Bright

Estrenada el pasado mes de diciembre, Bright se convierte en la película de mayor presupuesto (alrededor de unos 90 millones de $) por parte de Netflix. Dirigida por David Ayer (Escuadrón suicida, Corazones de acero) con guión de Max Landis (Chronicle, American Ultra). Esta buddy movie mezcla fantasía con acción, cuenta con Will Smith al que le acompaña un irreconocible Joel Edgerton.

Con Bright nos encontramos con el típico thriller policiaco, al que se le añade el factor de fantasía. Con una trama más cercana a filmes policiacos del estilo Training Day o 16 calles que a El señor de los anillos (e incluso a los espectadores más veteranos les recordará a Alien Nation). El libreto de Max Landis, queda bastante curioso al presentar un mundo repleto de orcos, hadas, elfos y otras especies transitando por las calles.

Bright

Ward y Jakoby son una pareja de patrulleros de Los Angeles. El primero vuelve al servicio activo tras ser disparado, el segundo es el primer orco policía, por lo que todo sus actos son vistos con lupa. A pesar de la reticencia del primero por patrullar con el segundo, patrullan las calles hasta que dan con un aviso y descubren a una elfo con un objeto mágico altamente peligrosa, una varita. Este tipo de objetos solo lo pueden utilizar unos elfos (y en muy pocas ocasiones los humanos), que son llamados brights.

Nuestros policias tendrán que custodiar a la elfo y el objeto mágico, mientras que son perseguidos por pandilleros de todo tipo de especie, polis corruptos y una malvada elfo que quiere el objeto mágico para traer de vuelta al señor oscuro de una profecía.                                        Bright

La cinta se queda a medias. Si bien la primera hora funciona, donde nos presenta ese día a día por las calles de la ciudad californiana. Como están establecidas las diferentes especies en la sociedad, con ese barrio élfico al más puro Beverly Hills o esos guetos lleno de orcos como la clase más desfavorecida. Pero en el momento en el que aparece el objeto mágico, todo se vuelve muy rutinario.

La cinta cae en tópicos y clichés mil veces vistos en otras cintas (el personaje de Will Smith incluso llega a decir “En tres años me jubilo”, un guiño directo a Arma Letal). Aunque el libreto de Landis no funciona a las mil maravillas, también se le podría achacar que Ayer tampoco esta muy fino en la dirección, como ejemplo ese tiroteo que tiene Ward con unos policías corruptos rodado a cámara lenta.Bright

Pero en Bright también hay una serie de ideas interesantes que no las exprimen. Temas como el racismo o la  lucha entre especies. Tampoco nos explican muy bien qué son los bright o de ese supuesto señor oscuro que se menciona en varias ocasiones. Da la sensación que al no explicar cosas, que estamos ante un episodio piloto de una serie que de una filme al uso. Aunque ya sabemos que tenemos secuela en el camino que daría pie.

Smith sigue demostrando su carisma, su personaje es un policía que quiere hacer lo correcto aunque alejado de personajes más heroicos de su carrera como en Dos policias rebeldes. Joel Edgerton es Jakoby, el primer orco en entrar en el cuerpo de policía. Un mestizo que es repudiado tanto por los suyos como sus compañero de trabajo, es un tipo bien intencionado, algo torpe pero que parece esconder algún secreto. Sorprende ver mucho a Noomi Rapace como la villana de la función. La inclasificable Lisbeth Salander original, aparece en el filme solo para repartir estopa y poco más. Mientras que Edgar Ramírez es un elfo que pertenece a la unidad especial del FBI de objetos mágicos, un personaje que daba para más.

Bright

En cuanto a la producción, se nota el dinero y que estamos ante un filme que perfectamente se podría haber estrenado en los cines sin problemas. Habría que destacar la labor de maquillaje de los personajes y su banda sonora repleta de hip hop con temas de Alt-J, Snoop Dogg, Logic y Bastille.

Bright dista mucho de ser imperfecta, se queda en una cinta fallida pero entretenida, que abre un nuevo mundo fantasía dentro del thriller policíaco.
Bright

Curiosidades

Tras Escuadrón suicida, David Ayer dirige de nuevo a Will Smith en esta película.

El guionista Max Landis ha descrito Bright como un cruce entre Star Wars y Sin tregua. Landis escribió el guión del filme específicamente para David Ayer.

La película se ha rodado en Los Angeles, California.

Exodus: Dioses y reyes

Exodus: Dioses y reyes se basa en el libro bíblico de “El Éxodo” junto con algunas de las historias del Antiguo Testamento. La película narra la vida de Moisés desde el día en el que nació. Repasa momentos clave como su adopción en la familia real egipcia o su desafío hacia el faraón. Centrada sobretodo en la liberación de los hebreos y su viaje por el desierto.

Scott tras El Confidente regresó de nuevo al cine épico y para ello se vino a España a rodar su particular versión de Los 10 mandamientos con Christian Bale, en un filme que si bien es cierto que se ve espectacular esto no es Gladiator de la cual tiene puntos en común.

Exodus-11

El principal problema del filme son los cortes en la mesa de montaje que se nota muchísimo. Sobretodo en ese comienzo de la historia en la que Moisés y Ramses son amigos, regresan victoriosos de la batalla. El faraón confiesa que Moisés es mejor que Ramses y después este se entera de sus orígenes hebreos. En ese punto, Scott levanta el pie del acelerador para mostrar el destierro por el desierto y el resto de historia del protagonista.

Hay también una serie de cosas del guión que no se entienden muy bien. ¿Por qué Moisés le da por matar a dos soldados que lo confunden con un esclavo? ¿No hubiera sido más fácil identificarse? ¿Para que narices Moisés entrena a sus familiares cuando después no hay batalla ninguna? Por no mentar el tema de las plagas. Destacar el espectacular ataque de los cocodrilos. Donde se le da una explicación científica alejándose de lo divino.

Exodus-9

Habría que destacar el largo reparto de caras conocidas de Exodus: Dioses y reyes. John Turturro es el faraón, Ben Kingsley con su sempiterno semblante serio, esta para dar su parrafada. Sigorney Weaver aparece de extra con frase, supongo que por el tema del montaje, Aaron Paul de Breaking Bad hace de Josue con cuatro frases. Y María Valverde realizó su debut en Hollywood, interpretando a la Moisés.

Bale pues no se le ve cómodo en el papel. Demasiado estoico en ocasiones en otras un poco pasota parece que todavía le cuesta quitarse el papel de Batman. Sorprende la elección de Joel Edgerton como Ramses, fuera parte de su aspecto con la cabeza rapada, tiene momentos que queda bastante ridículo su personaje y eso que es el villano de la historia.

Exodus-10

Exodus: Dioses y reyes es un filme fallido. Scott apela a la épica pero le sale el tiro por la culata.

Curiosidades

La película esta dedicada al director Tony Scott (Top Gun o Enemigo Público), hermano de Ridley.

Hay varias versiones sobre la vida de Moisés en el cine. La más conocida es la versión de 1956 con Los diez mandamientos con Charlton Heston.

Gran parte del filme se realizó en la provincia de Almería. Lolizaciones como Sierra Alhamilla, el desierto de Tabernas o la localidad de Viator.

La película contó con 700 técnicos, 4.000 extras y la construcción de 600 edificios. Su presupuesto fue de 140 millones de $, recaudó unos 268 en todo el mundo.

La venganza de Jane

En 1871, Jane (Natalie Portman) vive en su propiedad del lejano oeste junto a su marido y su pequeña hija. Un día su marido Bill (Noah Emmerich) regresa a casa con numerosas heridas de balas. La banda del cruel Bishop (Ewan McGregor), a la que Bill anteriormente pertenecía, han sido los que le han acribillado. Pronto, Bishop y sus compinches vendrán a por Bill para acabar el trabajo, por lo que Jane tendrá que enfrentarse a numerosos recuerdos del pasado y recurrir a un antiguo amor, Don Frost (Joel Edgerton), para que la ayude a terminar con ellos.

La venganza de Jane 2

Dirigida por Gavin O’Connor, este western atípico reivindica el poder de la mujer en la posguerra civil americana. El personaje de Jane es una mujer fuerte, que lleva la mayor carga interpretativa dentro del filme, pero que no puede evitar recurrir a un hombre para resolver un conflicto de hombres.

Lo que comienza siendo una historia de odio y venganza, acaba centrándose por entero en la historia de amor de los protagonistas. El triangulo amoroso (Jane, su marido Bill y su antiguo amante Don) va perdiendo fuerza a medida que avanza la cinta y se alcanza un desenlace demasiado edulcorado para lo que es la tónica del género. El exceso de flashbacks que desentraman el pasado de Jane y su relación con Dan y Bishop intentan satisfacer la intriga y mantener el ritmo del filme, ya que la acción presente se limita a organizar el enfrentamiento final. Todo ello hace pensar que la película quizás hubiera tenido un mejor resultado si la historia hubiera sido contada de forma lineal.

La_venganza_de_Jane 10

Natalie Portman interpreta correctamente el personaje de Jane que está acertadamente secundada por un Joel Edgerton que además de hacer el papel de Don, ha participado en el guion de la cinta. Noah Emmerich encarna al marido de Jane, un personaje poco desarrollado al que se le podría haber sacado algo más de partido. Pero sin duda el rol más destacable de la producción es el de malo del filme. Con un look casi irreconocible (ataviado con un mostacho y cabello moreno) Ewan McGregor se sale en el papel de villano. Su aportación se limita prácticamente a 4 escenas en las que el actor escocés demuestra que se atreve con todo y siempre sale bien parado.

En este western sombrío, la fotografía de Mandy Walker, intenta sacar el máximo partido al paisaje desértico y desolado del Nuevo México donde ha sido rodado. El juego de claroscuros y contraluces durante la preparación de la lucha y desenlace, conjuga perfectamente con el sentimiento de los protagonistas. Por otro lado, la recreación del lejano oeste prácticamente se ha limitado a las dos casas de los protagonistas y al pequeño pueblo de Lullaby.

La venganza de Jane 5

Una película con aciertos y desaciertos que no pasará a la historia del western, pero que merece la pena por ver a Ewan McGregor hacer de un excelente villano.

Curiosidades

Natalie Portman y Ewan McGregor, interpretaron a Padme y Obi-Wan Kenobi en los tres primeros episodios de la saga Star Wars. En el Episodio II – El ataque de los clones (2002) y el Episodio III – La venganza de los Sith (2005), Joel Edgerton  también tiene un pequeño papel como hermanastro de Anakin Skywalker y tío adoptivo de Luke.

El director Gavin O’Connor es la cuarta vez que trabaja con el actor Noah Emmerich. En los filmes Cuestión de honor (2008) y El milagro (2004), además de en la serie The Americans, en la que O’Connor dirigió varios capítulos.

Su directora original iba a ser Lynne Ramsay, pero tras dos días de rodaje y problemas con la producción, le cedió el puesto a Gavin O’Connor.

 

El regalo

Joel Edgerton es una de las caras más reconocidas del actual panorama cinematográfico, recientemente ha aparecido en cintas como Black Mass. Estrictamente criminal, Exodus: Dioses y Reyes, El gran Gatsby o Warrior. Ahora da el salto a la dirección con El regalo, donde además firma el libreto.

¿Qué nos encontramos con este regalo? Un thriller con ciertas dosis de drama, de esos donde no se puede contar mucho para no desvelar la sorpresa. En ella nos presentan a un matrimonio, en plena mudanza, nuevo hogar, nuevo trabajo, todo un prometedor porvenir hasta que por esos avatares del destino para Simon y Robyn se cruzan con Gordo, un antiguo compañero del instituto de él.

Lo que parece el argumento del típico telefilme de mediodía, se distancia de lo habitual sin caer en los tópicos más manidos dentro de este género, lo normal sería que Gordo estuviera acosando a los protagonistas hasta el típico desenlace final con confrontación, pero afortunadamente no es así.

La historia se centra más en el drama, sin recurrir a efectismos baratos, eso si, hay dos o tres sustos sacados de un filme de terror, que parece que han metido con calzador por parte del estudio. Si bien es cierto que su final da pie para preguntarse ciertas cosas sobre las acciones de Gordo pero son unos fallos perdonables para un novato en la silla de director. El ritmo del filme, es lento pero sin pausa hasta llegar a un buen clímax final. Su aspecto negativo sería el pequeño parón que tiene a mitad de la cinta donde la película es puramente un drama, centrado en la desconfianza creada por Simon a Robyn.

De su trío protagonista hay que destacar al propio Edgerton con un personaje enigmático, imprevisible que da bastante mal rollo. Bateman parece un tipo normal y corriente que tiene un lado oscuro, saliéndose de sus habituales roles de comedia mientras que Hall hace de la sufrida e inocente (aparentemente) esposa en la que recae mayor protagonismo a medida que avanza el filme. Del resto del reparto nos encontramos a los televisivos Allison Tolman (Fargo) como la vecina de la pareja protagonista o Wendell Pierce (The Wire) donde encarna a un policía.

El regalo es un estupendo debut en la dirección por parte de Edgerton, un thriller interesante que destaca por encima de la media.

Curiosidades

Ganó el premio a mejor actor, para Joel Edgerton en la pasada edición del Festival de Sitges.

La productora del filme, Blue-Tongue Films, esta formada por Joel Edgerton y sus hermanos.

Edgerton y Bateman también actuaron juntos en Ases calientes (2006).

La película se convirtió en un éxito sorpresa, al recaudar casi 60 millones de $ en todo el mundo con un presupuesto de 5.

La habitación del hospital que aparece en la película es la número 237, en una clara referencia a la película El Resplandor de Stanley Kubrick.