Fondo-Rewind-80

Rewind al pasado

Los-goonies

Los ochenta, ¿qué son los ochenta? Para describir el cine de los 80’s hay que retroceder al pasado y vivirlo en persona. Las emociones, sensaciones y miedos de antaño nada tienen que ver a lo que nos tienen acostumbrados hoy en día en una era digital donde prevalecen unos efectos especiales de procesado rápido y unos personajes pocos carismáticos. Completar este artículo y abarcar todas las posibilidades existentes es prácticamente imposible, así que nos centraremos en una selección de títulos de carácter puramente comercial y de videoclub que todos hemos tenido el gusto de ver y si no es el caso os invitamos a viajar en el tiempo.

La idea de este artículo surge a partir de escuchar los programas de radio de Remake a los 80 que me permiten retroceder a mi infancia y recuperar recuerdos perdidos. A continuación veremos un breve repaso personal de lo que considero parte de los muchos títulos influyentes y adaptaciones presentes, de lo que se puede decir que es la evolución lógica del cine a través de tres décadas.

Año 1: 1980

Composición-año-1

Asalto en la comisaría del distrito 13, Mad Max: Salvajes de autopista, Kramer contra Kramer, El resplandor, Granujas a todo ritmo, El imperio contraataca, La vida de Brian, y Superman II, son una selección de títulos estrenados en España durante 1980. Si viajamos al presente, nos encontramos nuevamente con un oscarizado Mad Max de 2015, un cine de terror digital, musicales como La La Land, la saga prostituida de Star Wars, y un Superman más oscuro y menos colorido. Si analizamos lo anterior nos encontramos que nada ha cambiado prácticamente en las salas de cine, los guiones originales de hace casi 40 años siguen marcando tendencia hoy en día, siendo puras revisiones del mismo producto original donde lo único que importa es llenar las arcas de las productoras intentado hacer consumidores a una nueva generación, pero con una calidad cuestionable.

Las limitaciones existentes en los FX de los 80’s tuvo una importante repercusión en todo lo actual. Para entender esto solo hay que comparar el Superman de Richard Donner con el Zack Snyder. Un cinéfilo actual posiblemente contemple la trilogía antigua de Superman (no cuento con la cuarta) como una mera comedia infantil, ya que para él Superman es Henry Cavill, y no nuestro desaparecido Christopher Reeve. Comparando unos combates clásicos con los de una generación de Dragon Ball, el vencedor gana por KO. La tecnología actual permite mostrar efectos que en los 80’s era imposible de imaginar más allá de un fondo azul, pero que carecen de un recurso que ningún postprocesado puede darle, me refiero al “carisma”. En este mismo caso nos encontramos a una generación de los 80’s que pudo sentir lo mismo en sus propias carnes con la serie de Batman de Adam West, totalmente entrañable a la que le espera un revisionado por mi parte.

Superman-II-Efecto

De lo anterior podemos encontrarnos con dos tipos de cinéfilos. En el primer caso el cinéfilo contemporáneo puede catalogar negativamente las sagas antiguas pero al mismo tiempo puede descubrirlas y quedarse maravillado, y en el segundo de los casos nos podemos encontrar con un cinéfilo de la vieja escuela que vio el film original y ahora es un nuevo consumidor del producto actual.

Para terminar con esta parte del artículo dedicada a los FX, viajamos al año 1989 donde nos encontramos con Batman de Tim Burton, que hoy en día sigue siendo referente de cine de superhéroes, con una calidad superior a muchas de las películas coloridas de la Marvel.

El terror no es digital

Composición-Terror

Stanley Kubrick estrenó a principio de los 80 El Resplandor. Sin palabras. Fusionar a Kubrick con Stephen King tuvo un resultado magnífico de la que considero como la mejor película de terror de todos los tiempos que nada tiene que ver con los sustos, tópicos, y exceso de FX que existe en el cine moderno. Hoy en día el terror psicológico queda en un segundo plano, prima un efecto de postprocesado donde la base de toda película actual de terror es el pixel. El maquillaje queda en un segundo plano dando prioridad a lo digital, tal como vemos en películas como Habitación 1408, también de King, donde el terror que intentó plasmar el director de la película de John Cusack queda totalmente eclipsado por un gran Kubrick, donde no contamos con colores saturados ni con FX digitales.

Otro ejemplo el terror digital es La Cosa, volvemos a mencionar otra película de John Carpenter con reciente remake. La original es magnífica, la sensación de angustia de no saber quién es quién junto con unos FX desagradables ganan a la versión moderna. No nos encontramos como en el caso de Superman, donde los combates por motivos técnicos no podían hacerse en los 80’s, sino con unos FX que mezcla el estilo clásico con el nuevo. En el cómo se hizo de la revisión de La Cosa podemos ver unos efectos especiales con un maquillaje buenísimo a la antigua usanza que desgraciadamente lo mezclan con lo digital. El resultado no es malo, pero si el maquillaje ya es bastante bueno no hace falta ensuciarlo de bits.

Con la saga Aliens ocurre prácticamente lo mismo. La magnífica obra de Ridley Scott de finales de los 70 y la posterior Aliens el Regreso, que se llevó la estatuilla a los mejores efectos especiales no contaban con efectos digitales. Los trajes de los xenomorphos era puro diseño y maquillaje artístico, nada que ver con el “perralien” de la tercera parte de la saga, donde cantan los efectos digitales aun poniendo la televisión a una distancia de 10 metros. El señor James Cameron supo mezclar dos géneros a lo grande, terror y acción a partes iguales que hoy en día es insuperable.

freddy-krueger-Pesadilla-Elm-Street

Mencionar y comparar todas las grandes películas de terror de los 80’s es imposible y no podemos más que mencionar algunas sin poder hacerles huecos a las demás. Películas como Pesadilla en Elm Street te hacía perder el sueño, con Polstergeist tenías miedo de llegar al último canal del televisor o quedarte dormido y despertarte con las interferencias, Viernes 13 nos enseñó una violencia explícita gratuita, El muñeco diabólico nos hizo desconfiar de nuestros juguetes, y George Romero llegó a su máximo apogeo antes de caer en el olvido el género zombie y cambiar su marca personal de maquillaje y estética a unos efectos más digitales como podemos ver en sus últimas películas.

Planet Hollywood

Composición-Acción

Aunque el icónico restaurante se fundó en el 91, la fama no le vino caída del cielo sino producto de unos años 80 con los que fueron sus fundadores, las grandes estrellas comerciales Sylvester Stallone, Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger. En el selecto club desde mi punto de vista faltaría Mel Gibson, pero eso es una apreciación personal, nunca entendí como no podía pertenecer al garito.

Músculos, interpretaciones nulas y planas en la mayoría de los casos pero totalmente icónicas. John Rambo, padre del soldado moderno, John McClane, el duro de los duros, y Conan el Barbaro o el Destructor. Aderezamos a estos tres personajes con Martin Riggs y nos encontramos con los actores más representativos del cine de acción de los 80, a los que nadie ha podido hacerle sombra. ¿La clave del éxito? Las palomitas. Cine palomitero y de videoclub puro y duro. Películas destinadas pura y simplemente a entretener. Argumentos prácticamente carentes que quedan eclipsados por el resto del metraje que nos deleitaba con producciones casi perfectas, con licencias que hoy en día estarían prohibidas, frases que hoy en día estarían censuradas al más puro estilo Cobra “Yo no trato con psicópatas, yo me los cargo”, catalogándolas con tintes totalmente fascistas, pero que sin desmontar la película y analizarla tontamente cada frase nos encontramos con una película que sólo quiere divertir y entretener.

Masters-del-Universo

No sólo los miembros del Planet Hollywood tuvieron éxito en los 80’s. Empresas como la Cannon hicieron delicias con un presupuesto más bajo. Quien no recuerda VHS como Yo el Halcón, Delta Force, El guerrero americano, Cyborg, Contacto Sangriento, Masters del Universo, y Desaparecido en combate, todas carne de videoclub. Reposicionadas en televisión durante los noventa hasta la saciedad. Hablar de los 80 también es referirse al videoclub. Con la llegada del VHS y del BETA podíamos ver las películas en casa toda la familia reunida alquilando títulos en pesetas todos los fines de semana. En una sociedad donde cada individuo tiene acceso a varias pantallas y es independiente a todo con una conexión permanente, considero que el videoclub unió a las familias enfrente del tubo catódico.

El clásico personaje duro que veíamos desde los años 60 se quedaba atrás con la moda de los anabolizantes. El musculado club de Hollywood marcó una tendencia que sigue hasta ahora. El tipo duro tiene que estar hipermusculado. A todos estos me gustaría enfrentarlos a personajes como Clint Eastwood o Bruce Willis que con una sola mirada son capaces de desintegrarles la creatinina a los héroes de plástico actuales.

Aventuras en acción

Composición-Aventura

Si hay un género que marcó en los 80’s fue las películas de aventuras. Insuperables hoy en día. Si el trio del Planet Hollywood tuvo su éxito, también podemos mencionar otro trio de directores de los 80’s con un recorrido inmenso hasta hoy en día de la talla y escuela de Spielberg, Zemeckis, Ron Howard. No fueron los únicos, pero sus películas marcaron los 80’s como ninguna. Quien no conoce Indiana Jones, Marty McFly, o a E.T. no es persona. Sin contar los episodios que faltaban por estrenar de la primera trilogía de Star Wars de George Lucas. Insuperable.

La mente de George Lucas creó infinidad de personajes y mundos increíbles hasta la fecha, pero desgraciadamente como todos sabemos le vendió los derechos a Disney, la máquina de hacer dinero. No puedo estar conforme con esa decisión, pero tampoco me puedo poner en la piel del empresario para saber los motivos económicos o personales que tuvo. Mi punto de vista es como consumidor de un producto del cual considero que ha sido y será prostituido hasta la saciedad y perderá su propia identidad. Cada navidad tendremos un nuevo Star Wars, un nuevo Call Of Duty, un nuevo Assasing Creed y un nuevo FIFA, y pagaremos por lo mismo una y otra vez para estar a la última en una sociedad que nos hace ir adelante para estar al día, pero os invitamos a regresar al pasado para ver el nacimiento y la originalidad con la que se creó la que es la base del cine contemporáneo, los ochenta.

Dentro-del-laberinto

Quien no quiso ser un Gonnie, o estar Dentro del Laberinto, viajar en un Delorian, manejar un sable laser, ser detective en Hollywood, ganar una pelea en el colegio a lo Karated Kid, o conocer a Willow. Personajes y películas realizadas con años de producción con la marca “todo a mano”, realizando bocetos y maquillajes exquisitos, pero aun así no se podían realizar películas como El Señor de los Anillos. En este caso el maquillaje y los efectos especiales de la saga de Tolkien son de oscar, pero lo que es relativo a los efectos especiales es inversamente proporcional a lo real. Para entender esto, en la primera parte de la película de El Señor de Los Anillos vemos a ciertos personajes de un gran tamaño como son Trolls, en los que habría personalmente hubiera optado por una técnica similar a la usada por Spielberg en Jurasic Park y dejaría de lado tanto digital fusionándolo con lo real. El acabado no podría quedar tan bien ya que debería de usarse planos más cercanos y menos de cuerpo entero, pero los FX envejecerían perfectamente como en el caso de Jurasic Park. Como ejemplo claro pondré Dentro del Laberinto, donde vemos personajes inmensamente grandes que podrían haberse mezclado con los FX de hoy en día para mostrar unos efectos alucinantes.

La conclusión de todo esto es que si las productoras trataran las películas con la misma delicadeza de antaño sumándoles en su justa medida efectos digitales podrían llegar a ser mucho más creíbles.

Veredicto 80’s vs presente

Composición-presente

Aunque el cine ha evolucionado desde sus inicios, no se puede negar que el cine actual toma prestado muchas licencias del cine de los 80’s. Los puritanos más clásicos podrán decir que antes de los 80’s el cine tomaba prestado otra serie de recursos de los 60’s en adelante. Es cierto. Pero la manera de dirigir de la última época dorada sigue latente desde los 80’s por la sencilla razón que no se innova, sólo se repite la fórmula. Directores como Christopher Nolan, David Fincher, y Steven Spielberg entre otros siguen innovando y creando obras de arte, mientras que de la escuela comercial de Michael Bay, Roland Emmerich, y Joss Whendon como destacados se encargan de vender un producto palomitero simplemente entretenido, que son muy criticables por los más sibaritas. Estos títulos llamados vulgarmente de Blockbuster tienen una función, divertir, nada más, definición algunos de los críticos más profesionales no son capaz de entender y se encargan de destrozar prácticamente todo lo que no sea de autor.

Para entender vamos a recurrir a estadísticas. Las cinco películas más taquilleras de la historia son Avatar, Titanic, Star Wars episodio VII, Jurasic World, Los Vengadores, y en contraposición tenemos las cinco películas con más valoración en imdb, que son: Cadena perpetua, El padrino, El padrino 2, El caballero oscuro, 12 Hombres sin piedad. ¿Qué significa esto? ¿Cómo es posible que los títulos más valorados no tengan una recaudación superior? Si nos detenemos a analizar las estadísticas nos encontramos que la magnífica e insuperable obra de Frank Darabon, Cadena Perpetua es la película mejor valorada y fue un auténtico fracaso en taquilla, y no es el único caso. Tenemos que diferenciar verdaderamente lo que es cine puro y lo que es entretenimiento, lo que es una película sin pretensiones, una película comercial y una película de culto. Las estadísticas no engañan, el público reclama películas entretenidas mientras que valora con nota las obras de arte.

Mad-maxFuria-en-la-carretera

En los años 80’s pasaba lo mismo, el público quería películas para entretenerse y divertirse de los creadores del Planet Hollywood, pero la crítica se mofaba de ellas, así como era típico que estuvieran nominadas y recibieran todos los antioscars, como son los premios Razzies. Taquillazos y cintas con el “reservado” en el videoclub día noche vendían sin parar productos para entretener, y así el cine cambió de rumbo hasta lo que es hoy, que tal como se mencionó al principio es el mismo tipo de película pero con otros recursos más actuales y digitales, como es el caso de Mad Max, Superman, Star Wars y demás películas que fueron épicas en su tiempo, vuelven al presente contadas de otra manera para atraparnos nuevamente pero con una sensación de más control y sobre todo con más censura.

Veredicto: En algunos casos los 80’s son mucho mejores que el presente, como por ejemplo podemos ver en series que se han realizado remakes, V, MacGyver, El coche fantástico, etc, pero en otros casos, considero que el presente es mucho mejor, como es el caso de cine de superhéroes, ciencia ficción y cine ambientado en épocas pasadas, donde lo digital permite recrear situaciones y escenas que no podrían haberse hecho hace tres décadas.

Para más información les recomiendo viajar al pasado.

Delorean-Regreso-al-futuro

Publicado por

j.hernandez

Amante del cine en general.

2 comentarios en “Rewind al pasado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.