13 horas: Los soldados secretos de Bengasi

Entre secuelas de Transformers, Michael Bay se marca sus mejores trabajos. Dolor y dinero fue la prueba que el director de Bad Boys era capaz de hacer algo más que robots peleándose. El año pasado estreno 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi su primera incursión en el género bélico que recordará a títulos como La hora más oscura o El único superviviente.

La película narra los hechos reales que sucedieron durante 11 de septiembre de 2012. En pleno aniversario de los ataques terroristas a las Torres Gemelas. Un grupo de milicianos atentaron contra el consulado estadounidense en Bengasi, Libia. Un equipo de seis miembros de operaciones especiales fue enviado para rescatar a los supervivientes.

02-13-horas

Aunque la historia no es crítica con la maquinaria bélica, si refleja ciertos problemas de los protagonistas. Dando entender que si hubieran tenido medios, hubieran reaccionado mejor al problema, sin olvidar la ineptitud de sus superiores. Sin olvidar el conflicto entre diferentes cuerpos del ejercito, ver la escena de nuestros protagonistas enfrentandose con unos delta force a la hora de deshacerse de unos cadáveres de unos compañeros caídos.

La cinta esta muy lograda, donde el ritmo va de menos a más. Bay en esta ocasión se lo toma con calma, nos va dejando momentos de tensión para echar la carne al asador en el tercio final. Ya desde su arranque con la llegada de Jack al aeropuerto o la primera misión de escolta del equipo que termina con una persecución bastante más realista de lo que habitualmente suele filmar el director de La Isla. Sin olvidar ese montaje durante el ataque al consulado donde se masca la angustia.

04-13-horas

Tiene momentos sangrientos, aunque para nada gratuitos, ver las consecuencias del ataque con morteros en el brazo de uno de los soldados. Por su estética y fotografía, a más de uno le recordará el filme a Black Hawk Derribado (de hecho en un momento la película de Ridley Scott es mencionada). La fotografía de Dion Beebe (Al filo del mañana y Colateral) es bastante llamativa. La música de Lorne Balfe (supervisado por Hans Zimmer) es bastante serena y crea bastante tensión en los momentos donde parece que va a estallar todo.

El fan del cine de acción y bélico estará satisfecho con una historia que funciona por los hechos y no porque haya explosiones cada 5 minutos. Además de aquellos que siempre echan por tierra los filmes de Bay este les podrá dar una oportunidad, aunque posiblemente tachen el filme de americanada (aunque eso dependa del punto de vista de cada uno).

06-13-horas

El reparto cumple bastante bien, un acierto que Bay se haya rodeado de caras conocidas, pero sin contar con ninguna estrella de por medio, lo cual le da más veracidad al filme. Habría que destacar el carisma de James Badge Dale, que se complementa con un sorprendente John Krasinski, que se resuelve bastante bien en su primer título de acción. El resto lo hace creíble, creando la sensación que son soldados de verdad. Sin olvidarnos del secundario rol de Toby Stephens.

Por contra, la película recalca demasiado el lado familiar de los personajes, aunque sea de forma muy brevemente. Esta bien mostrar el lado humano de nuestros protagonistas pero sin pasarse. Aunque el verdadero punto negativo del filme es su excesivo metraje. Si se hubiera quedado en un par de horas hubiera sido mucho más redondo y estaríamos hablando de una cinta superior.

01-13-horas

13 horas: Los soldados secretos de Bengasi es la demostración que Michael Bay alejado de los robots, puede ser un director muy solvente.

Curiosidades

John Krasinski y David Denman habían trabajado juntos en la serie The Office.

Toby Stephens ha protagonizado la serie Black Sails, producida por Michael Bay.

13 horas: Los soldados secretos de Bengasi costó unos 50 millones de dólares, recaudo cerca de 70.

En un momento del filme, un miliciano llama a Jack (John Krasinski): ‘Capitán América’. Krasinski fue candidato con el papel que interpretó interpretó Chris Evans.

Los decorados fueron construidos usando los planos reales, así como imágenes por satélite de las estructuras originales.

El filme se iba a filmar con película analógica pero debido a la cantidad de escenas nocturnas y al ajustado programa de producción se hizo en digital.

Mark Wahlberg iba a participar en el proyecto, no pudo por problemas de agenda. Fue sustituido por James Badge Dale.

El rodaje del film tuvo lugar en Malta y Marruecos.

La película se basa en el libro 13 Hours: The Inside Account of What Really Happened in Benghazi de Mitchell Zuckoff.

Los hombres libres de Jones

En 1862, Newton Knight (Matthew McConaughey), trabaja como enfermero para el ejército Confederado durante la Guerra de Secesión. Tras un horrible incidente, decide desertar y regresar a su granja en Mississippi, junto a su mujer (Keri Russell) y su hijo. Pero pronto vendrán a buscarle y se verá obligado a refugiarse en un pantano junto a un grupo de fugitivos de color. Cada vez se unirán a ellos un mayor número de desertores confederado y granjeros locales, con los que Knight liderará un alzamiento armado contra la esclavitud en el condado de Jones.

Los-hombres-libres-de-Jones-11

La película cuenta con la dirección y el guión de Gary Ross que se basa en la historia de Leonard Hartman sobre el personaje real de Newton Knight. La cinta cuenta la vida de este granjero metido a líder revolucionario desde el año 1862 hasta 1865. El filme, combina información verídica con la emoción y el dramatismo de la narración. Su mejor baza es la buena reconstrucción histórica de los hechos, apoyados por fotografías auténticas de la época. Además, Ross ha sabido imprimirle grandes dosis de realismo a las escenas (en especial en las batallas), ayudado de un amplio diseño de producción, decorados y vestuario.

Los problemas raciales provocados a raíz de esta guerra civil, siguen estando presentes en la actualidad en EEUU. La forma de dejarlo patente en la película es a través del juicio al heredero de Knight alrededor de 1950. Davis Knight (Brian Lee Frankling) es juzgado por ser negro (una octava parte) y haberse casado con una mujer blanca. Tema que también trata un filme estrenado recientemente, Loving (2016). Quizás esta parte de la cinta sea la más confusa, ya que en un principio descoloca al espectador, que no sabe la relación que guarda con el resto de la historia.

Los-hombres-libres-de-Jones-7

Matthew McConaughey logra llevar perfectamente todo el peso de la película. Su personaje es un icono de liderazgo y modernidad. No sólo en las desigualdades raciales (encabezando a los furtivos de color y con una segunda mujer negra), si no también dejando que su primera esposa conviva con su actual pareja. Completan el reparto Gugu Mbatha-Raw, Keri Russell, Brad Carter  y Mahershala Ali.

Los-hombres-libres-de-Jones-5

Para los amantes de los dramas bélicos y las lecciones de historia.

Curiosidades

La cinta ha sido rodada en Nueva Orleans, Lafayette, Ville Platte, en la Parroquia de East Feliciana, y las escenas de batallas en Covington.

Christopher David McKnight, descendiente real del verdadero Newton Knight, participó como extra en la película.

Hay dos libros que relatan la historia de Newton Knight y los Estado Libre de Jones: The Free State of Jones: Mississippi’s Longest Civil War (2002) de Victoria Bynum y Legend of the Free State of Jones (2012), del historiador Rudy H. Leverett.

Hasta el último hombre

2016 fue el regreso de Mel Gibson al cine tanto en su faceta como actor, que regresó al género de la acción con la interesante Blood Father y como director con Hasta el último hombre (recordar que su anterior película, Apocalypto es del 2006). Para su nuevo filme, el protagonista de Arma Letal ha contado con el cada vez más solicitado Andrew Garfield, que en este mes lo veremos también en la nueva cinta de Martin Scorsese, Silencio.

El filme, nos presenta a Desmond Doss, un joven de una familia modesta, con un padre alcohólico y veterano de la Primera Guerra Mundial, una madre sufridora y muy devota y un hermano mayor que le gusta meterse en líos. Desmond descubrirá que lo suyo es curar a la gente, tras ayudar a un chico en un accidente donde conocerá a una joven enfermera, llamada Dorothy de la cual, acaba enamorándose.

02-hasta-el-ultimo-hombre

Todo esto sería idílico sino fuera porque estamos en los años 40 en plena Segunda Guerra Mundial. Desmond, al igual que otros jóvenes de su ciudad, decide que lo más indicado es alistarse y ayudar a su país, pero a diferencia del resto se niega en rotundo a usar las armas, queriendo participar solo en labores médicas. Todo esto desencadenará una serie de conflictos y rechazos por parte de sus superiores, el estricto pero divertido sargento Howell y el capitán Glover y por el resto de compañeros de su pelotón, donde el soldado Smitty será el que más dolores de cabeza le dará a nuestro protagonista por sus convicciones. Hasta que entren en el campo de batalla y Desmond demuestre que es un autentico héroe sin disparar ni una sola bala.

El filme tiene dos partes muy bien diferenciadas, la primera con todo el drama y el conflicto generado por parte de la objeción de conciencia del protagonista y la segunda, ya en plena batalla en el pacífico, donde Gibson, nos sumerge en una vorágine que parece totalmente real al más puro estilo Salvar al soldado Ryan. Podemos sentir que cada tiro, bombazo y explosión duele de verdad y el director, no se corta ni un pelo a la hora de enseñar sangre y vísceras. Mostrando atrocidades por parte de ambos bandos, como cuando Smitty para poder cubrirse del ataque enemigo usa el cadáver de otro soldado o aquel momento donde los japoneses fingen rendirse para realizar un ataque kamikaze.

06-hasta-el-ultimo-hombre

El tono del filme es bastante clásico y la recreación de los años 40 está muy conseguida. Habría que mencionar sobretodo la relación de Desmond con Dorothy que podría parecer sacada de un filme de los años 50. Las escenas bélicas son la parte más importantes del filme, aunque el director de Braveheart no descuida para nada el resto del metraje. Se toma su tiempo para presentar a los personajes, aunque estamos ante un drama hay ciertos momentos cómicos que recaen sobretodo en la figura del sargento Howell, interpretado por Vince Vaungh, algo más contenido que en sus comedias. Citar la presentación de su personaje donde empieza a ponerles motes a sus soldados o manda a realizar instrucción a uno de ellos que se encontraba desnudo.

Aunque la parte negativa, es ese mismo ritmo pausado donde unos 10 minutos menos, se hubiera agradecido. Aunque la cinta nunca aburre a pesar de tomar ciertos derroteros ya vistos en muchas otras (la no aceptación del protagonista, la figura del padre alcohólico). A lo que hay que reprochar, también el carácter religioso del personaje, que en ocasiones es bastante confuso, en sus motivos para su objeción de no tomar las armas y que queda resuelto con un flashback metido con calzador, en un momento importante, cuando Desmond es llevado a una corte marcial.

04-hasta-el-ultimo-hombre

Del reparto como no, habría que destacar la labor de Garfield, con un papel para nada fácil. El ex-Spiderman demuestra con solvencia que es un actor con talento. Esta secundado por Hugo Weaving que interpreta a su padre, un hombre atormentado por su experiencia en la guerra, al mencionado Vaughn nos encontramos con otro rostro conocido, como el de Sam Worthington, el protagonista de Avatar, demuestra que nunca tendrá carisma para ser una estrella pero queda bien en pantalla como secundario. No habría que olvidarse del actor australiano Luke Bracey, visto en el terrible remake de Le llaman Bodhi, un tipo con carisma que interpreta a Smitty o a Teresa Palmer que es el interés amoroso del protagonista.

Aunque no estamos ante la mejor película como director de Mel Gibson, es un trabajo más que notable. Destaca el buen nivel de producción con una fotografía que a veces parecen postales de la época, acompañada por la banda sonora de Rupert Gregson-Williams y el gran trabajo realizado por los especialistas. Como punto negativo, algún que otro momento con los efectos especiales como protagonistas, como los acorazados que se ven algo digitales.

03-hasta-el-ultimo-hombre

Hasta el último hombre es la demostración que Mel Gibson en su faceta de dirección, sigue estando en forma.

Curiosidades

El filme debutó fuera de concurso en la Sección oficial del Festival de Venecia de 2016.

Milo Gibson, hijo de Mel Gibson, debuta en el cine, en este filme.

Hasta el último hombre, es un proyecto que comenzó a ser desarrollado por los estudios Disney con Randall Wallace en la dirección, éste fue el guionista de Braveheart (1995).

Su presupuesto fue de 40 millones de dolares, lleva recaudado más de 137 en todo el mundo.

Teresa Palmer simultaneó el rodaje de este filme junto con Berlin Syndrome (2016).

El único superviviente

Peter Berg siempre ha sido un director con sus más y sus menos, tiene títulos interesantes como La sombra del reino o entretenidas como El tesoro del Amazonas, ha coqueteado con los blockbuster como Battleship o el cine de superheroes Hancock. En El único superviviente fue su primera colaboración con Mark Wahlberg, con el que ha colaborado recientemente en dos títulos más, Marea negra y la próxima Día de patriotas.

Tras el fracaso que supuso Battleship, Berg apostó por una historia militar para apelar al patriotismo barato al americano de a pie y la jugada le salió redonda. Con un presupuesto de 40 millones de dólares llego a recaudar más de 150 en todo el mundo. En esta ocasión a Wahlberg le acompañan en su equipo Taylor Kitsch (ya se dejó ver en Battleship), Emile Hirsch, Ben Foster (que ya trabajó con el protagonista de Boogie Night en la muy entretenida Contraband) y a lo lejos se deja ver a Eric Bana.

01-el-unico-superviviente

Cuatro soldados estadounidenses tienen la peligrosa misión de atrapar a un líder talibán, que se encuentra en una región montañosa de Afganistán. Tras toparse con una serie de dificultades que no se esperaban, tienen que retirarse a un sitio seguro. Para ello deberán sobrevivir trabajando como equipo para poder regresar a su base.

Con este semejante argumento uno piensa que la película puede estar bien, sino fuera porque nada más empezar aparece lo de basado en hechos reales, saltan las alarmas ¿Estaremos ante el típico telefilme que nos han colado como película para cine? No pero da la sensación que estamos ante un publireportaje del ejercito americano, donde tan solo falta que apareciera el típico cartel del “Tío Sam” como se puede ver en los créditos iniciales plagado de fotos reales de entrenamiento del grupo de los Navy Seals, un momento que a cualquier espectador no estadounidense se piensa en dejar de ver la película.

02-el-unico-superviviente

Después de ese anuncio encubierto, empieza de verdad la película. Donde Berg no se le ocurre otra cosa que empezar con narrarnos el final de la misma, en su momento culminante para narrar a modo de flashbacks lo sucedido tres días antes. Nos encontramos en una base americana, en Afganistán. Allí nos van presentando poco a poco al equipo, por un lado esta el teniente (Taylor Kitsch), que es un tío enrollado preocupado por comprarle a su esposa un caballo arábico (Nooo, árabe como le corrigen en varias ocasiones), al chaval de la radio (Emile Hirsch) que es aficionado a dibujar, al francotirador (Ben Foster)  y por último el sanitario interpretado por Wahlberg.

Todo parece irles bien a nuestros protagonistas hasta que aparece el oficial superior de ellos, interpretado por Eric Bana, que les ordena una misión de esas complicadas, pero como aquí somos todos muy machotes la hacemos sin rechistar. En un principio todo parece que va a ser algo rutinario, pero pasa cierto giro de los acontecimientos y hasta aquí podemos contar sin hacer más spoilers.

04-el-unico-superviviente

Podríamos decir que el filme calca el esquema de la superior Black Hawk Derribado, casi podríamos decir que es su hermana pobre, de hecho la aparición de Eric Bana parece casi un guiño al largometraje que realizó años antes Ridley Scott. En cuanto al reparto cumple, Wahlberg en su línea heroica, el resto de su equipo si acaso destacaría a Foster, ya que su personaje pone en cierto dilema moral al resto del equipo durante la misión.

En el apartado musical destacaría el tema del comienzo del filme a cargo de Steve Jablonsky donde vuelve a meter esas guitarras intimistas como lo hiciera en Dolor y dinero y una versión de Heroes de David Bowie que suena al final. El resto brilla por su ausencia.

La dirección de Peter Berg, que aparte firma el guión, es bastante solvente a la hora de pegar tiros con cámaras al hombro, planos aéreos y demás filigranas pero sin excesos. Pero a la hora de desarrollar la historia pues la verdad que se ha quedado bastante esquemático. Argumentalmente y teniendo en cuenta con el material que cuenta (un libro escrito por el auténtico Marcus Luttrell), la verdad que se podría haber interesado un poco en desarrollar los personajes, esbozados un poco solo al principio, o sobretodo en su tramo final que es donde se vuelve un poco más interesante.

07-el-unico-superviviente

El único superviviente es para los aficionados al género bélico de conflictos actuales y a las americanadas o en su caso, que no les importe ver muchas banderitas y patriotismo exacerbado.

Curiosidades

Peter Berg aparece al comienzo del filme cuando el nuevo recluta hace su show para presentarse en la compañía.

Mark Wahlberg fue productor de la serie El Sequito (Entourage), uno de sus protagonistas, Jerry Ferrara aparece en el filme.

En la escena donde Alexander Ludwig baila frente a los otros SEALs, la canción que baila e interpreta es la misma que suena en la famosa escena del baile de Napoleon Dynamite (2004)

Al volver de su misión fallida en Afganistán, Marcus Luttrell quiso inmortalizar su historia y darla a conocer a todo el mundo en un libro cuyo título original es “Lone Survivor: The Eyewitness Account of Operation Redwing and the Lost Heroes of Seal Team”, publicado en 2007.

Marcus Luttrell fue amigo de Chris Kyle, el personaje protagonista de la película dirigida por Clint Eastwood, El francotirador.

Corazones de acero

El género bélico siempre ha dado títulos muy emblemáticos desde que el cine es cine. De mis preferidos siempre me han encantado cintas como Los Violentos de Kelly o El día más largo. Hay tantos títulos que hoy en día, es bastante complicado encontrarse con algo nuevo que ofrecer y más ambientado durante la Segunda Guerra Mundial.

David Ayer se ha especializado en contar relatos policiales, plagados de personajes conflictivos que viven en barrios marginales como Los Amos del Barrio, era lógico que diera el salto a un filme bélico, con personajes de duro carácter y con un gran presupuesto.

01-Corazones-de-acero

Corazones de acero arranca con un soldado nazi a lomos de un caballo blanco que se pasea tranquilamente entre tanques aliados destrozados en silencio, hasta que de la nada aparece un soldado que le destroza con sus manos, es Pitt que parece querer emularse cuando le daba el siroco en Leyendas de pasión pero aquí ya no es el guaperas romántico del filme de los 90 sino un tío duro. Esta es la tarjeta de presentación de la película donde refleja perfectamente lo cruel, salvaje e intensa que puede llegar a ser la guerra pero por otro lado nos muestra que no todos los soldados son maquinas de matar y sin sentimientos en ambos bandos. Como puede verse en escenas como la del novato limpiando el tanque y descubre horrorizado media cara del fallecido al que sustituye. Un soldado que decide pegarse un tiro al estar ardiendo o el pillaje a los soldados caídos.

Durante sus más de 120 minutos veremos el alto nivel de producción, tanto su calidad visual como sonido, además de ver la manera de tratar la guerra y de “humanizarla”. Hasta cierto momento uno podría ver ciertos paralelismo entre este filme con otro escrito por Ayer, Training Day. Donde ambas cintas se desarrollan durante un día y nos encontramos con un novato y un mentor que estará continuamente poniéndolo al límite.

Destacar la imagen de la batalla aérea que ven los protagonistas, lo bien filmada que esta la batalla entre tres tanques aliados contra uno nazi y sin duda la escena cargada con más tensión, la cena que se desarrolla en casa de dos mujeres, que demuestra que la guerra no acaba cuando los tanques se aparcan. Mientras que el clímax final a más de uno le podría recordar a Salvar al soldado Ryan de Spielberg.

05-Corazones-de-acero

Por supuesto hay que mencionar el estupendo trabajo todos los actores, Pitt (pese a superar la cincuentena luce músculos como si tuviera 20 años menos) cumple a la perfección con el papel de líder con remordimientos, ver su reacción al estar a solas en el campamento. Logan Lerman, esta notable en su papel de novato. Escalofriante la escena de ambos, en que el primero obliga al segundo matar a un soldado desarmado por la espalda delante de todo un pelotón de soldados aliados.

Shia LaBeouf realiza su mejor interpretación hasta la fecha, algo no muy difícil. El prota de Transformer aparece serio y centrado haciendo del religioso del grupo. Para terminar, tenemos a Michael Peña (trabajo con Ayer en Sin tregua) interpretando al piloto del tanque y Jon Bernthal que hace de un tipo gruñón y peligroso. Y en un rol bastante secundario aparece Jason Isaacs (El patriota o Armageddon).

07-Corazones-de-acero

Resumiendo estamos ante un gran largometraje bélico, filmado con bastante realismo y sin adornos. Bienvenidos a la guerra según David Ayer.

Curiosidades

El Lincoln Center de Nueva York ofreció un pase especial de Fury, y Brad Pitt, Shia LaBeouf, Michael Peña, Jon Bernthal y Logan Lerman decidieron dar una sorpresa a los espectadores y aparecieron sobre el escenario sin que nadie lo esperase.

En el reparto aparece el hijo de Clint Eastwood, Scott, debuto en el cine con otro filme bélico, Banderas de nuestros padres.

Como en casi todas sus pelis, Brad Pitt tiene una escena en la que aparece comiendo, de hecho su personaje siempre esta preocupado porque su equipo haya comido.