After Earth

Año 2013, Will Smith estaba empeñado en convertir a sus vástagos, como fuera, en estrellas. Si en 2006 con En busca de la felicidad, se llevó buenas críticas tanto él como su hijo, Jaden. Volverían a probar con un nuevo proyecto juntos, una cinta de ciencia ficción, además contó con un director como M. Night Shyamalan que se encontraba en horas bajas, tras el fiasco de Airbender: El último guerrero. Estamos hablando de After Earth.

A partir de una idea del propio Smith, nos presenta un futuro lejano la humanidad escapó del planeta Tierra hasta el lejano Nova Prime. Allí se encuentran con una raza alienígena hostil que usa unas criaturas llamadas Ursa para atacar, aunque dichos seres son ciegos huelen el miedo. Para poder vencerlos los humanos usan una técnica llamada “fantasmacion”, el general Cypher Raige (Will Smith) es un pionero usándola y convirtiéndose en un héroe para todos. Años después, durante una ruta por el espacio, la nave del general choca contra un asteroide y se estrella contra la Tierra. Sólo sobreviven él y su hijo de 13 años Kitai (Jaden Smith). Herido Cypher, será Kitai quien tenga que enfrentarse a los peligros de nuestro antiguo planeta para salir de allí.

After Earth

¿Después de esta premisa qué es lo que uno se puede encontrar en After Earth? Pues un vehículo exclusivo para Jaden Smith, lo cual es el fallo más grande de la peli. Si el remake de Karate Kid funcionó en su día, fue porque estaba Jackie Chan, lo que hacia que la peli fuera más digerible. Aquí uno podría esperar que tanto padre como hijo tuvieran sus momentos para lucirse en el filme, pero el protagonista de Bad Boys tiene un rol secundario.

El personaje de Kitai acapara casi el 90% del metraje, con lo cual hay momentos tediosos, como por ejemplo todo lo acontecido después de la presentación de los personajes hasta el susodicho accidente o ciertos flashbacks metidos con calzador con una subtrama relacionada con el personaje que interpreta Zoe Kravitz. Afortunadamente el filme no sobrepasa los 100 minutos, cosa que es de agradecer.

After Earth

Argumentalmente hay una serie de puntos interesantes, como la huida de la humanidad a un nuevo planeta o su enfrentamiento con los extraterrestres y en concretos contra los Ursa pero todo ello se toca de pasada. Habría que destacar un par de escenas bien filmadas como la persecución de unos monos tras Kitai o la escena del vuelo que tiene este para atravesar una catarata usando para ello su traje de batalla.

En lo que se refiere a los apartados técnicos están muy bien conseguidos, a tener en cuenta sus espectaculares localizaciones, sus más que correctos efectos especiales (el traje de batalla de Kitai que tiene de todo tipo de gadgets o a la espada de Cypher) e incluso la música de James Newton Howard, compositor que aunque no llega a sus anteriores trabajos con Shyamalan sin duda es uno de los puntos fuertes del filme.

After Earth

Al tema de las interpretaciones, pues es otro punto negativo, aunque no se si achacarlo a ambos actores o es el método Shyamalan. En filmes como El sexto sentido o Señales por citar un ejemplo tanto Bruce Willis como Mel Gibson se pasaban casi todo el filme muy contenidos pero en ambas pelis funcionaba, aquí no sucede lo mismo. Del resto reparto pues no puede decirse apenas nada ya que el filme son sólo Smith e hijo.

En cuanto a la dirección, uno podría achacar que el director de El Bosque se ha convertido en un vulgar mercenario al servicio de la familia Smith pero eso es cierto pero hay ciertos detalles durante el largometraje que demuestra su buen hacer detrás de las cámaras.

After Earth

Película entretenida, no es tan mala como la pintan. Lastima lo desaprovechado de su idea principal que daba para mucho más.

Curiosidades

El filme esta basado en una idea original del propio Will Smith.

Se trata de la primera película en la que se usa la cámara Sony F65 digital camera, al mismo tiempo que también es la primera película que rueda en digital el director M. Night Shyamalan.

El presupuesto del filme fue de 130 millones de dólares mientras que recaudo cerca de 244.

Venganza 3

Hace unos años quién nos iba a decir que Liam Neeson se iba a convertir en una estrella del cine de acción, de la mano de Luc Besson. Con Venganza dieron la campanada, por supuesto había que hacer secuelas. Tras Conexión Estambul, el efecto sorpresa desapareció pero nos encontramos una cinta que seguía de forma muy similar la primera entrega pero con mayor presupuesto y mejor recaudación.

Por supuesto tendríamos otra entrega más, para ello regresó a la silla del director Olivier Megaton, que realizó la anterior o filmes como Transporter 3 o Colombiana. Por supuesto siendo una producción made in Besson, escribió el guión junto a su inseparable Robert Mark Kamen, con el que ha escrito infinidad de filmes. Al protagonista de Rob Roy le acompañan otra vez más, Maggie Grace y Famke Janssen, además de las incorporaciones de Dougray Scott y Forest Whitaker.

Venganza 3

Venganza 3 es una tomadura de pelo que no hace justicia al personaje de Bryan Mills. La dirección es totalmente un desastre como hace tiempo que no se veía en una sala de cine. Imposible que en una cinta de acción de hoy en día falle algo tan básico como el ritmo, que va a trompicones. Aquí Neeson, no se sabe muy bien por qué deja de ser el tipo duro y calculador de las anteriores entregas para que luzca en baja forma hasta incluso en algún momento torpe ¡¡Si hasta tiene que contar con la ayuda de sus viejos colegas de la CIA!!

En cuanto a la historia, da la sensación que Besson quedó una tarde con Robert Mark Kamen para “escribir” el guión. Entre una cosa u otra al final se les hizo tarde y solo tenían pensado la tontería del título con el 3 de por medio. Encendieron la tele donde mira por donde estaban pasando El Fugitivo y decidieron hacer su versión particular en esta entrega. La historia es horrible y cogida con pinzas, citar esa investigación policial donde se descubre todo, por unos pasteles que compra el protagonista antes que suceda el asesinato.

Venganza 3

La dirección de Megaton, demostró de nuevo que es un absoluto inútil rodando escenas de acción, persecuciones, tiros y peleas. Lo único que sabe hacer es mover mucho la cámara como si se tratara de un mal imitador del estilo de Michael Bay.

Además otro punto negativo del filme son los villanos, realmente de risa, en las anteriores contaban con unos enemigos que de verdad daban miedo y parecían reales. Los de esta, aparte de caer en los tópicos manidos de los villanos rusos (beben vodka, están tatuados hasta en el sobaco y visten lo más hortera posible) parecen sacados alguna comedieta de acción al estilo de Vamos de polis.

Venganza 3

De lo poco bueno que podría destacar de la cinta es que esté ambientada en Los Angeles como los gloriosos filmes de acción de antaño y que hubieran intentado salirse un poco del esquema de siempre aunque el resultado no ha sido el mejor.

La sensación de decepción y cabreo que deja el filme es casi del estilo de las últimas entregas de sagas como La Jungla de Cristal o Los Mercenarios. Uno se pregunta en qué narices estaba pensado el director de Valerian o Lucy a la hora de hacer ésto. Dejando en el olvido el espíritu de la cinta original que la convirtió en un referente del cine de acción moderno.

Venganza 3

Los fans de la acción pedimos Venganza” contra Besson y Olivier Megaton.

Curiosidades

Dougray Scott sustituye a Xander Berkeley (Terminator 2, The Walking Dead), interpretando a a Stuart, el marido de Leonore.

Venganza 3 costó unos 48 millones de dólares. La cinta recaudó en todo el mundo más de 325. Liam Neeson cobró 20 millones en total.

The babysitter

El director McG, llevaba una temporada desaparecido tras probar suerte con Tres días para matar, aquel producto de acción para el lucimiento de Kevin Costner bajo la producción de Luc Besson. El director de las dos descerebradas entregas de Los Ángeles de Charlie, cambia de género con The babysitter, una comedia de terror con aires ochenteros que recuerda a títulos como Noche de miedo, Solo en casa o No matarás al vecino.

En ella Cole, es un joven prepúber, que ve como todo cambia a su alrededor, es un marginado en el colegio, acosado por los matones de turno, el vive en su mundo de fantasías y su afición por la ciencia ficción. Cada vez entiende menos el compartimiento casi asocial que tienen sus padres con él (de hecho piensa que se van a divorciar), la única persona que le comprende y tiene gustos similares es su niñera, Bee, una encantadora chica que para Cole es como su mejor colega.

The-Babysitter

Pero llega un momento en el que Cole se pregunta “¿Qué hace mi niñera cuando me voy a la cama?” Y la sorpresa es de lo más aterradora. Bee es la líder de un grupo que pacta con el diablo y para ello necesita su sangre, tras esa sorpresa nuestro protagonista tendrá que usar todo su ingenio para poder salir vivo de esa noche.

El filme nos habla sobre la madurez y el crecimiento del protagonista, Cole es un crío que está en las puertas de las adolescencias, el acné, los primeros amores y empezar a fijarse en cosas que antes que uno no se solía fijar. Cole se aferra a su deseo de continuar ser un niño, todavía juega con sus juguetes y lo más llamativo que a sus años todavía sigue teniendo una niñera. Pero en el momento que descubre todo el siniestro plan de la que era su mejor amiga, tiene que abandonar su infancia para convertirse en una especie de pequeño John McClane.

The-Babysitter

Problemas, el tono entre comedia y terror no está bien llevado. McG nos deja una sensación agridulce, la película está bien planteada pero mal ejecutada. A partir del momento que descubrimos todo el plan de la niñera la cinta se va cuesta abajo, es más, nos plantea cierto momento sobrenatural que nunca va más allá y que podría haber dado más.

La producción es pequeña, tampoco le hace falta mayor presupuesto para la historia. Habría que destacar su nivel de sangre (y a borbotones) que tiene durante todas las muertes que hay a lo largo de su metraje. La ambientación te retrotrae a filmes conocidos dentro del género, tanto en su fotografía o el uso de las canciones y su música.

The-Babysitter

En cuanto a los actores, el joven Judah Lewis hace un papel muy convincente de Cole. Tiene muy buena química con Samara Weaving (Monster Trucks), la niñera, sobretodo en el arranque del filme. La actriz australiana, encarna su papel de manera bastante creíble y carismática. Además habría que destacar a la popular Bella Thorne, riéndose del rol de la típica animadora de instituto. Y en un rol muy secundario, aparece el siempre divertido Ken Marino, como el padre de Cole.

The-Babysitter

Cuidado espectadores, ha llegado la niñera.

Curiosidades

El libreto ha sido escrito por Brian Duffield, fue elegido como uno de los mejores y que no se había filmado.

La película finalizó en 2015, han pasado dos años hasta su estreno a través de Netflix.

El consejero

Tras el éxito de No es país para viejos, el escritor Cormac McCarthy dió el salto al cine con su primer guión, El consejero. Este filme de Ridley Scott (Alien, Gladiator) trata sobre un prestigioso abogado (Fassbender) que se mete en el mundo del narcotráfico para conseguir dinero para tener un futuro mejor junto a su futura esposa (Penélope Cruz).

Para ello contará con la ayuda de Reiner (Bardem), un capo hortera, amante de los guepardos. Además de la chica de éste, Malkina (Diaz) una misteriosa y peligrosa mujer. Por último, Westray (Pitt), un intermediario con aires de cowboy. Lo que parece una sencilla y rutinaria operación poco a poco se ira complicando con una serie de dramáticos hechos.

El-confidente

En conjunto, El consejero es un filme muy sólido. No solo a nivel de producción sino que también funciona como el mecanismo de un reloj. Durante gran parte del metraje los personajes no paran de hablar dando la sensación que no va a suceder nada, sobretodo las conversaciones entre Fassbender y Bardem pero poco a poco vemos que alrededor de ellos se está generando un auténtico huracán que se desata a partir de la primera hora.

Habría que destacar la labor de Scott, ya que alguien sin el talento del director de Blade Runner. Podría haber realizado una película demasiado pretenciosa y pedante. También a ésto ayuda tener un reparto solvente encabezado por Michael Fassbender, que hace de un abogado de éxito bastante creíble.

El-confidente

Sorprende lo contenido que aparece Javier Bardem, con un personaje que podría caer en excesos pero es todo lo contrario. Pero la sorpresa es Cameron Diaz, alejada de sus comedias, atentos a sus tatuajes, tiene momentos donde demuestra lo mala pécora que puede llegar a ser como la conversación que mantiene con Cruz, esta última bien sin desentonar. De Brad Pitt, da la sensación que estaba por allí de paso alardeando de sus pintas de vaquero luciendo melena con un rol secundario de lujo.

Del resto nos encontramos una gran cantidad de caras conocidas del cine y televisión como Bruno Ganz (El hundimiento), Rosie Pérez, Edgar Ramírez, Rubén Blades, Natalie Dormer (Juego de Tronos), Dean Norris (Breaking Bad) o John Leguizamo entre otros, realizando pequeñas apariciones a modo casi de cameo.

El-confidente

El consejero es una cinta interesante, amarga y cruel. Destacar su eléctrico reparto.

Curiosidades

Para interpretar el papel de Reiner se tuvieron en cuenta a Bradley Cooper y Jeremy Renner. Finalmente fue Javier Bardem el escogido.

Angelina Jolie fue escogida para hacer a Malkina, pero abandonó por problemas de agenda. Natalie Portman también iba a participar.

El rodaje de la película se paralizó durante una semana por el suicido de Tony Scott, hermano de Ridley.

El personaje de Cameron Diaz, Malkina, era de origen argentino. Pero se cambio a que era de Barbados para ser más acorde.

El filme está dedicado a Matthew Baker, director de segunda unidad habitual de Scott.

El peinado de Javier Bardem esta inspirado en el del productor Brian Grazer. Los nombres de los guepardos de Malkina son Raul y Silva, el personaje de Bardem en Skyfall era Raul Silva.

Cameron Diaz contó con una doble de cuerpo para la escena en la salta encima del capo del coche.

Edgar Ramírez y Brad Pitt han trabajado tanto con Ridley Scott como con su hermano Tony. El primero en Domino mientras el segundo lo hizo en Amor a quemarropa y Spy Game.

El consejero costó unos 25 millones de dólares, recaudó unos 71 en todo el mundo.

Vamos de polis

Vamos de polis fue una comedia descerebrada estrenada hace un par de años, que fue un éxito sorpresa allá por donde se ha estrenado. Protagonizada por los televisivos Jake Johnson y Damon Wayans Jr. y dirigida por Luke Greenfield, especializado en comedias como La Vecina de al lado o Estoy hecho un animal.

¿Cuántas buddy movies se han hecho en la historia del cine? Ni idea pero deben de ser muchas ¿Y cuántas de ellas tenían bastante humor? Pues la gran mayoría y es que el cine de colegas, ese en el que dos tipos casi siempre de opuestos caracteres que al principio se llevan a matar pero luego son amigos hasta la muerte, ha sido un género bastante clásico que ha funcionado siempre bien. Tenemos casos famosos como Límite 48 horas y su secuela, la saga Arma Letal y recientemente tenemos el caso de Dos buenos tipos.

Vamos de polis

Vamos de polis, no sigue ese esquema a pies juntillas pero casi. Aquí tenemos a dos amigos de toda la vida que ni son polis, ni detectives, uno es diseñador de videojuegos (Wayans Jr.) que trabaja en un empresa dirigida por un memo mientras que el otro fue una joven promesa del fútbol americano (Johnson) y ahora sobrevive como puede como actor para anuncios de enfermedades venéreas. Hasta que un día, son invitados a una fiesta que ellos piensan que son de disfraces y no se les ocurre otra cosa que ir disfrazados de policías.

Tras descubrir que en realidad, es una elegante fiesta de máscaras, nuestros protagonistas empezarán a ser confundidos por patrulleros de verdad de la ciudad de Los Angeles. Lo que dará pie a infinitud de bromas y gamberradas, como dedicarse a jugar con la circulación de los transeúntes, apropiarse de drogas ajenas o colarse en todos los garitos de moda hasta ser confundidos por strippers en una despedida de soltera.

Vamos de polis

Claro, todo uniforme conlleva una responsabilidad y a nuestros protas se les sube todo ese poder a la cabeza, hasta el punto que se creen que son polis de verdad y se dedican a limpiar la ciudad de maleantes. Para ello no se les ocurrirá mejor idea que pillarse un viejo coche patrulla por Ebay y entonces les pasará de todo hasta que empiezan a investigar a un mafioso del barrio.

La cinta se trata de una serie de sketches, en los que la trama es lo de menos hasta que se meten de lleno en el tema del villano de la función, en ese momento los guionistas parece que se quedaron sin ideas para hacernos reír y la película se convierte en un policíaco de siempre que terminará, con sus escenas de acción, pero que nadie se espere un gran despliegue de medios.

Vamos de polis

Durante su metraje, hay pequeños homenajes como la citada Arma Letal (mencionando la famosa frase de Danny Glover) o al cine de Michael Bay cuando al final nuestros protas se arman hasta los dientes al más puro estilo Bad Boys a cámara lenta. La producción es bastante discreta, pero que nadie se espere una dirección magistral por parte del director, ni un guión cargado de humor inteligente ni tampoco unas actuaciones dignas de ser recordadas. Vamos no es la reinvención del género ni mucho menos pero entretiene por lo menos en sus primeros cuarenta minutos. Después el filme peca de tener una duración excesiva, unos diez minutos menos le hubiera dado más ritmo.

De su reparto, destacar la química entre Wayans Jr. y Johnson, aparece por allí la atractiva Nina Dobrev (Crónicas vampíricas) como el interés amoroso del primero y Andy García de nuevo haciendo del villano de turno, aparece con unas unas pintas de decir “Necesito currar como sea aunque sea por un bocadillo”.

Vamos de polis

Finalizando, si tienes ganas de reírte un rato, Vamos de polis no es mala opción aunque seguro que hay otras mejores.

Curiosidades 

Johnson y Wayans Jr. se conocieron en el rodaje de New Girl, la serie protagonizada por Zoey Deschannel.

Vamos de polis tuvo un presupuesto de 17 millones de dólares, llegando a recaudar en todo el mundo más de 130.

 

 

 

 

Kick-Ass 2: Con un par

La historia sigue donde más o menos termina la anterior, Kick-Ass/Dave ahora es entrenado por Hit Girl/Mindy, mientras ella tiene que colgar su antifaz, él se unirá a un grupo de superhéroes (Justicia para siempre). Mientras su antiguo compañero de aventuras Bruma Roja, sediento de venganza por la muerte de su padre, se convierte en un  villano llamado el Hijoputa. Para ello contará con su propio ejército de villanos donde destaca Madre Rusia. Como novedad aquí tenemos a nuevos héroes, como el Doctor Gravedad (Donald Faison de la serie Scrubs), el Coronel Barras y estrellas (Jim Carrey) o Zorra Nocturna que formarán parte del equipo al que se une Kick-Ass.

El sentido del humor del filme sigue siendo igual de gamberro, citar por ejemplo escenas como el ataque hormonal que tiene Hit Girl cuando ve un videoclip de un grupito a lo One Direction, su venganza particular de las chicas malas del instituto, la primera vez que Kick-Ass vuelve a ponerse el traje o los particulares entrenamientos que tienen tanto Kick-Ass y Bruma roja antes de volver a las andadas. Atentos sobretodo de donde saca la ropa este último para crearse el personaje del Hijoputa.

Kick ass 2 con un par

La peli tiene muchos guiños al filme original, como la escena del chaleco antibalas que es casi idéntica pero con Kick-Ass probando el chaleco. Las fotos tanto de los personajes de Cage o de Mark Strong (el villano de la primera entrega) que aparecen o el traje de Big Daddy que se encuentra en la particular “Bat Cueva” de nuestros héroes.

Como adaptación del cómic, es bastante fiel, han tenido que realizar una serie de cambios relativamente mínimos, como ejemplo el personaje de Katie (Lindsy Fonseca), novia de Dave, aquí solo tiene un cameo o que han tenido que adaptar algo el personaje de Hit Girl de ser una niña a ya una adolescente y sobre todo suavizar cierta bestialidad que tenía el cómic. Aun así el filme no escatima en hemoglobina.

Kick ass 2 con un par

En el tema de los actores, Chloe Moretz vuelve a ser la estrella de la película, si ya en la anterior era una niña deslenguada capaz de matar a un hombre usando un solo dedo, aquí nos encontramos ya a una adolescente que sigue siendo igual de letal aunque empiezan ya las hormonas hacerle efecto. Aaron Taylor-Johnson repite su papel de sosainas (aunque estaba cerca de los 30) tanto como Dave como su alter ego aunque en esta ocasión salga luciendo musculitos. Christopher Mintz-Plasse está más histriónico que en el filme original, aquí es un auténtico torbellino auto paródico de intentar ser un villano de cómic pasado de vueltas. Jim Carrey aparece brevemente (E incluso da algún que otro tortazo) a igual que John Leguizamo, ambos actores cumplen con sus roles, el primero como de mafioso reciclado a superhéroe con perro y el segundo como no, haciendo de mafioso/tutor de Bruma roja.

En cuanto a la dirección de Jeff Wadlow, el cual sustituye a Matthew Vaughn (aquí en tareas de producción) y la verdad que intenta seguir su estilo pero el director de Cry Wolf (aquella cinta de terror con Jon Bon Jovi) no está tan a la altura de su predecesor. Le falta algo más de brío a la hora de llevar las escenas de acción (por ejemplo la persecución de la furgoneta) pero en general hace un trabajo digno.

Kick ass 2 con un par

En su parte negativa, destacaría sobretodo que el efecto sorpresa de la anterior aquí prácticamente es inexistente y además de tener un clímax final más pobre que en el cómic, que era mucho más espectacular (transcurría un batalla campal en medio de Times Square) y aquí se ha quedado un poco deslucido, suponemos que debido por falta de presupuesto.

Kick ass 2 con un par

Esta secuela de Kick-ass va para todos aquellos que disfrutaron de la primera entrega.

Curiosidades

El guionista de cómics Mark Millar, además de ser  el productor ejecutivo de la película, ha escrito paralelamente la segunda entrega del cómic Kick-Ass, adaptándola al guion cinematográfico.

La película está rodada en Londres y la ciudad de Toronto, en Canadá. Tuvo un presupuesto de 28 millones de dólares, recaudó casi 61 en todo el mundo.

Evan Peters interpretaba a Todd (uno de los amigos de Dave/Kick-Ass) en la primera entrega, ha sido sustituido en esta entrega por Augustus Prew.

Déjame salir

Déjame salir ha sido unos de los filmes sorpresas de la temporada en la taquilla en USA. Un thriller psicológico que supone el debut en la dirección de Jordan Peele (además de firmar el libreto), conocido por su faceta cómica y por formar parte del dúo Key&Peele (los vimos en Keanu). Produce Blumhouse Productions, productora que ha apostado por el terror de bajo presupuesto como las sagas de Insidious La purga o las recientes La visita o Múltiple de M. Night Shyamalan.

La película tiene un argumento sencillo, Chris es un joven afroamericano que va a pasar el fin de semana en casa de sus futuros suegros, que son blancos. La padres de su novia, son médicos (él neurocirujano y ella psicóloga), los cuales intentan demostrar de forma sospechosa que tienen una mentalidad abierta, pero aun así nuestro protagonista ve que algo no cuadra en el comportamiento de ellos, ni en los trabajadores de la casa (también afroamericanos). Todo va bien hasta que accede a ser hipnotizado por su suegra para dejar de fumar, a partir de ese momento, empiezan a suceder cosas muy raras.

Déjame salir

Para el que haya visto su trailer, se llevará una decepción. La cinta no contiene grandes sustos, salvo los vistos en el mencionado trailer. Peele juega siempre con el misterio hasta su tercer acto, donde desvela sus cartas con un pequeño giro que la hace algo más interesante pero acaba terminando con peleas, algo de sangre y golpes de efecto tan habituales dentro del terror.

El tono del filme es bastante serio, aunque según pasa los minutos, nos sorprenderemos de ciertas salidas de tono, sobretodo en la escena de la fiesta (por el tema racial), donde al igual que el protagonista terminaremos descolocados. Además intenta tener pequeñas dosis de humor, pero queda muy forzado. Sobretodo en el personaje del amigo de Chris, que parece que se encuentre en una comedia descerebrada del estilo de Resacon en Las Vegas y no pega ni con cola en esta historia.

Déjame salir

La producción es bastante modesta, no destacaría nada. Es más, da la sensación por su fotografía que parece más un telefilme que de una película propiamente de cine. Si acaso habría que destacar lo original en las escenas donde nuestro protagonista se encuentra hipnotizado.

En el reparto, Daniel Kaluuya visto en cintas como Sicario o Kick ass 2, tiene su primer papel protagonista, lo hace de forma más o menos convincente como ese personaje que no entiende lo que sucede a su alrededor. Alison Williams vista en la serie Girls, es su dulce novia que a medida que la vamos conociendo esconde algún secreto. Los veteranos y televisivos Catherine Keener y Bradley Whitford son los misteriosos y siniestros suegros.

Déjame salir

Déjame salir no descubre nada nuevo, aunque aporta una nueva vuelta de tuerca al género.

Curiosidades

Su presupuesto fue de 4,5 millones de dólares, ha recaudado en todo el mundo más de 250.

Objetivo: Hasselhoff

¿Quién pensó que un producto como Objetivo: Hasselhoff era una buena idea? ¿Sus protagonistas? ¿Su productora, la propia WWE? En los últimos años David Hasselhoff ha conseguido una popularidad en la red casi a la misma altura que llegó a conseguir el mismísimo Chuck Norris (o en el ámbito nacional, Bertín Osborne). Consciente que se ha convertido en un chiste andante, no le ha importado para nada participar en varios filmes haciendo cameos siempre interpretándose así mismo en plan caricaturesco como en la reciente Guardianes de la galaxia Vol. 2 o la adaptación de Los vigilantes de la playa. Ahora le toca el turno de ser la auténtica estrella en un filme, Objetivo: Hasselhoff.

Con una premisa sencilla e interesante para una buena comedia negra tipo Dolor y dinero. Chris, un tipo que debe una gran cantidad de dinero a un mafioso, desesperado, su única salida es ganar una apuesta y para ello debe asesinar a The Hoff. Pero después de su inicio en el que aparecen nuestros protagonistas en medio de un buen lío, nos percatamos que no pasa de eso, quedándose en una buena idea mal desarrollada.

Objetivo Hasselhoff

El nivel de producción es realmente cutre, no se si intencionado o no, una serie B (casi Z) salchichera. La dirección de Darren Grant deja mucho que desear, no aporta nada a pesar de haber realizado Diario de una chiflada, una de las entregas de Madea, una especie de versión afroamericana de la Blasa de José Mota, interpretada por el aburrido Tyler Perry.

Lo único salvable del filme son todos los momentos referenciales a Hasselhoff. De nuevo vuelve a conducir a K.I.T.T., se pone el uniforme de Los vigilantes de la playa, habla algo en alemán (debido al gran número de fans que tiene en el país teutón), le recuerdan que fue el primer Nick Fury del universo Marvel y como guinda, canta una canción.

Objetivo Hasselhoff

El resto solo son unos personajes de relleno, los amigos de Chris no tienen ninguna gracia. Uno de ellos es encerrado en un manicomio al tener un gran ataque de celos mientras que el otro es un productor de realities, más preocupado en las fiestas que en los niveles de audiencia. A Ken Jeong (Resacon en Las Vegas, Community) le cuesta hacer gracia, funciona perfectamente como secundario pero para nada de protagonista. Entre los muchos personajes de deambulan por la cinta destacar a ese asesino a sueldo homosexual, que es un fan del protagonista de El coche fantástico.

En un rol secundario tenemos por allí a Jon Lovitz como el agente de Hoff y varios cameos, como la ex-Spice girl Melanie Brown, una vigilante como Gena Lee Olin o el más divertido de todos, Michael Winslow. El protagonista de Loca academia de policía aparece brevemente, donde vuelve a demostrar sus habilidades imitando voces y sonidos.

Objetivo Hasselhoff

Objetivo: Hasselhoff es una pérdida de tiempo absoluta. 90 minutos que no merece la pena ni verla en estado de embriaguez.

Curiosidades

El filme era conocido como Celebrity Death Pool.

En el filme aparecía Hulk Hogan, pero motivos legales todas sus escenas fueran eliminadas del montaje.

Una de las productoras del filme es WWE, la marca de los espectáculos de pressing catch. No es la primera cinta que produce entre otras tiene La venganza del hombre muerto con Colin Farrell.

Justin Bieber realiza un cameo en el filme además ponerle la voz a K.I.T.T.

Asalto al poder

Tras Anonymous, aquel filme de época que cuestionaba la autoría de las obras de William Shakespeare, Roland Emmerich regresó a su pasión de destrozar la Casa Blanca. Con una peli de acción como Asalto al poder, dejando de lado las invasiones de aliens o la destrucción del mundo para otro día.

La película es una mezcla entre Jungla de cristal, con un poco de Air Force One y algo de Arma Letal, ya por momentos estamos cerca de una buddy movie. Además se dio la coincidencia que recientemente se estrenó Objetivo: La Casa Blanca con Gerard Butler y Morgan Freeman con una temática muy similar, con un presupuesto de serie B y que se llevó el gato al agua en la taquilla mientras que la cinta Emmerich fracasó.

Asalto-al-poder

De los personajes, hay todo un surtido. Empezando por nuestro sufrido héroe, que hará todo lo posible para rescatar a su insoportable hija, una friki de la Casa Blanca. El presidente es un tipo molón, pacifista y usa unas Air Jordan para salvar la vida. Para terminar entre los destacados, hay un guía turístico, que va de listillo pero no cae ni simpático.

El guión transcurre por muchas situaciones parecidas a otras cintas similares del género (sobretodo la citada Jungla de Cristal). Nuestro héroe se esconderá de los villanos en el hueco del ascensor, será confundido por los buenos pensando que es otro villano y tiroteado en la azotea del edificio e incluso vestirá una camiseta de tirantas ¿Les suena?

Asalto-al-poder

De los actores, Tatum, está muy bien arropado por el extenso elenco de secundarios que a veces da la sensación que ni siquiera es el protagonista de la cinta. Se le ve falto de carisma y eso que en otros géneros como en la comedia se desenvuelve mejor. Foxx está contenido porque se ve a la legua que con poco que haga se come con papas al primero. James Woods interpreta a un más que correcto villano aunque su personaje queda algo desdibujado.

En la dirección, Emmerich presenta los personajes con un tono sobrio, pero en el momento que Tatum pisa la Casablanca comienza el desmadre. Por otro lado su factura técnica, se nota su elevado presupuesto aunque las secuencias de los helicópteros del inicio o las del Air Force One están horriblemente filmadas.

Asalto-al-poder

Dentro de sus escenas de acción sin duda la más divertida y absurda es aquella en la que nuestros protagonistas intentan escapar usando la limusina presidencial, el presidente usa un bazoka guardado detrás del asiento, mientras en el exterior, la prensa y ciudadanos que se han quedado viendo todo el suceso empiezan a aplaudir ¿Alguien preguntó por el sentido común?

Al final, el aficionado a la acción se llega a preguntar ¿Cómo un tipo como Channing Tatum le cuesta tanto triunfar en el cine de acción mientras que en otros géneros hace taquilla sin ningún tipo de problema?

Asalto-al-poder

Asalto al poder es una montaña rusa llena de acción y fantasmadas, dejar el cerebro en off antes de verla y la disfrutareis.

Curiosidades

James Vanderbilt (Zodiac) ganó 3 millones de dólares por su guión.

Se rodó en agosto de 2012 en Montreal, Quebec, Canada y después se trasladó a Washington en EE.UU.

El presupuesto del filme fue de 150 millones de dólares, recaudó unos 205 en todo el mundo.

La conspiración de noviembre

La conspiración de noviembre fue una propuesta de Roger Donaldson que nos devolvió a un maduro Pierce Brosnan dentro de una trama más de mil veces vista, agente retirado que tiene que volver a la acción. La novedad, es el cara a cara que tiene el protagonista con su antiguo pupilo que interpreta Luke Bracey (un clon joven de Sean Bean), que busca la revancha tras llevarle la contraria en su última misión.

La conspiracion de noviembre

El prólogo del filme arranca como un thriller serio, sobrio, casi rozando un poco los filmes de Jack Ryan o incluso los de Bourne pero poco a poco el filme va mostrando las cartas y se sumerge más en las propias cintas que en su día llego a realizar Brosnan como 007 aunque eso si, sin llegar al nivel de espectacularidad de éstas. Vale que hay explosiones, tiroteos y alguna que otra pelea cuerpo a cuerpo pero por desgracia no tienen el ritmo frenético de las anteriores.

La conspiracion de noviembre

Y es aquí donde nos encontramos con el mayor fallo del filme, su ritmo. A lo largo de sus 100 minutos, que parece que sean muchos más, hasta el punto que llega por momentos a aburrir, esto se debe en parte a la labor bastante torpe de su director, Donaldson y por otro lado a un guión que aunque tiene alguna que otra sorpresa. Se centra en cosas demasiado triviales como el ligoteo que hay entre el villano con su vecinita de enfrente o la incorporación del personaje de una asesina rusa narizuda bastante insulsa que se la podrían haber ahorrado.

La conspiracion de noviembre

Del reparto, destacar a Brosnan, seco, duro, se le ve con ganas aunque sin llegar a usar el humor como en la muy recomendable El matador (de lo mejor de su carrera). Bracey por el contrario solo pone cara de malote y poco más, una lástima que no hubieran contado con otro actor con más carisma. Kurylenko sigue haciéndose un hueco dentro del cine, su papel a ratos recuerda al de Quantum of Solace o Hitman, a destacar su momento Nikita, una escena cargada de bastante tensión que no está bien resuelta. Y del resto pues tenemos la aparición casi esporádica de Will Patton en un rol insustancial que no merece la pena ni mentar.

La conspiracion de noviembre

La conspiración de noviembre se queda en un quiero y no puedo. ¿Dónde esta el Roger Donaldson de filmes como The Bank Job o No hay salida?

Curiosidades

Pierce Brosnan fue James Bond durante los años 90 hasta el 2002, protagonizando 4 títulos. Su compañera de reparto, Olga Kurylenko fue fue chica Bond en Quantum of Solace, el segundo título que protagonizó el actual 007, Daniel Craig.

El filme esta basado en el libro There are no Spies de Bill Granger publicado en 1987. Fue en el 2005 cuando Brosnan y su socio Beau St. Clair, a través de su productora Irish DreamTime, compraron los derechos para llevarla a la pantalla.

En un principio el filme iba a contar con la participación de Dominic Cooper (Need For Speed) pero no pudo por problemas de agenda.

El actor Will Patton (Armageddon, 60 segundos) vuelve a trabajar con Roger Donaldson tras No hay salida.

El filme se estrenó a finales de Agosto del 2014 en Usa. Llegó a recaudar unos 33 millones dólares en todo el mundo y contó con un presupuesto de unos 15 millones de dólares. Durante la promoción del filme, se estaba pensando en realizar una secuela.