Pacific Rim

Dentro del género de la ciencia ficción, no hay una película que trate de robots pilotados por humanos tan buena como Pacific Rim. Nos encontramos ante una película de culto para los apasionados de los mechas tan habituales en el anime japonés que se sitúa entre Evangelión y Full Metal Panic.

Pacific Rim nos transporta a un futuro no muy lejano en el que la tierra es atacada por unos seres de otra dimensión en forma de monstruos gigantes. Para vencer la amenaza, los humanos idean unos gigantescos robots controlados por humanos. Con este planteamiento la espectacularidad de la película queda asegurada. Si te gustan las maquinas gigantes y los monstruos tipo Godzilla, esta es tu película.

Pacific-Rim-1

Uno de los aciertos de la cinta, es contar con una introducción al mundo ficticio en que se desarrolla el film. Se nos dará información sobre lo que ha pasado y el estado de la sociedad. La introducción es muy eficaz y hace que el espectador acepte fácilmente esta realidad. En su día era muy importante ver en el cine el inicio, siendo fatal un retraso por entrar tarde en la sala (algo que casi le pasa a un amigo con el que vi la película).

De forma inevitable, hay quien comparará esta película con Transformers. Las similitudes son que en ambas hay destrucción y robots gigantes, pero ahí se acaban. Pacific Rim plantea la existencia de robots que han de ser pilotados, están integrados neuronalmente con el cerebro de los pilotos y requieren de un esfuerzo de control. Transformers es una franquicia mediocre en la que un camión es el protagonista… ¿o lo es el culo de Megan Fox? En cualquier caso, estamos en una película con mejores personajes que historia.

Pacific-Rim-8

La cinta, en sus gloriosos 131 minutos en lugar de mostrar el típico camino del héroe que funciona tan bien en el cine (bueno, en libros y comics también), nos muestra el resurgir de un héroe ya consagrado pero caído.

Los personajes, al igual que la película, nos transportan a las páginas de un cómic. Son carismáticos, bastante bad-ass y se profundiza lo suficiente en sus motivaciones y personalidades como para que sea un punto destacable de la misma. Eso sí, que nadie espere giros de guión increíbles. Estamos en una película en la que robots gigantes se dan leña contra lagartos gigantes.

Pacific-Rim-5

El sumun de las películas de robots gigantes contra los primos de Godzilla. Pues si te gusta tanto lo uno o lo otro, esta puede ser tu película. No hay nada mejor dentro del subgénero.

Curiosidades

Guillermo del Toro colabora una vez más con su actor fetiche, Ron Perlman. Después de Cronos, Blade II, Hellboy y su continuación. Este filme también marca el encuentro entre Perlman y Charlie Hunnam, compañeros de reparto en la serie para televisión, Sons of Anarchy. Hunnam volvió a trabajar con Del Toro en La cumbre escarlata.

Tom Cruise fue valorado para interpretar uno de los papeles de la película, pero finalmente el actor Idris Elba se hizo con el puesto.

El aclamado compositor Ramin Djawadi, se basó en su propio trabajo musical en Iron Man y Juego de tronos para componer la banda sonora.

Otras películas de robots contra mostruos son:

  1. Frankenstein Vs. Baragon Monstruo vs monstruo-maquina.
  2. King Kong Escapes.
  3. Gamera Vs. Barugon.
  4. Destroy All Monsters.
  5. Godzilla 2000. En ella Godzilla lucha contra una maquina que parece sacada de la guerra de los mundos.

Como acabar sin tu jefe 2

¿Quién no ha fantaseado alguna vez con acabar con ese maldito jefe que parece que sólo vive para hacernos la vida imposible? Eso es lo que les sucedía a Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudekis en Como acabar con tu jefe. En 2011 fue todo un éxito sorpresa que recaudo más de 200 millones de dólares en todo el mundo, y por supuesto no había que desaprovechar la ocasión para hacer una secuela.

Ahora, tras dejar sus terribles trabajos, Nick (Bateman), Dale (Day) y Kurt (Sudeikis) tienen una idea, crear una nueva ducha con champú que pretenden vender por catalogo. Tras una jugarreta por parte del mayor distribuidor del sector, Bert Hanson (Waltz), los tres amigos deciden que la única posibilidad de salvar su negocio es secuestrar al hijo de este, Rex (Pine), contando de nuevo con la ayuda de JoPuta Jones (Foxx).

02 Como Acabar Sin Tu Jefe 2

Siguiendo el manual de las secuelas, se puede decir que es más de lo mismo pero más grande, más ruidoso y más escandaloso. La película tiene momentos tronchantes desde el inicio. El comienzo del filme cuando los tres amigos presentan en televisión su nuevo invento con un problema técnico incluido, unido al nombre políticamente incorrecto de la empresa que han fundado (juego de palabras que mezcla sus nombres pero que suena parecido a negrata), es tremendamente divertido. Otras escenas graciosas son, la que Nick entra en una reunión de adictos al sexo pensando que es un grupo de alcohólicos anónimos, la que crean el plan perfecto para realizar el intercambio del rehén o el momento de fardar a cámara lenta.

El filme esta repleto de guiños a la primera entrega, aunque no es un impedimento para que el que no la recuerde o no la haya visto no deje de pasar un rato divertido. La frase Barril y los 50 estados o la trastada del cepillo de dientes, también vuelven a aparecer en esta secuela.

HORRIBLE BOSSES 2

En Como acabar con sin tu jefe 2 regresa casi todo el reparto de la original, aunque el que no repite es Seth Gordon en la silla de director. En esta segunda parte ha sido sustituido por Sean Anders que ya tenía experiencia con la comedia con Desmadre de padre de Adam Sandler.

Sin duda, el filme funciona gracias a la química entre los tres actores principales. Bateman sigue haciendo del serio y sensato, Sudekis de salido y Day del inocentón que se meterá en más de un lío por su cuenta. El personaje de Jamie Foxx tiene mayor relevancia que en la anterior película, pero sigue siendo igual de torpe tanto aconsejando crímenes como a la hora de regatear. Jennifer Aniston retoma su papel de depredadora sexual (atentos a su escena de presentación), pero su personaje queda un poco fuera de lugar y no encaja del todo en la trama. Mientras que lo de Kevin Spacey es prácticamente un cameo extendido.

Como acabar sin tu jefe_4

De los nuevos fichajes, destaca Chris Pine que rompe con su imagen de Capitán Kirk en Star Trek para meterse en la piel de pijo malcriado. Su vis cómica es de los mejores descubrimientos del filme. Mientras que a Christoph Waltz parece que no le va eso de la autoparodia y se limita a ir de malo y ya está, una pena. En un pequeño papel aparece Jonathan Banks, el televisivo Mike de la serie Breaking Bad, que aquí interpreta a un duro policía que ira tras la pistas de los protagonistas.

Atentos a las tomas falsas del final donde se ven las improvisaciones de los actores, algunas para partirse de risa.

En definitiva, una simpática comedia que sigue los pasos de la original.