Golpe de estado

John Erick Dowdle es un especialista de cine terror con títulos como La Trampa del Mal (aquella cinta apadrinada por Shyamalan) o el remake de Rec que titulado Quarantine. Ahora junto con la ayuda de su hermano, Drew Dowdle, con el que ha trabajado durante toda su carrera, firma este guión de Golpe de Estado, para cambiar de registro con un filme repleto de acción con muchos momentos de tensión dejando de lado el drama.

La trama del filme es tan sencillo como el mecanismo de un botijo, una familia recién llegada a un país extranjero, se ve envuelta por la violencia del golpe de estado del título. Tendrán que huir como sea, pasarán desde el punto A hasta el B. Por el camino se encontraran al personaje de Pierce Brosnan, que interpreta a Hammond (un personaje con cierto parecido al que interpreto en la muy recomendable El Matador) que les echará una mano para poder escapar.

Los hermanos Dowdle intentan sin mucho atino darle cierto drama a la historia pero a la primera de cambio ven que tienen que meter tiroteos y explosiones para mantener al espectador despierto, con lo que en menos de 15 minutos el realismo se ha ido a tomarse una tónica, lo cual no es malo porque la intención de la película es simplemente entretener sin llegar a hacernos reflexionar sobre un tema tan serio como este.

De la labor de Dowdle tras las cámara, abusa bastante de la cámara lenta, como al comienzo cuando Jack esta de paseo en los alrededores del hotel donde se hospeda con su familia y descubre que algo no va bien o aquel momento en el que los protagonistas tienen que saltar de una azotea a otra para poder escapar de sus perseguidores.

Destacaría sobre todo el primer tercio de la cinta donde se juega con la confusión y el caos de la situación que se produce en el hotel, Jack tendrá que ir al rescate de una de sus hijas y la posterior huida de todos ellos en la azotea del edificio donde hará acto de presencia un helicóptero con intenciones no precisamente pacifistas. Otra de las escenas con bastante tensión es aquella en la que Jack y su familia tienen que atravesar una muchedumbre enfurecida mientras ellos van disfrazados a lomos de una motocicleta.

Hablando del reparto, nos encontramos con una de esas decisiones de casting que según como le pille al espectador le parecerá muy acertado o un autentico error. Me refiero a Owen Wilson, el protagonista de Los Becarios esta ya casi totalmente encasillado en la comedia, si bien es cierto que ha intentado probar suerte en otros géneros al comienzo de su carrera ¿Alguien se acuerda de él en Armageddon o The Haunting? No porque era un secundario pero probo suerte ya como protagonista en Tras las lineas enemigas donde interpretaba a un piloto abatido en territorio hostil y desde entonces se hace raro verlo fuera de una cinta que no sea de humor, si bien es cierto que su personaje es un padre de familia y no el típico héroe de acción.

Por otro lado, el gran acierto es contar con Pierce Brosnan, ya nada más en su presentación esta con esa actitud, presencia y carisma tan habitual en el ex 007, aparece bastante menos de lo que cabría esperar pero sus escenas son lo más destacado de la cinta, ver por ejemplo la visita al bar del hotel donde aparece cantando en un karaoke o los varios momentos de acción.

Por ultimo tenemos a Lake Bell que hace de la sufrida esposa, que tiene que ataviar con dos niñas que en ocasiones parecen que no se enteran que están en una peli porque sus reacciones es como si no fueran con ellas. La actriz cumple su rol de madre mientras que esta pendiente de que es lo siguiente que se van a encontrar. Con todo esto Golpe de Estado, se queda en una cinta entretenida sin más que te deja con esa sensación que podría haber sido otra cosa si hubiera contado con un guión algo más pulido y menos efectista.

Podría ser mejor pero afortunadamente no llega a ser peor de lo que podría parecer.

 

Curiosidades

Hay un guiño a James Bond, durante una conversación entre Brosnan y Wilson, este último le pregunta si es miembro de una “CIA británica”.

Lake Bell sustituyó a Michelle Monaghan (True Detective o Kiss, kiss, bang, bang) debido a su embarazo.

La película se rodó en Tailandia y Vietnam. Estando en el set de rodaje de Lampang, en el norte de Tailandia, hubo un incendio que dañó todo el set. Justo ese día filmaban la escena de una explosión dentro de un edificio en ruinas.

Su presupuesto estimado fue de unos 5 millones de dolares, llegando a recaudar casi unos 30 solo en Estados Unidos.

Más sobre Golpe de estado en Sensacine

http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-206754/

Publicado por

Agustín

Hombre orquesta de "Adicine.com", el jefe de la Web y redactor jefe. La pasión por el séptimo arte la lleva en su sangre desde muy pequeñito, participa en diferentes blogs del medio como Amigos del cine, El Gabinete del Doctor Somier, entre otros. Aparte de podcaster ocasional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.