español de Formula 1, Fernando Alonso, vuelve a poner su voz en esta última entrega de la franquicia. En esta ocasión dobla al asistente electrónico personal de Cruz Ramírez. También la piloto Carmen Jordá presta su voz a una reportera televisiva.

El número 95 que luce Rayo McQueen es en homenaje a Toy Story, primera película de Pixar, que se estrenó en 1995.

Owen Wilson vuelve a prestar su voz a Rayo McQueen en esta tercera entrega. Junto a él, en la versión original, Armie Hammer, Nathan Fillion, Kerry WashingtonCristela Alonzo.

 

Publicado por

Lialara

Diseñadora gráfica y adicta al cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.