Get shorty

Get shorty creada por Davey Holmes (Shameless) y estrenada el pasado Agosto en el canal Epix. Se trata de una versión muy libre de la novela de Elmore Leonard del mismo nombre. Allá por los 90, el libro fue adaptado al cine con Cómo conquistar Hollywood por Barry Sonnenfeld. Protagonizada por John Travolta, Gene Hackman, Renee Russo, Danny DeVito y James Gandolfini. No es la primera vez que el autor de Jackie Brown, es llevado a la pequeña pantalla, recordar la reciente Justfied con Timothy Olyphant y Walton Goggins.

La trama nos presenta a Miles, un tipo duro y bastante cinéfilo que trabaja de matón en Nevada para Amara, una semianalfabeta mafiosa latinoamericana con muy malas pulgas. En uno de sus últimos trabajos tiene que cobrar una deuda a un guionista de Hollywood. Las cosas se complican, el guionista muere accidentalmente por su colega de trabajo, Louis, un mormón que sigue casi a “rajatabla” su fe. Lo que parece ser todo un problema, Miles tiene una brillante idea, no solo para salir del embrollo sino para dejar el mundo de la delincuencia y trabajar en algo que le gusta, el cine.

Get shorty

Para ello usará el guión del muerto para intentar producirlo, usando el dinero de su jefa para blanquearlo en la producción del mismo y de paso darle una segunda oportunidad a Rick Moreweather, un productor de cine de serie B. En un principio todo parecerá muy fácil pero nuestro protagonista y su socio, no pararán de encontrarse un problema tras otro. Desde rodar un filme de época en pleno desierto, aguantar la exigencias de una estrella emergente o las trabas de los ejecutivos del estudio, más interesados en los números de la taquilla que en la calidad del filme. Pero Miles solucionará todo esto, usando su astucia y los métodos de su antiguo trabajo.

Para aquellos que en su día vieran la cinta protagonizada por Travolta, la historia no es nada nueva. Es más, para poder disfrutarla completamente, sería obligatorio olvidarse de su Chili Palmer y demás personajes de aquel filme y de su irregular secuela. Aquí nos encontramos con una trama relativamente similar, ya que su desarrollo es distinto aunque intenta jugar con este tono de comedia negra sobre el mundo del séptimo arte y lo hace en ocasiones con resultados irregulares.

Get shorty

En ocasiones tenemos situaciones extremas o uso de flashbacks que incluso nos llega a recordar a Breaking Bad en momentos muy puntuales. Pero sin duda, la historia contiene muchas tramas y personajes secundarios que no interesan o no están bien tratados. Como ejemplo el sobrino de Amara, un aprendiz de matón que debería de ser más gracioso de lo que es y se convierte en un lastre para la historia.

Afortunadamente el reparto está encabezado por dos pesos pesados de la comedia televisiva como son Chris O’Dowd y Ray Romano. El primero rápidamente nos hace olvidar su famoso Roy de Los informáticos, se mete en la piel de Miles un tipo duro que quiere reconciliarse con su mujer y su hija. Mientras que el protagonista de Todo el mundo quiere a Raymond, interpreta a un productor de cine pasado de vueltas que tiene ciertos reparos a la hora de realizar un proyecto que se sale de lo que habitualmente suele producir, además habría que añadir que en ocasiones Romano parece querer imitar a Al Pacino, lo cual le queda genial a su personaje.

Get shorty

El resto del reparto habría que destacar a Sean Bridgers (La habitación), como Louis o Lidia Porto como la temible Amara. Pero además nos encontramos caras conocidas como Peter Stormare interpretando a un reputado director, Topher Grace como una estrella de cine pasada de vueltas, Dean Norris  o veteranos como Alan Arkin o el director Peter Bogdanovich.

Visto estos 10 primeros episodios, el seriófilo llega a la conclusión que la serie tiene potencial, que puede dar mucho de sí. Sobre todo aprovechando bien la química que hay entre los protagonista. Estamos de enhorabuena porque ha sido renovada para una segunda y prometedora temporada.

Get shorty

Get Shorty no es una serie perfecta pero sin duda es un sopló de aire fresco en una parrilla televisiva saturada de series clónicas.

Curiosidades

El coche que utiliza Miles es el mismo modelo que usó Ryan Gosling en La La Land, ciudad de las estrellas.

La serie ha sido renovada para una segunda temporada que se estrenará durante el verano de 2018.

La actriz Sonya Walger (Lost, Flashfoward) aparece interpretándose así misma.

El peinado de Ray Romano está inspirado en el del productor Brian Grazer (Apolo 13, Una mente maravillosa).

The babysitter

El director McG, llevaba una temporada desaparecido tras probar suerte con Tres días para matar, aquel producto de acción para el lucimiento de Kevin Costner bajo la producción de Luc Besson. El director de las dos descerebradas entregas de Los Ángeles de Charlie, cambia de género con The babysitter, una comedia de terror con aires ochenteros que recuerda a títulos como Noche de miedo, Solo en casa o No matarás al vecino.

En ella Cole, es un joven prepúber, que ve como todo cambia a su alrededor, es un marginado en el colegio, acosado por los matones de turno, el vive en su mundo de fantasías y su afición por la ciencia ficción. Cada vez entiende menos el compartimiento casi asocial que tienen sus padres con él (de hecho piensa que se van a divorciar), la única persona que le comprende y tiene gustos similares es su niñera, Bee, una encantadora chica que para Cole es como su mejor colega.

The-Babysitter

Pero llega un momento en el que Cole se pregunta “¿Qué hace mi niñera cuando me voy a la cama?” Y la sorpresa es de lo más aterradora. Bee es la líder de un grupo que pacta con el diablo y para ello necesita su sangre, tras esa sorpresa nuestro protagonista tendrá que usar todo su ingenio para poder salir vivo de esa noche.

El filme nos habla sobre la madurez y el crecimiento del protagonista, Cole es un crío que está en las puertas de las adolescencias, el acné, los primeros amores y empezar a fijarse en cosas que antes que uno no se solía fijar. Cole se aferra a su deseo de continuar ser un niño, todavía juega con sus juguetes y lo más llamativo que a sus años todavía sigue teniendo una niñera. Pero en el momento que descubre todo el siniestro plan de la que era su mejor amiga, tiene que abandonar su infancia para convertirse en una especie de pequeño John McClane.

The-Babysitter

Problemas, el tono entre comedia y terror no está bien llevado. McG nos deja una sensación agridulce, la película está bien planteada pero mal ejecutada. A partir del momento que descubrimos todo el plan de la niñera la cinta se va cuesta abajo, es más, nos plantea cierto momento sobrenatural que nunca va más allá y que podría haber dado más.

La producción es pequeña, tampoco le hace falta mayor presupuesto para la historia. Habría que destacar su nivel de sangre (y a borbotones) que tiene durante todas las muertes que hay a lo largo de su metraje. La ambientación te retrotrae a filmes conocidos dentro del género, tanto en su fotografía o el uso de las canciones y su música.

The-Babysitter

En cuanto a los actores, el joven Judah Lewis hace un papel muy convincente de Cole. Tiene muy buena química con Samara Weaving (Monster Trucks), la niñera, sobretodo en el arranque del filme. La actriz australiana, encarna su papel de manera bastante creíble y carismática. Además habría que destacar a la popular Bella Thorne, riéndose del rol de la típica animadora de instituto. Y en un rol muy secundario, aparece el siempre divertido Ken Marino, como el padre de Cole.

The-Babysitter

Cuidado espectadores, ha llegado la niñera.

Curiosidades

El libreto ha sido escrito por Brian Duffield, fue elegido como uno de los mejores y que no se había filmado.

La película finalizó en 2015, han pasado dos años hasta su estreno a través de Netflix.

Vamos de polis

Vamos de polis fue una comedia descerebrada estrenada hace un par de años, que fue un éxito sorpresa allá por donde se ha estrenado. Protagonizada por los televisivos Jake Johnson y Damon Wayans Jr. y dirigida por Luke Greenfield, especializado en comedias como La Vecina de al lado o Estoy hecho un animal.

¿Cuántas buddy movies se han hecho en la historia del cine? Ni idea pero deben de ser muchas ¿Y cuántas de ellas tenían bastante humor? Pues la gran mayoría y es que el cine de colegas, ese en el que dos tipos casi siempre de opuestos caracteres que al principio se llevan a matar pero luego son amigos hasta la muerte, ha sido un género bastante clásico que ha funcionado siempre bien. Tenemos casos famosos como Límite 48 horas y su secuela, la saga Arma Letal y recientemente tenemos el caso de Dos buenos tipos.

Vamos de polis

Vamos de polis, no sigue ese esquema a pies juntillas pero casi. Aquí tenemos a dos amigos de toda la vida que ni son polis, ni detectives, uno es diseñador de videojuegos (Wayans Jr.) que trabaja en un empresa dirigida por un memo mientras que el otro fue una joven promesa del fútbol americano (Johnson) y ahora sobrevive como puede como actor para anuncios de enfermedades venéreas. Hasta que un día, son invitados a una fiesta que ellos piensan que son de disfraces y no se les ocurre otra cosa que ir disfrazados de policías.

Tras descubrir que en realidad, es una elegante fiesta de máscaras, nuestros protagonistas empezarán a ser confundidos por patrulleros de verdad de la ciudad de Los Angeles. Lo que dará pie a infinitud de bromas y gamberradas, como dedicarse a jugar con la circulación de los transeúntes, apropiarse de drogas ajenas o colarse en todos los garitos de moda hasta ser confundidos por strippers en una despedida de soltera.

Vamos de polis

Claro, todo uniforme conlleva una responsabilidad y a nuestros protas se les sube todo ese poder a la cabeza, hasta el punto que se creen que son polis de verdad y se dedican a limpiar la ciudad de maleantes. Para ello no se les ocurrirá mejor idea que pillarse un viejo coche patrulla por Ebay y entonces les pasará de todo hasta que empiezan a investigar a un mafioso del barrio.

La cinta se trata de una serie de sketches, en los que la trama es lo de menos hasta que se meten de lleno en el tema del villano de la función, en ese momento los guionistas parece que se quedaron sin ideas para hacernos reír y la película se convierte en un policíaco de siempre que terminará, con sus escenas de acción, pero que nadie se espere un gran despliegue de medios.

Vamos de polis

Durante su metraje, hay pequeños homenajes como la citada Arma Letal (mencionando la famosa frase de Danny Glover) o al cine de Michael Bay cuando al final nuestros protas se arman hasta los dientes al más puro estilo Bad Boys a cámara lenta. La producción es bastante discreta, pero que nadie se espere una dirección magistral por parte del director, ni un guión cargado de humor inteligente ni tampoco unas actuaciones dignas de ser recordadas. Vamos no es la reinvención del género ni mucho menos pero entretiene por lo menos en sus primeros cuarenta minutos. Después el filme peca de tener una duración excesiva, unos diez minutos menos le hubiera dado más ritmo.

De su reparto, destacar la química entre Wayans Jr. y Johnson, aparece por allí la atractiva Nina Dobrev (Crónicas vampíricas) como el interés amoroso del primero y Andy García de nuevo haciendo del villano de turno, aparece con unas unas pintas de decir “Necesito currar como sea aunque sea por un bocadillo”.

Vamos de polis

Finalizando, si tienes ganas de reírte un rato, Vamos de polis no es mala opción aunque seguro que hay otras mejores.

Curiosidades 

Johnson y Wayans Jr. se conocieron en el rodaje de New Girl, la serie protagonizada por Zoey Deschannel.

Vamos de polis tuvo un presupuesto de 17 millones de dólares, llegando a recaudar en todo el mundo más de 130.

 

 

 

 

Kick-Ass 2: Con un par

La historia sigue donde más o menos termina la anterior, Kick-Ass/Dave ahora es entrenado por Hit Girl/Mindy, mientras ella tiene que colgar su antifaz, él se unirá a un grupo de superhéroes (Justicia para siempre). Mientras su antiguo compañero de aventuras Bruma Roja, sediento de venganza por la muerte de su padre, se convierte en un  villano llamado el Hijoputa. Para ello contará con su propio ejército de villanos donde destaca Madre Rusia. Como novedad aquí tenemos a nuevos héroes, como el Doctor Gravedad (Donald Faison de la serie Scrubs), el Coronel Barras y estrellas (Jim Carrey) o Zorra Nocturna que formarán parte del equipo al que se une Kick-Ass.

El sentido del humor del filme sigue siendo igual de gamberro, citar por ejemplo escenas como el ataque hormonal que tiene Hit Girl cuando ve un videoclip de un grupito a lo One Direction, su venganza particular de las chicas malas del instituto, la primera vez que Kick-Ass vuelve a ponerse el traje o los particulares entrenamientos que tienen tanto Kick-Ass y Bruma roja antes de volver a las andadas. Atentos sobretodo de donde saca la ropa este último para crearse el personaje del Hijoputa.

Kick ass 2 con un par

La peli tiene muchos guiños al filme original, como la escena del chaleco antibalas que es casi idéntica pero con Kick-Ass probando el chaleco. Las fotos tanto de los personajes de Cage o de Mark Strong (el villano de la primera entrega) que aparecen o el traje de Big Daddy que se encuentra en la particular “Bat Cueva” de nuestros héroes.

Como adaptación del cómic, es bastante fiel, han tenido que realizar una serie de cambios relativamente mínimos, como ejemplo el personaje de Katie (Lindsy Fonseca), novia de Dave, aquí solo tiene un cameo o que han tenido que adaptar algo el personaje de Hit Girl de ser una niña a ya una adolescente y sobre todo suavizar cierta bestialidad que tenía el cómic. Aun así el filme no escatima en hemoglobina.

Kick ass 2 con un par

En el tema de los actores, Chloe Moretz vuelve a ser la estrella de la película, si ya en la anterior era una niña deslenguada capaz de matar a un hombre usando un solo dedo, aquí nos encontramos ya a una adolescente que sigue siendo igual de letal aunque empiezan ya las hormonas hacerle efecto. Aaron Taylor-Johnson repite su papel de sosainas (aunque estaba cerca de los 30) tanto como Dave como su alter ego aunque en esta ocasión salga luciendo musculitos. Christopher Mintz-Plasse está más histriónico que en el filme original, aquí es un auténtico torbellino auto paródico de intentar ser un villano de cómic pasado de vueltas. Jim Carrey aparece brevemente (E incluso da algún que otro tortazo) a igual que John Leguizamo, ambos actores cumplen con sus roles, el primero como de mafioso reciclado a superhéroe con perro y el segundo como no, haciendo de mafioso/tutor de Bruma roja.

En cuanto a la dirección de Jeff Wadlow, el cual sustituye a Matthew Vaughn (aquí en tareas de producción) y la verdad que intenta seguir su estilo pero el director de Cry Wolf (aquella cinta de terror con Jon Bon Jovi) no está tan a la altura de su predecesor. Le falta algo más de brío a la hora de llevar las escenas de acción (por ejemplo la persecución de la furgoneta) pero en general hace un trabajo digno.

Kick ass 2 con un par

En su parte negativa, destacaría sobretodo que el efecto sorpresa de la anterior aquí prácticamente es inexistente y además de tener un clímax final más pobre que en el cómic, que era mucho más espectacular (transcurría un batalla campal en medio de Times Square) y aquí se ha quedado un poco deslucido, suponemos que debido por falta de presupuesto.

Kick ass 2 con un par

Esta secuela de Kick-ass va para todos aquellos que disfrutaron de la primera entrega.

Curiosidades

El guionista de cómics Mark Millar, además de ser  el productor ejecutivo de la película, ha escrito paralelamente la segunda entrega del cómic Kick-Ass, adaptándola al guion cinematográfico.

La película está rodada en Londres y la ciudad de Toronto, en Canadá. Tuvo un presupuesto de 28 millones de dólares, recaudó casi 61 en todo el mundo.

Evan Peters interpretaba a Todd (uno de los amigos de Dave/Kick-Ass) en la primera entrega, ha sido sustituido en esta entrega por Augustus Prew.

Algo muy gordo

No es la primera vez que el televisivo Berto Romero hace sus pinitos en el cine, ya se dejo ver en cintas como la secuela de Ocho apellidos vascos o Anacleto, agente secreto, donde se desenvolvía bastante bien con unos roles muy cómicos. Ahora protagoniza Algo muy gordo, donde protagoniza y además escribe el guión.

Algo muy gordo

La nueva película del cómico, intenta ser muy distinta y transgresora (o como lo han autodenominado el post-humor) a lo que solemos ver en pantalla habitualmente. Esta cinta se trata de un falso documental o mockumentary de una supuesta nueva producción protagonizada y escrita por él mismo.

Dicha cinta en cuestión es supuestamente, la mayor superproducción del género cómico. Además alardeando de tener la mayor cantidad de efectos especiales que jamás haya tenido una película (es más, en varias ocasiones la comparan con la nueva entrega de Blade Runner).Pero a la hora de la verdad, la ironía con la que juega es en que no aparece ningún plano creado por CGI, son todo cromas verdes en el que los protagonistas van ataviados con los trajes de captura de movimientos (salvo su prólogo). En la supuesta cinta, va sobre un hombre adulto que debe volver al colegio, porque no ha acabado la EGB y poco a poco se irá transformando en un niño gordo y solitario.

Algo muy gordo

A medida que van sucediendo los minutos, iremos conociendo a sus personajes, tanto en al vida real como en la pantalla. Siempre todo ellos hablando a la cámara a modo de entrevista o durante la filmación del filme. El absoluto protagonista es Berto, que lo vemos dentro y fuera de su personaje. Incluso aparecen al final de la cinta sus hijos y su pareja real.

Carolina Bang, que en la supuesta cinta interpreta a la mujer de Berto y a una niña del colegio que trae de cabeza al prota. También aparecen, Carlos Areces como el director del colegio y Javier Botet que interpreta al policía encargado de llevar de nuevo a nuestro protagonista al colegio. Todo ello unido a los hechos que van acaeciendo en un rodaje, tales como la perdida del director o un guion inexistente, que al final hacen que la película se vaya al traste.

Algo muy gordo

La dirección de Carlo Padial (Mi loco Erasmus y Taller Capuchoc), aprovecha su experiencia de sus trabajos de sus shows en directo y vídeos virales con su trabajo para Los Pioneros del Siglo XXI. Aunque su idea del proyecto sea hacer lo que le dé la gana, sin tener miedo a la libertad, acaba cayendo en algo desorganizado y anárquico.

Al final, la película solo apta para la gente que se dedica al mundo del cine, que la disfrutarán sobre todo por esas bromas que suceden dentro de un rodaje y le encontrara la gracia. Al resto del publico, les parecerá en un primer momento algo interesante, pero a medida que avanza se convertirá en algo soporífero y falto de gracia.

Algo muy gordo

Aunque se agradece el intento de sacar al espectador unas risas de manera original, finalmente se queda en un experimento fallido.

Curiosidades

La idea de la película, le surgió a Carlo Padial durante la filmación del making of de Un monstruo viene a verme.

La película se ha presentado en el Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF) de 2017.

Algo muy gordo

Objetivo: Hasselhoff

¿Quién pensó que un producto como Objetivo: Hasselhoff era una buena idea? ¿Sus protagonistas? ¿Su productora, la propia WWE? En los últimos años David Hasselhoff ha conseguido una popularidad en la red casi a la misma altura que llegó a conseguir el mismísimo Chuck Norris (o en el ámbito nacional, Bertín Osborne). Consciente que se ha convertido en un chiste andante, no le ha importado para nada participar en varios filmes haciendo cameos siempre interpretándose así mismo en plan caricaturesco como en la reciente Guardianes de la galaxia Vol. 2 o la adaptación de Los vigilantes de la playa. Ahora le toca el turno de ser la auténtica estrella en un filme, Objetivo: Hasselhoff.

Con una premisa sencilla e interesante para una buena comedia negra tipo Dolor y dinero. Chris, un tipo que debe una gran cantidad de dinero a un mafioso, desesperado, su única salida es ganar una apuesta y para ello debe asesinar a The Hoff. Pero después de su inicio en el que aparecen nuestros protagonistas en medio de un buen lío, nos percatamos que no pasa de eso, quedándose en una buena idea mal desarrollada.

Objetivo Hasselhoff

El nivel de producción es realmente cutre, no se si intencionado o no, una serie B (casi Z) salchichera. La dirección de Darren Grant deja mucho que desear, no aporta nada a pesar de haber realizado Diario de una chiflada, una de las entregas de Madea, una especie de versión afroamericana de la Blasa de José Mota, interpretada por el aburrido Tyler Perry.

Lo único salvable del filme son todos los momentos referenciales a Hasselhoff. De nuevo vuelve a conducir a K.I.T.T., se pone el uniforme de Los vigilantes de la playa, habla algo en alemán (debido al gran número de fans que tiene en el país teutón), le recuerdan que fue el primer Nick Fury del universo Marvel y como guinda, canta una canción.

Objetivo Hasselhoff

El resto solo son unos personajes de relleno, los amigos de Chris no tienen ninguna gracia. Uno de ellos es encerrado en un manicomio al tener un gran ataque de celos mientras que el otro es un productor de realities, más preocupado en las fiestas que en los niveles de audiencia. A Ken Jeong (Resacon en Las Vegas, Community) le cuesta hacer gracia, funciona perfectamente como secundario pero para nada de protagonista. Entre los muchos personajes de deambulan por la cinta destacar a ese asesino a sueldo homosexual, que es un fan del protagonista de El coche fantástico.

En un rol secundario tenemos por allí a Jon Lovitz como el agente de Hoff y varios cameos, como la ex-Spice girl Melanie Brown, una vigilante como Gena Lee Olin o el más divertido de todos, Michael Winslow. El protagonista de Loca academia de policía aparece brevemente, donde vuelve a demostrar sus habilidades imitando voces y sonidos.

Objetivo Hasselhoff

Objetivo: Hasselhoff es una pérdida de tiempo absoluta. 90 minutos que no merece la pena ni verla en estado de embriaguez.

Curiosidades

El filme era conocido como Celebrity Death Pool.

En el filme aparecía Hulk Hogan, pero motivos legales todas sus escenas fueran eliminadas del montaje.

Una de las productoras del filme es WWE, la marca de los espectáculos de pressing catch. No es la primera cinta que produce entre otras tiene La venganza del hombre muerto con Colin Farrell.

Justin Bieber realiza un cameo en el filme además ponerle la voz a K.I.T.T.

La suerte de los Logan

Tras su paso por la televisión con el telefilme Behind the Candelabra y la serie The Knick, Steven Sodenbergh regresa al cine con La suerte de los Logan tras Efectos secundarios en 2013. Una historia de robos repleta de personajes muy peculiares.

Los Logan del título, son una familia de clase media-baja con una historial desastroso, todo el mundo dicen que tienen mala suerte y razón no les falta. Jimmy iba para futura estrella del fútbol americano pero se lesionó la rodilla, Clyde, su hermano perdió una mano en Irak cuando iba de regreso a casa, mientras que Mellie es la única no afectada por esa maldición. El primero acaba de ser despedido de su trabajo y humillado por un fantoche patrocinador de bebidas energética. Su arriesgado plan robar el circuito de carreras donde trabajó, el día de la carrera más importante del año. Para ello no solo contará con la ayuda de sus hermanos, además contará con Joe Bang, un especialista en abrir cajas fuertes y sus atolondrados hermanos. El primer problema que se encuentran los Logan, Joe se encuentra encarcelado.

La-suerte-de-los-Logan

Esta es la premisa de la nueva película del director de Sexo, mentiras y cintas de vídeo, que regresa al género de los filmes de atracos tras Ocean’s 11 y sus secuelas. En cierto modo, este nuevo filme es casi un spin off de las cintas protagonizadas por George Clooney pero en versión pobre y paleta, quedándose entre un cruce entre Ocean’s 11 con Arizona Baby. Donde nos encontramos con unos personajes muy marcados pero con las ideas muy claras.

Si habría que destacar momentos de la cinta sería la visita de los Logan a la cárcel para convencer a Joe Bang de dar el golpe. La primera vez que vemos a los Logan juntos en acción fue en el bar que termina en pelea o los hermanos de Joe cuando siguen la receta de éste para hacer explotar un sistema de vigilancia o la sofisticada manera que tienen para hacerse con el dinero a través del sistema de tubos neumáticos.

La-suerte-de-los-Logan

Dentro del reparto hay que destacar a Daniel Craig en un cambio de registro radical a su 007, su Joe Bang es un tipo lleno de tatuajes, con pelo rubio blanquecino, aficionado a comer huevos crudos (un guiño a La leyenda del indomable) y con hipertensión que le gusta hacer volar cosas. Channing Tatum tiene un personaje más contenido de lo habitual, Adam Driver  es Clyde, un tipo mutilado y de pocas luces.

Riley Keough es Mellie, la pequeña de los Logan. Katie Holmes es la ex de Tatum, que como buen ex no para de hacerle la vida imposible a nuestro protagonista. Tenemos por allí al único villano de la cinta que sería Seth MacFarlane como el promotor de una bebida energética que patrocina a uno de los pilotos, interpretado por Sebastian Stan (Capitán América: Civil War) como un piloto que cuida mucho su alimentación tras sufrir un accidente.

La-suerte-de-los-Logan

Problemas de la cinta, una falta de ritmo, Sodenbergh una vez terminado el robo mete minutos para hacernos contar que ha sucedido después y aprovecha para presentar un nuevo personaje, el agente del FBI interpretado por Hilary Swank (rescatada del olvido para esta ocasión). Son unos minutos que le sirven para explicar que ha sucedido de verdad, algo que ya vimos en la mencionada saga de Clooney y cia. que si bien aclara una serie de detalles es mero relleno. Sin mencionar que aunque la cinta tenga su humor no funciona todo lo bien que debería o que la cinta no muestra nada nuevo dentro del género.

La-suerte-de-los-Logan

La suerte de los Logan es un entretenimiento, sencillo y que cumple con su objetivo, lástima que no hayan querido arriesgar algo más.

Curiosidades

Channing Tatum y Steven Soderbergh trabajan juntos por cuarta vez tras Indomable (2011), Magic Mike (2012) y Efectos secundarios (2013).

Tuvo un presupuesto de 29 millones de dólares, a día de hoy, lleva recaudado cerca de 43.

Toc Toc

El teatro en muchas ocasiones ha sido adaptado al cine, basta recordar filmes como La gata sobre el tejado de zinc, 12 hombres sin piedad o Cyrano de Bergerac como buenos ejemplos. Más reciente tenemos ejemplos como la comedia francesa La cena de los idiotas que partió de un escenario en dar el salto a la gran pantalla, este es el mismo caso de Toc Toc, una obra teatral del dramaturgo francés Laurent Baffie, estrenada en más de 20 países.

Su argumento es sencillo, seis personas que padecen diferentes trastornos obsesivo compulsivo (también conocido como TOC) coinciden a la misma hora en la consulta de psiquiatra muy reputado. Mientras intentan resolver el misterio del fallo de la cita, se van conociendo y descubriendo sus particularidades, que los hacen totalmente inestables e imposibles de tener una vida normal.

Toc Toc

Entre ellos se encuentra Federico, un argentino con síndrome de Tourette, Emilio, un taxista obsesionado con los números y que es una auténtica, Blanca una chica que no puede soportar la suciedad, Ana María una señora muy debota que tiene que estar comprobando las cosas de su casa cada vez que sale, Lili, una monitora de fitness que siempre repite dos veces todo lo que dice y Otto, un joven que le tiene fobia a las líneas (a pesar que es delineante).

A lo largo de los 90 minutos de duración de la película, nuestros personajes atravesaran un buen número de situaciones cómicas como aquella en la que Blanca llega a la sala de espera y se piensa que es acosada por Federico cuando este tiene uno de sus ataques. Ver a Emilio previamente antes de ir a consulta mientras está trabajando en su taxi y aburriendo a sus pasajeros con sus conversaciones de números o aquella en la que Otto intenta superar su miedo a la líneas con la ayuda del resto del grupo.

Toc Toc

El tono de la cinta siempre es de un humor clásico, cargado de cierta mordacidad, sobretodo en la faceta sarcástica que tiene Emilio de trata con Ana María. El trabajo en la realización por parte de Vicente Villanueva es ágil y con recursos para entretener y hacer reír al espectador, siempre enmarcado dentro de la obra de teatro.

De los personajes los más divertidos son Emilio, Federico y Blanca que caen en el humor más físico (ella por ejemplo no para de lavarse las manos mientras que los dos primeros tiene unas divertidas conversaciones con respecto al síndrome que padece el segundo). Sin olvidar el personaje de la asistente del doctor, Tiffany, que cae antipática desde el primer momento por su actitud y su soberbia.

Toc Toc

En cuanto a los actores cumplen muy bien sus roles, donde habría que destacar a Oscar Martínez con su Federico. Paco León sigue en su línea habitual de sus personajes cómicos (tiene algún que otro momento de su Luisma de Aida), Alexandra Jiménez se hace sin problemas con un rol tan particular. Tampoco me olvido de Rossy De Palma, que está genial con su Ana María.

¿Y tiene algún defecto la película? Salvo el mencionado personaje de Tiffany (bien llevado por la actriz Nuria Herrero), la cinta no tiene ningún altibajo. A lo que tendríamos que alabar su ajustada duración, cosa que parece que en otras comedias actuales no tienen mucho en cuenta.

Toc Toc

Toc toc cumple su objetivo, divertir y entretener.

Curiosidades

Alexandra Jiménez interpretaba a un personaje con obsesiones muy particulares en Kiki, el amor se hace de Paco León.

Es la segunda colaboración entre El director Vicente Villanueva y Alexandra Jímenez tras Nacida para ganar.

Toc Toc fue llevada a las carteleras de los teatros de Madrid por Esteve Ferrer. Lleva en cartel ocho temporadas y con más de un millón de espectadores.

Su presupuesto es de 3,5 millones de €.

Verónica Forqué y Arturo Valls realizan un cameo.

 

Gru 3 Mi villano favorito

Dentro del mundo de la animación, los estudios Illumination Entertainment se están haciendo un hueco. Sin duda gran parte de su éxito se lo deben a los personaje de Gru y los Minions. Después de dos entregas y una dedicada a los adorables personajes amarillos llega Gru 3. Mi villano favorito, que ha sido uno de los éxitos del año en taquilla.

En esta nueva aventura, Gru se enfrentará por un lado a un villano hortera como Balthazar Bratt y por otro al encuentro con Dru, su hermano  gemelo desaparecido. Este último aparte de ser una versión pija de Gru, quiere seguir con la tradición familiar de ser un super villano, cosa que para nuestro protagonista será algo tentador. Además Los Minions tendrá su aventura aparte, donde terminarán en la cárcel. Como si fuera una mini película para ellos, mucho más divertida que el spin-off que tuvieron.

Gru 3

Con esta sencilla trama, que se extiende a lo largo de sus 90 minutos se pasan volando y funciona muy bien. Tiene unos personajes realmente divertidos y carismáticos, donde habría que destacar a Balthazar Bratt. El antagonista del filme, está obsesionado con los años 80, época en la que fue un exitoso niño prodigio en una serie televisión. La cinta contiene chistes para todos, desde los peques de la casa a los mayores (ojito al dardo que le lanzan a su rival Pixar, con ese cameo de Nemo). En líneas generales todo está bien compensado sin caer en la ñoñería.

Habría que destacar su divertido arranque donde el villano se hace con un gran diamante mientras que Gru y Lucy le intentar detenerlo con una increíble secuencia de acción en pleno mar. El divertido momento donde Gru y Dru, se hacen pasar por el otro o ese espectacular clímax final que deja la posibilidad para una secuela que se ve a la legua (o por lo menos en los sus títulos de créditos finales).

Gru 3

A lo largo del filme disfrutaremos de muchos temas de los 80, Van Halen, Dire Straits, Michael Jackson u Olivia Newton John entre otros, que hará las delicias del público. La música compuesta por Heitor Pereira es bastante rutinaria, pero lo que se podrían haber ahorrado las canciones de Pharrell Williams al igual que en la anteriores entregas.

Si hay algo negativo de la cinta, sería es subtrama relacionado con las hijas de Gru, que si bien están para contentar a todo los públicos, aporta bien poco al conjunto en general de la película.

Gru 3

Gru 3. Mi villano favorito es sin duda una de las cintas más simpáticas y divertidas de animación de este año.

Curiosidades

El filme contó con un presupuesto de 80 millones de dólares, ha recaudado más de 1.000 en todo el mundo quedándose como una de las 10 películas más taquilleras del 2017.

Florentino Fernández vuelve a ser el encargado de poner voz a Gru, además de Dru. Lucy cuenta con la voz de Patricia Conde. En la versión original, Gru es Steve Carell y Lucy es Kristen Wiig.

Ed Helms, John Cena, Kevin Pollak, Don Novello, Ty Burrell y Steve Zahn fueron considerados para ser el malvado Balthazar Bratt. Finalmente fue Trey Parker quien le pone voz en la versión original. Junto a Matt Stone, Parker fue el creador de la irreverente serie de animación South Park.

Hay un guiño al filme de los hermanos Marx, Sopa de Gansos. Freedonia era el nombre ficticio donde acontecía la cinta y también es el nombre del nombre del pueblecito donde vive Dru.

Además hay un guiño a La pantera rosa, el gran diamante que es robado por Balthazar se le parece en su diseño.

BoJack Horseman

BoJack Horseman está de regreso con una cuarta temporada (renovada ya para una quinta), convirtiéndose en una de las series más longevas y transgresoras de Netflix de la actualidad. La serie de animación nos trae de nuevo a nuestro caballo antropomórfico favorito en nuevas aventuras por esa jungla llamada Hollywood.

La trama principal enlaza directamente con el final de la anterior. BoJack desaparece más de un año de la ciudad, pero la meca del cine no se detiene. El señor Peanutbutter se presentará gobernador de California sin tener ni idea de política. Diane pasará a trabajar en un blog de tendencias para la mujer, mientras que Todd saldrá del armario declarándose asexual mientras continúa con sus descacharrantes planes para enriquecerse y Princess Caroline parece vivir feliz con su novio e incluso descubre que está embarazada, pero ¿Dónde se encuentra BoJack?

BoJack Horseman

En esta temporada continúan las absurdeces de los protagonistas, a lo largo de estos nuevos episodios. La serie permanece con su habitual tono agridulce y ese mala baba para meterse con el frívolo Hollywood actual (atentos al nuevo show que protagoniza Felicity Huffman llamado “Academia de culetes”). Sin olvidarse de las absurdeces que la han hecho tan característica, con la que ha calado al público. Tenemos por allí ideas como un puente que comunica Los Angeles con Hawaii o Paul Giamatti interpretando a BoJack en una miniserie.

Las tramas tratan sobre la política, la igualdad social, hijas secretas, lo absurdo de las modas y el amargo pasado de la madre de BoJack, Beatrix, que hasta entonces bien poco sabíamos de ella. Por si fuera poco por allí también tendremos una serie de artistas invitados poniendo voces a sus replicas animadas, como una despechada Jessica Biel que fue una de la ex del señor Penautbutter o Zach Braff (Scrubs) que aparece en una fiesta que termina con la casa en el fondo de la tierra.

BoJack Horseman

La animación de la serie, sigue en su línea. El dibujo tan colorido para destacar esos ambientes tan horteras y sofisticados por donde se mueven los personajes. Salvo en algún momento puntual que sorprende con algún cambio de la animación, como en las ensoñaciones de Beatrix cuando empieza encajar todas las piezas sobre quien puede ser la madre de su nieta o los pensamientos de BoJack cuando medita sobre que acción puede ser la más correcta, donde el dibujo parece hecho por niños.

En líneas generales, la serie vuelve a dar un salto de calidad, más madura y asentada con las historias de nuestros protagonistas. Donde si habría que darle un pequeño tirón de orejas que en esta ocasión se hayan pasado con tanto drama y que ciertos personajes secundarios se hayan quedado en un segundo plano.

BoJack Horseman

BoJack Horseman es una serie imprescindible. Los que disfrutaron de sus tres anteriores temporadas no se la deben de perder y los que aún no la han visto, ¿a qué esperan?