Get shorty

Get shorty

Get shorty creada por Davey Holmes (Shameless) y estrenada el pasado Agosto en el canal Epix. Se trata de una versión muy libre de la novela de Elmore Leonard del mismo nombre. Allá por los 90, el libro fue adaptado al cine con Cómo conquistar Hollywood por Barry Sonnenfeld. Protagonizada por John Travolta, Gene Hackman, Renee Russo, Danny DeVito y James Gandolfini. No es la primera vez que el autor de Jackie Brown, es llevado a la pequeña pantalla, recordar la reciente Justfied con Timothy Olyphant y Walton Goggins.

La trama nos presenta a Miles, un tipo duro y bastante cinéfilo que trabaja de matón en Nevada para Amara, una semianalfabeta mafiosa latinoamericana con muy malas pulgas. En uno de sus últimos trabajos tiene que cobrar una deuda a un guionista de Hollywood. Las cosas se complican, el guionista muere accidentalmente por su colega de trabajo, Louis, un mormón que sigue casi a “rajatabla” su fe. Lo que parece ser todo un problema, Miles tiene una brillante idea, no solo para salir del embrollo sino para dejar el mundo de la delincuencia y trabajar en algo que le gusta, el cine.

Get shorty

Para ello usará el guión del muerto para intentar producirlo, usando el dinero de su jefa para blanquearlo en la producción del mismo y de paso darle una segunda oportunidad a Rick Moreweather, un productor de cine de serie B. En un principio todo parecerá muy fácil pero nuestro protagonista y su socio, no pararán de encontrarse un problema tras otro. Desde rodar un filme de época en pleno desierto, aguantar la exigencias de una estrella emergente o las trabas de los ejecutivos del estudio, más interesados en los números de la taquilla que en la calidad del filme. Pero Miles solucionará todo esto, usando su astucia y los métodos de su antiguo trabajo.

Para aquellos que en su día vieran la cinta protagonizada por Travolta, la historia no es nada nueva. Es más, para poder disfrutarla completamente, sería obligatorio olvidarse de su Chili Palmer y demás personajes de aquel filme y de su irregular secuela. Aquí nos encontramos con una trama relativamente similar, ya que su desarrollo es distinto aunque intenta jugar con este tono de comedia negra sobre el mundo del séptimo arte y lo hace en ocasiones con resultados irregulares.

Get shorty

En ocasiones tenemos situaciones extremas o uso de flashbacks que incluso nos llega a recordar a Breaking Bad en momentos muy puntuales. Pero sin duda, la historia contiene muchas tramas y personajes secundarios que no interesan o no están bien tratados. Como ejemplo el sobrino de Amara, un aprendiz de matón que debería de ser más gracioso de lo que es y se convierte en un lastre para la historia.

Afortunadamente el reparto está encabezado por dos pesos pesados de la comedia televisiva como son Chris O’Dowd y Ray Romano. El primero rápidamente nos hace olvidar su famoso Roy de Los informáticos, se mete en la piel de Miles un tipo duro que quiere reconciliarse con su mujer y su hija. Mientras que el protagonista de Todo el mundo quiere a Raymond, interpreta a un productor de cine pasado de vueltas que tiene ciertos reparos a la hora de realizar un proyecto que se sale de lo que habitualmente suele producir, además habría que añadir que en ocasiones Romano parece querer imitar a Al Pacino, lo cual le queda genial a su personaje.

Get shorty

El resto del reparto habría que destacar a Sean Bridgers (La habitación), como Louis o Lidia Porto como la temible Amara. Pero además nos encontramos caras conocidas como Peter Stormare interpretando a un reputado director, Topher Grace como una estrella de cine pasada de vueltas, Dean Norris  o veteranos como Alan Arkin o el director Peter Bogdanovich.

Visto estos 10 primeros episodios, el seriófilo llega a la conclusión que la serie tiene potencial, que puede dar mucho de sí. Sobre todo aprovechando bien la química que hay entre los protagonista. Estamos de enhorabuena porque ha sido renovada para una segunda y prometedora temporada.

Get shorty

Get Shorty no es una serie perfecta pero sin duda es un sopló de aire fresco en una parrilla televisiva saturada de series clónicas.

Curiosidades

El coche que utiliza Miles es el mismo modelo que usó Ryan Gosling en La La Land, ciudad de las estrellas.

La serie ha sido renovada para una segunda temporada que se estrenará durante el verano de 2018.

La actriz Sonya Walger (Lost, Flashfoward) aparece interpretándose así misma.

El peinado de Ray Romano está inspirado en el del productor Brian Grazer (Apolo 13, Una mente maravillosa).

Publicado por

Agustín

Hombre orquesta de "Adicine.com", el jefe de la Web y redactor jefe. La pasión por el séptimo arte la lleva en su sangre desde muy pequeñito, participa en diferentes blogs del medio como Amigos del cine, El Gabinete del Doctor Somier, entre otros. Aparte de podcaster ocasional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.