Venganza 3

Hace unos años quién nos iba a decir que Liam Neeson se iba a convertir en una estrella del cine de acción, de la mano de Luc Besson. Con Venganza dieron la campanada, por supuesto había que hacer secuelas. Tras Conexión Estambul, el efecto sorpresa desapareció pero nos encontramos una cinta que seguía de forma muy similar la primera entrega pero con mayor presupuesto y mejor recaudación.

Por supuesto tendríamos otra entrega más, para ello regresó a la silla del director Olivier Megaton, que realizó la anterior o filmes como Transporter 3 o Colombiana. Por supuesto siendo una producción made in Besson, escribió el guión junto a su inseparable Robert Mark Kamen, con el que ha escrito infinidad de filmes. Al protagonista de Rob Roy le acompañan otra vez más, Maggie Grace y Famke Janssen, además de las incorporaciones de Dougray Scott y Forest Whitaker.

Venganza 3

Venganza 3 es una tomadura de pelo que no hace justicia al personaje de Bryan Mills. La dirección es totalmente un desastre como hace tiempo que no se veía en una sala de cine. Imposible que en una cinta de acción de hoy en día falle algo tan básico como el ritmo, que va a trompicones. Aquí Neeson, no se sabe muy bien por qué deja de ser el tipo duro y calculador de las anteriores entregas para que luzca en baja forma hasta incluso en algún momento torpe ¡¡Si hasta tiene que contar con la ayuda de sus viejos colegas de la CIA!!

En cuanto a la historia, da la sensación que Besson quedó una tarde con Robert Mark Kamen para “escribir” el guión. Entre una cosa u otra al final se les hizo tarde y solo tenían pensado la tontería del título con el 3 de por medio. Encendieron la tele donde mira por donde estaban pasando El Fugitivo y decidieron hacer su versión particular en esta entrega. La historia es horrible y cogida con pinzas, citar esa investigación policial donde se descubre todo, por unos pasteles que compra el protagonista antes que suceda el asesinato.

Venganza 3

La dirección de Megaton, demostró de nuevo que es un absoluto inútil rodando escenas de acción, persecuciones, tiros y peleas. Lo único que sabe hacer es mover mucho la cámara como si se tratara de un mal imitador del estilo de Michael Bay.

Además otro punto negativo del filme son los villanos, realmente de risa, en las anteriores contaban con unos enemigos que de verdad daban miedo y parecían reales. Los de esta, aparte de caer en los tópicos manidos de los villanos rusos (beben vodka, están tatuados hasta en el sobaco y visten lo más hortera posible) parecen sacados alguna comedieta de acción al estilo de Vamos de polis.

Venganza 3

De lo poco bueno que podría destacar de la cinta es que esté ambientada en Los Angeles como los gloriosos filmes de acción de antaño y que hubieran intentado salirse un poco del esquema de siempre aunque el resultado no ha sido el mejor.

La sensación de decepción y cabreo que deja el filme es casi del estilo de las últimas entregas de sagas como La Jungla de Cristal o Los Mercenarios. Uno se pregunta en qué narices estaba pensado el director de Valerian o Lucy a la hora de hacer ésto. Dejando en el olvido el espíritu de la cinta original que la convirtió en un referente del cine de acción moderno.

Venganza 3

Los fans de la acción pedimos Venganza” contra Besson y Olivier Megaton.

Curiosidades

Dougray Scott sustituye a Xander Berkeley (Terminator 2, The Walking Dead), interpretando a a Stuart, el marido de Leonore.

Venganza 3 costó unos 48 millones de dólares. La cinta recaudó en todo el mundo más de 325. Liam Neeson cobró 20 millones en total.

Desaparecido en Venice Beach

Bruce Willis lleva una temporada que no levanta cabeza. No sabemos muy bien porque decidió decantarse por subproductos de acción de serie B (o incluso Z) donde solo aparece muy brevemente y poco más. Parece que con Desaparecido en Venice Beach hay una pequeña mejoría. En la cinta le acompañan John Goodman (que no para de acumular proyectos) y Jason Momoa (aprovechando un descanso de Aquaman).

Steve Ford es un detective privado aficionado al monopatín, fue un ex-policía con problemas de drogas pero ya reformado. Ahora se dedica a ayudar a todo aquel que se lo pide por Venice Beach. Que si una chica desaparecida, un coche robado, a darle consejos a los chavales del barrio. Pero todo se empieza a complicar cuando el perro de su sobrina desaparece. Nuestro detective tendrá que ir de un lugar a otro para rescatarlo, mientras intenta resolver varios casos.

Desaparecido-en-Venice-Beach

En la trama nos encontraremos una variopinta fauna de personajes. Desde especuladores inmobiliarios, aprendices de detectives, prestamistas obesos e incluso algún exsurfista. Pero nuestro protagonista no está solo, cuenta con Johnny, su ayudante (y la voz en off que narra la historia) y Nate, su mejor amigo, que pasa por un mal momento con su divorcio.

Con semejantes ingredientes (a los que hay que añadir su estupendo reparto), uno podría pensar que estamos ante una buena comedia de acción, al más puro estilo de Dos buenos tipos de Shane Black. Pero por desgracia, el guión no es tan gracioso y el debutante Mark Cullen no es ni mucho menos el director de Kiss, kiss, bang, bang.

Desaparecido-en-Venice-Beach

Hay que reconocer que la cinta tiene momentos divertidos. Como ese arranque donde Steve, tiene que huir desnudo y en monopatín mientras que es perseguido por dos tipos que quieren darle una paliza o el momento en el que éste va al rescate de su perro en un motel y se tiene que enfrentar contra un enorme travestido. De lo mejor sin duda, es el último tercio de la cinta, cuando Willis y Goodman comparten pantalla (citar el momento mesa/armero). Hay una gran química entre ambos y te deja una sensación agridulce de si desde un comienzo hubieran aparecido juntos estaríamos hablando de otra película bien distinta.

En cuanto a la acción, no hay mucha, aunque a la cinta tampoco le hace falta. Nuestro protagonista, es cierto que tiene varias peleas, tiroteos y alguna que otra persecución pero no estamos en una nueva entrega de Jungla de cristal, sino ante un filme mucho más modesto en producción. Si acaso destacar cuando Steve recupera un coche robado o la pelea en un bar donde éste y Nate recuperan un cargamento de droga, con una coreografía algo más elaborada.

Desaparecido-en-Venice-Beach

Willis demuestra que sigue teniendo sentido del humor, es cierto que ya no es un chaval (queda ridículo seduciendo a una chica joven o cuando va desnudo por las calles en monopatín), pero se sabe reír de si mismo, como cuando es disfrazado y maquillado de mujer. Goodman es Nate, tiene un rol secundario pero le da empaque al reparto. Sorprende ver a Momoa en un rol, de un amable traficante de drogas a pesar de su aspecto de tipo chungo. Famke Janssen interpreta a la hermana de Willis en casi un cameo.

Del resto habría que destacar a Thomas Middleditch como Johnny, el ayudante de Steve. Un personaje bastante insufrible, que tiene un par de subtramas de relleno que se las podrían haber ahorrado, como ese romance que tiene con la novia de Steve (Jessica Gomes) o todos aquellos momentos que va narrando con su voz en off.

Desaparecido en Venice Beach

Desaparecido en Venice Beach es una película fallida pero se le puede dar una oportunidad. Aunque solo sea por ver a Willis en un rol más cómico de sus recientes trabajos.

Curiosidades

John Goodman y Tom Middlitch trabajaron juntos en The Campaign (2012).

Mark Cullen debuta en la dirección, anteriormente fue guionista en multitud de series de televisión.

Mark Cullen y Robb Cullen fueron los guionistas de Cop Out, protagonizada por Bruce Willis y Tracy Morgan.

David Arquette realiza un cameo, saluda a Bruce Willis cuando sale de una cafetería. También hay una aparición del boxeador Victor Ortiz, como uno de los amigos del personaje de Momoa.

Lobezno Inmortal

Tras el éxito moderado en taquilla de Lobezno: Orígenes y gracias a la mano de Matthew Vaughn en X-men: Primera generación, que relanzó la saga mutante. Los estudios Fox dieron el visto bueno a llevar a cabo otro proyecto en solitario protagonizado por Hugh Jackman para encarnar al famoso personaje de cómic, en lo que sería su secuela en solitario, Lobezno Inmortal.

El tono del filme iba ser radicalmente opuesto a lo anterior, con un tono más adulto, menos heroico y centrado en la obra de Chris Claremont y Frank Miller, Lobezno, Honor. Para ello, el estudio tanteo la posibilidad de contar con el director Darren Aronofsky, con el que Jackman había trabajado en La fuente de la vida. Ante la negativa de este en el último momento, se fichó a James Mangold, un director bastante solvente que hacía poco disfrutaba del éxito de En la cuerda floja.

Lobezno-Inmortal-4

En el apartado del guión nos encontramos a Christopher McQuarrie (director de Jack Reacher) o el inefable Mark Bomback (La Jungla 4.0). La película arranca con Logan en algún bosque de Canadá tras los sucesos de X-men 3: La decisión final, se encuentra aislado del mundo y revive los recuerdos de su desaparecida Jean Grey (Famke Janssen).

Durante una disputa, aparece una joven que tiene la misión de llevarlo a Japón, para que se reencuentre con un amigo que salvó durante la Segunda Guerra Mundial. Una vez allí veremos el choque de culturas entre lo occidental y lo oriental. Logan tendrá que hacer de guardaespaldas de la nieta de su moribundo amigo, mientras se enfrenta a yakuzas y a ninjas.

Lobezno-Inmortal-5

Lo más destacable de esta historia, es la pérdida por parte de nuestro protagonista de su factor curativo, lo que hace que todo se vuelva más peligroso de lo habitual. Además de tener un ritmo pausado y tener unos personajes con más desarrollo del habitual dentro del género.

A destacar el comienzo ambientado en la Segunda Guerra Mundial, el funeral y sobretodo como secuencia de acción la del tren bala, donde Mangold demuestra que no hace falta tener que estar moviendo la cámara para hacer acción. También hay que destacar la fotografía, tal y cómo muestra ese Tokio. Sin olvidar una banda sonora bastante acorde por parte de Marco Beltrami.

Lobezno-Inmortal-3

Hugh Jackman es Lobezno, es imposible pensar en otro actor. Esta es la sexta vez que lo interpretaba y se le ve más cómodo que nunca. Además de lucir músculos cada dos por tres, aprovecha para tener más peso dramático, aunque por contra se ve que el actor nunca ha sido muy bueno a la hora de sus coreografías en las escenas de acción.

Del resto, destacar a Rila Fukushima, como la compañera de aventuras del protagonista, dándole la réplica a Jackman. Hiroyuki Sanada, visto en Perdidos. Como contrapunto, la villana más visible tenemos a Svetlana Khodchenkova, actriz rusa que hacía su debut en Hollywood, su personaje es una auténtica víbora.

Lobezno-Inmortal-1

El punto más negativo del filme es sin duda el tratamiento de la violencia. Se hace bastante raro que un tipo que tiene como arma unas garras y no sea vea ni un poco de sangre, es algo impensable. Tampoco olvidar dentro del apartado de cosas negativas, el tratamiento del Samurai de plata que parece una especie de Iron Man, hace que el filme pierda por completo su tono realista.

Lobezno-Inmortal-2

Lobezno inmortal es un quiero y no puedo por intentar hacer un cine de evasión, apoyándose en la historia y no tener que depender de efectos especiales y explosiones sin sentido.

Curiosidades

Su presupuesto fue de 120 millones de doláres, recaudó en todo el mundo casi 415.

Las actrices Jessica Biel y Amanda Seyfried fueron consideradas para interpretar el papel de Viper.

Simon Beaufoy (127 horas), le ofrecieron escribir el guión, pero rechazó la oferta.

Después de los títulos de crédito finales, hay una escena post créditos que enlazaba con el siguiente filme de la saga mutante, X-men: Días del futuro pasado.