La muerte de Luis XIV

Aquejado de una ciática, el rey Luis XIV de Francia (Jean Pierre Léaud), permanece recostado la mayor parte del tiempo sin prestar atención a sus invitados en el Palacio de Versalles. Lo único que consigue sacarle una sonrisa son sus hermosos perros. Con el paso de los días, el monarca empieza a quejarse de un dolor en una pierna, por lo que los médicos de la corte, determinan que es mejor que permanezca en la cama. Poco a poco su estado de salud irá empeorando y la gangrena en la pierna irá haciéndose cada vez más notable. Por su lecho, desfilan cortesanos preocupados por temas de estado y la salud de su rey, médicos eruditos de la escuela de París y hasta un curandero de Marsella, incapaces de aliviar el dolor de su majestad.

la-muerte-de-luis-xiv-2

Albert Serra dirige y co-escribe junto a Thierry Lounas, la dolorosa y lenta agonía del Rey Sol que está basado en las memorias del duque de Saint-Simon y del marqués de Dangeau. Serra se limita a los últimos días del soberano rodeado de un entorno de cortesanos pomposos y serviles al borde de la caricatura que no están exentos de ciertos momentos de ironía. Especialmente ridícula es la escena donde el rey cena y su corte le aplaude al probar la comida o los diálogos entre el curandero y los médicos del monarca.

La decoración y el vestuario está muy logrados, y no faltan las exageradas pelucas, los ropajes de terciopelo y numeroso elementos decorativos dorados. La atmósfera claustrofóbica que rodea toda la cinta (a excepción de los créditos, todo está rodado en interiores) se ve incrementada por una ambientación sobre cargada de lujosos ornamentos, el uso de planos cortos y el juego de claroscuros que recuerda poderosamente a la obra del pintor barroco Caravaggio.

la-muerte-de-luis-xiv-4

Jean Pierre Léaud borda el papel de Luis XIV en el ocaso de su vida, al que logra imprimirle magnetismo y misterio a partes iguales. Un personaje verdaderamente complejo y difícil de interpretar, ya que prácticamente se lleva toda la cinta en una cama. Magnífico el plano secuencia en el que sostiene la mirada a cámara presagiando su muerte con el Réquiem de Mozart de fondo. El reparto lo completan Patrick d’Assumçao, Irène Silvagni, Bernard Belin y Marc Susini.

la-muerte-de-luis-xiv-6

Un estupendo retrato de la muerte del monarca más grande de Francia, en la que a pesar de un ritmo contenido, destaca la presencia de su gran protagonista.

 

Curiosidades

La película surgió como un encargo para una performance sobre la muerte del monarca Luis XIV del Centro de Arte Contemporáneo Pompidu. Pero el proyecto no llegó a realizarse, y unos años después Serra la llevó a cabo en forma de largometraje.

La cinta obtuvo cuatro nominaciones a los Premios Fénix, incluyendo mejor película y director.

Participó en la Sección Oficial fuera de concurso del Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF) 2016.