Asesinato en el Orient Express

Agatha Christie vuelve a ser adaptada al cine con Asesinato en el Orient Express. El británico Kenneth Branagh es el encargado de llevarlo a pantalla además de protagonizarla como el detective Hercules Poirot. Al director de Jack Ryan: Operación sombra, le acompañan un reparto de altura con Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley, Josh Gad y Derek Jacobi.

Recordar que la anterior versión es de 1974 dirigida por Sidney Lumet donde Albert Finney interpretaba a Poirot y contaba con un reparto estelar de actores entre los que estaban Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Martin Balsam, Michael York, Jacqueline Bisset, Sean Connery, Anthony Perkins y Richard Widmark.

Asesinato en el Orient Express

La trama nos lleva a los años 30, Hercules Poirot es un brillante (y muy excéntrico) detective. Tras resolver su último caso en Jerusalén decide tomarse unas vacaciones para poder disfrutar de su afición por la comida hasta que vuelve a ser llamado para un importante caso en Londres. Para ello viajara en el lujoso tren, Orient Express. Los pasajeros son un grupo de los más dispar, desde una princesa, unos condes, una viuda cazafortunas, una religiosa y un tipo de negocios y sus ayudantes.

Todo parece ir bien hasta que por culpa de las condiciones climáticas, el tren queda atrapado por la nieve, pero sino fuera suficiente, aparece un cadáver y nuestro protagonista tendrá que averiguar quien es el asesino antes que el tren vuelva a reanudar la marcha y el misterioso asesino puedas huir. Por supuesto, sus sospechosos guardan algún que otro secreto.

Asesinato en el Orient Express

La película destaca por su ritmo, las casi dos horas de duración se pasan volando a bordo de este filme. En líneas generales respeta bastante bien el material original, sin llegar a ser una fiel adaptación de la novela, no cae en cambios muy radicales. Su tono de misterio, tiene cierta carga dramática, sobretodo cuando Poirot empieza a interrogar a sus sospechosos. Tampoco se olvida del sentido del humor con unas pinceladas, casi todas relacionadas con el protagonista. Atentos a su protector de bigote o su presentación donde comprobamos sus obsesión porque todo sea simétrico desde los huevos que desayuna o hasta tener que pisar con sus dos pies un excremento que había pisado accidentalmente en la calle.

La dirección de Kenneth Branagh es bastante elegante, se le ve más suelto en este tipo de filmes con un ritmo más sosegado que cuando ha tanteado el género de espías o de superheroes. Habría que destacar la entrada de Poirot en el tren, en un plano secuencia desde las afueras que aprovecha para ubicar a cada uno de los personajes o el descubrimiento del cadáver, filmado desde arriba.

Asesinato en el Orient Express

Por sacarle pegas, la cinta en su tramo final, el ritmo decae. Nos encontramos con un final algo anticlimático (aunque más que nada se debe a la novela) y teatral que puede descolocar al espectador. Tampoco hay que olvidarse de los estereotipos de ciertos personajes como ese profesor austriaco racista o esa fanática religiosa.

En cuanto al reparto, todos tienen su momento de lucimiento, al servicio de Branagh en su doble faceta. Habría que destacar a la genial Judy Dench como esa princesa amargada o Daisy Ridley alejada de su rol de Star Wars, como esa joven institutriz enamorada de hombre de color y que tiene que mantener en secreto. Tampoco me olvido de gente como Josh Gad, alejado de sus roles cómicos o los veteranos Willem Dafoe o Derek Jacobi que le dan empaque al producto.

Asesinato en el Orient Express

Asesinato en el Orient Express son dos horas de entretenimiento casi sin fin con un reparto de lujo.

Curiosidades

Agatha Christie publicó la novela en 1934. Se basa en los incidentes que sucedieron en 1929 en el verdadero Orient Express, cuando un grupo de viajeros quedaron atrapados durante seis días debido a una tormenta de nieve.

El personaje de Hercules Poirot lee el libro Historia de dos ciudades de Charles Dickens.

Hay un guiño a otro título de Christie, Muerte en el Nilo de la cual se rumorea se puede filmar, tras la buena acogida de ésta. 

Otros actores que interpretaron a Hércules Poirot fueron Peter Ustinov, Albert Finney, Alfred Molina o David Suchet.

Derek Jacobi es uno de los actores fetiches de Kenneth Branagh, ha trabajado con él, Enrique V, Morir todavía, Hamlet, Mi semana con Marilyn y Cenicienta.

Se han modificado algunos personajes con respecto a la novela, el personaje de Penélope Cruz era de origen sueco. Mientras que el personaje de Leslie Odom Jr., era un coronel del ejército en la historia original, mientras que en la película es médico.

El filme ha sido filmando en 65 mm, es la segunda película de Kenneth Branagh, la primera fue Hamlet.

Esta es la tercera película que coinciden Johnny Depp y Penélope Cruz, tras Blow y Piratas del Caribe: En mareas misteriosas.

Angelina Jolie y Charlize Theron iban a participar en el filme para el papel que interpreta Michelle Pfeiffer.

Asesinato en el Orient Express tuvo un presupuesto 55 millones de dólares. A fecha de hoy lleva más de 175 recaudados en todo el mundo.

La Bella y la Bestia

La primera vez que vi el clásico animado de Disney, La Bella y la Bestia (1991) fue en uno de los muchos desaparecidos cines de una sola sala de mi ciudad. A parte de las fantásticas canciones, uno de los momentos más memorables fue la escena del baile en el gran salón del castillo con una decoración hiperrealista de lámparas y pinturas murales. Aquella era una de las primeras incursiones digitales en una película de animación. Ahora, con una tecnología mucho más avanzada, y gracias al filón de estas nuevas adaptaciones a acción real (sin ir más lejos, en 2016 pudimos deleitarnos con El libro de la selva (2016) de Jon Favre) vamos a poder disfrutar de todos los clásicos de la compañía en los próximos años. El encargado de traernos esta nueva versión es Bill Condon, todo un especialista en el género del musical tras dirigir Dreamgirls (2006) y llevarse el Oscar al mejor guión por Chicago (2002).

La-Bella-y-la-Bestia-1

La historia firmada por Stephen Chbosky y Evan Spiliotopoulos, es prácticamente la misma que en la versión animada. Bella (Emma Watson) es una joven soñadora y amante de la lectura que vive en una pequeña aldea de Francia junto a su padre, Maurice (Kevin Kline), un viejo inventor. Para exponer sus artilugios en una feria, Maurice emprende un viaje, pero se pierde por el camino y llega a un extraño castillo. Pronto descubrirá que el castillo está embrujado y que su amo es una temible Bestia (Dan Stevens). Cuando Bella se entera de lo ocurrido, no duda en ir a su rescate. Al llegar al castillo, lo encuentra preso y decide hacer un intercambio con la Bestia para ocupar el lugar de su padre. 

Sin embargo, Chbosky y Spiliotopoulos han añadido nuevas aportaciones que desarrollan y aportan más profundidad a los dos personajes principales. En el caso de Bella, descubrimos sus dotes de inventora, dónde se desarrolló su infancia y la pérdida de su madre. En el caso de la Bestia, van un poco más allá y revelan aspectos de su pasado como príncipe déspota y presumido en la introducción del filme, además de dar pequeñas pinceladas sobre su infancia y la relación con su progenitores.

La-Bella-y-la-Bestia-3

Pero lo mejor de la película no son estas pequeñas incursiones, si no comprobar la buena adaptación que han conseguido y ver que conserva perfectamente el espíritu de la original. Cuenta con un lujoso y magnífico diseño de producción con decorados, vestuario, coreografías, música y canciones que se mantienen con respecto a la versión animada y resultan todo un espectáculo para los sentidos. Además, Alan Menken (compositor junto al fallecido Howard Ashman de la banda sonora de la cinta del 1991) y Tim Rice han creado varias canciones nuevas para este filme. De entre ellas, la más significativa es la balada For Evermore ya que está interpretada por la Bestia que en el filme original sólo tenía un par de líneas cantadas.

La-Bella-y-la-Bestia-6

El reparto tampoco podía ser menos vistoso que el resto de la película. Emma Watson encarna a una Bella que se aleja de los estereotipos de princesa Disney tomando las riendas de su propio destino. La actriz pone cierta intención, pero al ser un rodaje plagado de CGI en muchas escenas su cara está totalmente falta de expresividad. El papel de Bestia está encarnado por Dan Stevens cuya apariencia real sólo podemos ver al comienzo y al final del filme. En el rodaje el actor tuvo que soportar un traje de más de 10 kilos y unos zancos de 25 cm. Como villano de la función, tenemos a un magnífico Gastón en Luke Evans, que aporta físico, una genial interpretación y un estupendo vozarrón (muy recomendable la versión original). Como su compañero y esbirro, Josh Gad en el papel de Le Fou, que pasará a la historia como el primer personaje gay de Disney.

En la cinta también podemos disfrutar de las voces de Ewan McGregor como Lumière, Ian McKellen como DinDong, Emma Thompson como la Señora Potts y Stanley Tucci como el maestro Cadenza.

La-Bella-y-la-Bestia-4

La película es un deleite visual y auditivo, que se encumbra como una de las mejores obras de Disney.

Curiosidades

En un principio la Bestia iba a ser interpretada por Ryan Gosling y posteriormente por Robert Pattinson. Para el papel de  Lumière fue considerado el actor francés Jean Dujardin, pero finalmente fue a manos de Ewan McGregor.

En el casting para la película, los actores debían interpretar la canción Hakuna Matata de El rey león (1994).

Josh Gad ya había interpretado con anterioridad a otro personaje de Disney. Fue en Frozen: El reino del hielo (2013) donde daba vida a Olaf, un muñeco de nieve.

La primera versión del guion de la película era mucho más oscura y contada desde la perspectiva de la Bestia, pero finalmente se optó por conservar la historia original.

El gurú de las bodas

El verdadero tirón de la película en nuestro país es poder ver a Kaley Cuoco interpretar otro papel que no sea el de la pizpireta Penny deThe Big Bang Theory, ya que el resto de sus compañeros de reparto son completamente desconocidos. Otro gran empuje para el filme ha sido el doblaje del personaje interpretado por Kevin Hart. En España lo tendremos con la voz de Florentino Fernández, que le aporta mayor comicidad y desenfado, aunque he de decir que para mí siempre será la voz del malvado Dr. Maligno de Austin Powers.

Guru 1

El guion, a parte de la juerga y camaradería masculina, toca temas más hondos como la amistad y el amor verdadero. La película pretende ser una comedia desenfadada pero se queda un poco corta. Salvo la secuencia de la despedida de soltero con persecución policial y final en el hospital o la cena en casa de la familia de la novia, el resto del filme roza lo soso. La situaciones de malos entendidos y mentiras imposibles, están faltas de gracia y entretenimiento.

Guru 6

En conclusión, otra peli de despedida de solteros y bodas que ni fu ni fa.