Jumanji: Bienvenidos a la Jungla

En 1995 se estrenó Jumanji de Joe Johnston, una de las cintas más celebradas del desaparecido Robin Williams. Al actor le acompañaban Bonnie Hunt y una pequeña Kirsten Dunst. 20 años después Jake Kasdan (hijo del mítico guionista y director Lawrence Kasdan) dirige Jumanji: Bienvenidos a la Jungla, su tardía secuela. Para ello ha contado con Dwayne Johnson, Jack Black, Kevin Hart y Karen Gillan.

Muchos espectadores antes del estreno del filme pusieron el grito en el cielo, tras ver como de nuevo Hollywood apuntaba por rehacer un filme que había calado a muchos en su infancia (él que escribe estas líneas ya le pillaba algo mayor cuando se estrenó en los 90). Con lo que la expectativa ante si los estudios habían vuelto a hacer de las suyas eran altas. ¿Al final cuál es el resultado? Jumanji: Bienvenidos a la Jungla es para sorpresa de muchos, sencillamente un estupendo entretenimiento de aventuras y fantasía.

Jumanji Bienvenidos a la Jungla

La trama es una actualización de la original, si en aquella nos encontrábamos con un juego de mesa. En ésta el juego se ha actualizado a formato videojuego, como se ve en el prólogo ambientado en 1996. Nuestros nuevos jugadores, a modo de guiño descarado a El club de los cinco, son 4 adolescentes (a cada cual más estereotipado) que han sido castigados en el instituto. Mientras tienen que ordenar un trastero, descubren una vieja videoconsola con la que deciden jugar a Jumanji.

A diferencia del filme original donde el juego se trasladaba a nuestra realidad, nuestros protagonistas entraran dentro del juego, pero con los avatares de los personajes que han seleccionado. Esto último es uno de los aciertos del filme, ya que el cerebrito del grupo será nada menos que un intrépido y musculoso aventurero, el deportista pasará a ser su gregario, la pija del grupo será un cartógrafo gordito y la marginada será una aguerrida y sexy luchadora. Los cuatro tendrán que unir sus fuerzas para devolver una joya a un lugar sagrado que contiene una maldición y de paso evitar que no caiga en manos del malvado Van Pelt.

Jumanji Bienvenidos a la Jungla

La cinta tiene momentos de acción muy logrados como la persecución de nuestros protagonistas en la selva por parte de los secuaces motorizados de Van Pelt, la huida del zoco, donde el personaje Johnson empieza a repartir golpes a diestro y siniestro. Sin olvidar las espectaculares escenas aéreas en helicóptero. Combinados con momentos de comedia (incluso gamberra) muy divertidos, como la llegada de nuestros protagonistas a Jumanji y descubren sus avatares y sus habilidades (como ser apasionado) y puntos débiles (entre ellos pueden morir si comen pastel).

El reparto en líneas generales cumple con las expectativas del espectador. Johnson tiene un personaje ideal para derrochar su carisma tanto para la acción como para la comedia, Hart le secunda estupendamente sin ser cargante. Gillan tiene la oportunidad de hacer de una heroína alejada de su Nebula de Guardianes de la Galaxia y su secuela. Pero el que se lleva el gato al agua es Jack Black, el protagonista de Escuela de rock, saca oro de debajo de las piedras con un personaje que a priori podría ser mero relleno. Al ser una chica pija en la vida real y tener que ser un hombre en el videojuego, atentos a la escena donde tiene que hacer aguas mayores y el resto de sus compañeros le tienen que explicar como hacerlo. En cuanto al villano interpretado por Bobby Cannavale, está algo desaprovechado, se intenta sacar partido de su presencia física y poco más. Y en un rol secundario aparece el cantante Nick Jonas, que está correcto en su papel de piloto de avión.

Jumanji Bienvenidos a la Jungla

A nivel de producción, el CGI de los animales salvajes que atacan a nuestros heroes esta muy logrado. Habría que destacar la fotografía tan colorista de Gyula Pados. Por otro lado, la banda sonora de Henry Jackman crea temas de corte muy aventurero pero ninguno de ellos destacables, aunque afortunadamente se han acordado del clásico de los Guns n’ Roses, Welcome to the Jungle para los créditos finales.

En cuanto a la dirección de Jake Kasdan, el director de comedias tontorronas como Bad Teacher o Sex Tape demuestra que se sabe defender con un proyecto de gran presupuesto como este. Sin duda alguna se puede decir que estamos ante su filme más entretenido y espectacular. Donde sabe aprovechar bien la labor del guión escrito por Jeff Pinkner, Scott Rosenberg y Erik Sommers, los cuales han aprovechado incluso en rendir homenaje al filme original y a su protagonista. Con un par de guiños muy simpáticos a modo de hacer las paces con esos espectadores, a priori, enojados por esta secuela.

Jumanji Bienvenidos a la Jungla

Jumanji: Bienvenidos a la Jungla es la película ideal para ver en estas fechas navideñas, tiene humor y aventuras a partes iguales.

Curiosidades

Jumanji es una de las películas favoritas de Karen Gillan, que ahora ha tenido la oportunidad de protagonizar su secuela.

El vestuario de Karen Gillan, está inspirado en el de Lara Croft, la protagonista de los videojuegos de Tomb Raider.

Tom Holland iba a interpreta a McDonough, pero finalmente por problemas de agenda fue reemplazado por Nick Jonas.

Jumanji: Bienvenidos a la Jungla se filmó en Hawaii.

Colin Hanks realiza un cameo, al final del filme. Este trabajó en el debut de Jake Kasdan en la dirección, The O.C. Donde también participaba Jack Black.

Dwayne Johnson y Kevin Hart ya trabajaron juntos en Un espía y medio.

Pesadillas

Pesadillas está basada en los libros de terror escritos por R. L. Stine que tienen como protagonistas a adolescentes que se enfrentan con alguna criaturas terrorífica: monstruos, zombis, muñecos diabólicos… La película reúne todas las pesadillas que Stine escribió en varias novelas en una sola. Zach (Dylan Minnette), su vecina Hannah (Odeya Rush), su amigo Champ (Ryan Lee) y el mismísimo R. L. Stine (Jack Black), tendrán que vérselas con un muñeco de ventrílocuo maldito, el hombre lobo, el yeti, una mantis religiosa gigante y muchas más criaturas de terror, para poner a salvo el pequeño pueblo de Greendale en una sola noche.

Pesadillas 7

El director Rob Letterman centrado en películas de animación y comedias familiares es una elección muy acertada para el filme, al que ha sabido imprimirle un ritmo ameno y cierto tono revival de los 80s. Sin duda, su principal referente ha sido el largometraje Una pandilla alucinante (1987) de Fred Dekker y en menor medida Jumanji (1995) de Joe Johnston.

Se puede decir que la película funciona por partes, cada ataque de uno de los personajes de pesadilla funciona muy bien por separado, pero en conjunto, como parte de un todo, no acaban por convencer. También los efectos especiales, que son los reyes en este tipo de productos donde reina lo fantástico y terrorífico, dejan un poco que desear.

La gran estrella de la cinta es el actor Jack Black. El cómico estaba desaparecido de la gran pantalla salvo por sus aportaciones de voz en la película de animación Kung Fu Panda (2008) y su secuela. Con anterioridad, ya se había puesto a las órdenes de Letterman en Los viajes de Gulliver (2010). Película de la que hay un pequeño guiño en Pesadillas cuando los gnomos cogen a Stine como si se tratase de Gulliver en el país de Liliput.

Pesadillas 3

R. L. Stine es considerado el Stephen King de la literatura juvenil, y hay varias referencias en tono de humor en el filme sobre éste hecho. Como ejemplo, cuando Stine/Black se sienta a escribir en el salón de actos del instituto en el que se va a representar la obra de King El resplandor (que también es la película favorita de la estrella del filme).

Aunque ésta no es la primera adaptación de las novelas de Stine al medio visual, si que es la primera en la gran pantalla. Desde 1995 a 1998 hubo una serie de terror canadiense basada en los libros. Stine al igual que Stan Lee, es aficionado a aparecer en las adaptaciones de sus obras y salía en 12 episodios de la misma. En el filme, aparece en un pequeño cameo interpretando al profesor de teatro, el señor Black, donde ha intercambiado el nombre con el protagonista de la cinta.

Pesadillas 6

Sencillamente entretenida y familiar, es una buena elección para una tarde de diversión terrorífica.

Curiosidades

Desde 1986 R. L. Stine ha escrito más de 70 novelas cortas de terror juvenil. La mayoría de ellas se han publicado en la colección Goosebumps y ha vendido más de 400 millones de ejemplares en todo el mundo.

Tim Burton se interesó por dirigir la adaptación al cine de los relatos de Stine, pero antes que él, el mismísimo George A. Romero fue quien casi se pone al frente de proyecto en los 90s.

Más sobre Pesadillas en Sensacine:

http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-138725/