El rey Arturo: La leyenda de Excalibur

Numerosas han sido las adaptaciones de la historia del Rey Arturo a la pequeña y gran pantalla. Desde Los caballeros del Rey Arturo (1953) de Richard Thorpe, pasando por la versión animada de Disney con Merlín el encantador (1963) como protagonista, a la afamada y de tedioso ritmo Excalibur (1981) o la interpretación un tanto ñoña de El primer caballero (1995).

Ahora, Guy Ritchie nos presenta su particular visión sobre esta historia clásica medieval llevándosela a su terreno. La cinta actualiza el mito, y se encuentra más cercana a la introducción de un superhéroe de Marvel o DC que a una cinta de aventuras tradicional. Ésto, se deja ver desde su rompedor arranque lleno de monstruos gigantes y elementos fantásticos.

Rey-Arturo-1

El director nos lleva por un lado al típico mundo de sus películas con personajes barriobajeros, pillos, liantes y estafadores de Londinium (el propio Arturo es casi un proxeneta, líder de una banda de matones), y por otro, a un Camelot  lleno de magia y criaturas oníricas (elefantes y serpientes colosales, mujeres medusas…). A todo esto contribuyen, una estética muy de videojuego (con un especial parecido a Dark Souls) y unos efectos especiales impactantes en los que no han reparado en gastos. Otra de las actualizaciones, es la diversidad racial que no desentona para nada con la historia.

Ritchie utiliza numerosos recursos estilísticos (cámara rápida, lenta, giros 360º o steadycam) y de montaje (como cuando introduce una historia dentro de otra para luego volver a la inicial). Un montaje, que se nota que ha sufrido numerosos ajustes finales dejando las iniciales 3 horas y media en unos 120 minutos.

Rey-Arturo-5

En toda esta deconstrucción de la leyenda, se echan en falta elementos clásicos del mito como Merlín (que solo es nombrado en un diálogo), la mesa redonda o el personaje de Morgana.

Del reparto, destacar a Charlie Hunnam en un rol que recuerda demasiado a su papel en la fantástica serie Hijos de la Anarquía (2008-2014), a Jude Law pasándoselo a lo grande haciendo de villano y a Eric Bana en una breve pero sólida aparición. También aparecen Djimon Hounsou que da solvencia con su presencia y Annabelle Wallis (vista recientemente en La Momia (2017) en un papel prácticamente anecdótico. 

Rey-Arturo-10

Un blockbuster palomitero, muy desvergonzado y desmitificado, que servirá para amenizarnos las jornadas estivales.  

Curiosidades

Henry Cavill y Jai Courtney estuvieron a punto de hacerse con el personaje de Arturo. Las actrices Felicity Jones, Elizabeth Olsen y Alicia Vikander fueron tanteadas para el papel de Guinevere.

Es la segunda vez que Charlie Hunnam y Jude Law trabajan juntos tras Cold Mountain (2003). Law trabaja por tercera vez por Ritchie tras Sherlock Holmes (2009) y su secuela.

David Beckham hace un breve papel en la cinta. Interpreta al soldado que anima a Arturo a sacar Excalibur de la roca.

Guy Ritchie hace un breve cameo en la película durante la escena de la persecución por la ciudad.

El rey Arturo: La leyenda de Excalibur tuvo un presupuesto de 175 millones de dólares, pero apenas ha llegado a los 150 en todo el mundo. Ha sido rodada en distintas localizaciones de Inglaterra, incluidas Escocia y Gales.

 

Espías

Comedias de espías han sido siempre muy habituales en el cine. Desde títulos como F de Flint con James Coburn o la versión jocosa de Casino Royale que protagonizo Peter Sellers, pasando por Espías como Nosotros con Chevy Chase y Dan Aykroyd o títulos más recientes como la saga de Austin Powers (¿os acordáis cuando Mike Myers hacía pelis y no solo poner la voz de Shrek?) y Espia como puedas con el gran Leslie Nielsen.

Ahora llega Espías, la tercera colaboración entre el director y guionista Paul Feig (veterano en TV con The Office, Freaks and Geeks o Bored to Death) y la actriz Melissa McCarthy tras La Boda de mi mejor amiga y Cuerpos Especiales donde esta última se ha afianzado como un valor seguro en taquilla dentro del género.

00-Espías

McCarthy es Susan Cooper, una analista de la C.I.A. (o más bien la T.I.A. porque menudo edificio ruinoso parece de un tebeo de Ibañez) que es casi la ayudante personal de Bradley Fine, Jude Law en plan Bond era Roger Moore, el niño bonito de la agencia literalmente. Atentos al momento en el que ella le tiene que hacer los recados como despedir al jardinero de este con tronchantes consecuencias.

Hasta que por fin, ella consigue la oportunidad de convertirse en agente de campo. Su misión es dar con Rayna Boyanov, (interpretando por Rose Byrne pasándoselo en grande haciendo de pija malcriada con melenón), la villana de la historia que tiene una peligrosa arma en venta al mejor postor. Nuestra protagonista se encontrará con toda una fauna de personajes que pululan por el mundo de los espías. Entre ellos destaca Rick Ford (Jason Statham), un súper espía pasado de vueltas y mal hablado que no para de hablar de las locuras que ha realizado en sus misiones, como hacerse pasar por Obama o usar un desfribilador en si mismo (un guiño a Crank) y que cree que existe una maquina “Cara a cara” como en la película de John Woo que protagonizó John Travolta y Nicolas Cage.

05-Espías

La película bebe de los filmes de Bond en numerosos aspectos: desde el prologo, los títulos de crédito, el uso de inventos (atentos a los que le asignan a la sufridora protagonista), la jefa (Allison Janney) a lo M de Judy Dench o las escenas de acción (incluso se podría decir que tiene algo de las de Bourne) en donde habría que destacar la pelea de Susan en las cocinas de un restaurante donde usa unas sartenes para defenderse. Sorprende ciertos momentos sanguinolentos que no vemos ni en el cine de acción habitual, como ese cuchillo que atraviesa la mano de una oponente de nuestra prota o el destino fatal de un tipo que es envenenado al que se le quema literalmente la garganta.

El garbancito negro del filme es la evolución del personaje principal. Susan es una recatada analista al más puro estilo Moneypenny de 007 con algo de la Chloe O’ Brian de la serie 24 que en un abrir y cerrar de ojos, no solo se convierte en una deslenguada (ver sus continuas discusiones con el personaje de Statham), sino que reparte leña como si fuera el mismísimo Jason Bourne de forma poco creíble. Algo perdonable, ya que su director, Feig, le va dando ritmo a la historia mil veces vista del bueno contra el malo bañándolo de un sentido de autoparodia consciente de sí mismo. Además, a lo largo de sus dos horas cambiaremos de varios escenarios, veremos muchísimos personajes, algunos con más o menos gracia con lo que uno nunca llega a aburrirse.

02-Espías

Comedia que si bien es cierto no es para el recuerdo, pero que te hará pasar un rato entretenido si aceptas sus reglas y no le pides mucho. Atento al final de los créditos hay una escena que dará que hablar, toda una sorpresa.

Curiosidades

Susan Cooper era el título original del filme.

El filme estuvo nominado al Globo de Oro a mejor comedia. En la entrega de premios, Melissa McCarthy, Paul Feig y Jason Statham presentaron el corte del filme. Statham bromeó presentado la cinta como si el mismo fuera el protagonista absoluto del filme.

El director Paul Feig, quedó tan contento con el trabajo de Statham, que comentó la posibilidad de hacer un spin off centrando en su personaje.

El rapero 50 Cents tiene una breve intervención, haciendo de si mismo.

El filme recaudó 235 millones de dólares en todo el mundo, su presupuesto fue de 65.

Esta es la tercera película en la que han trabajado juntos Rose Byrne y Bobby Cannavale. Este además trabaja por segunda vez con Jason Statham tras Parker (2013). Melissa McCarthy y Rose Byrne protagonizaron La boda de mi mejor amiga (2011), dirigida también por Paul Feig.

 

Dom Hemingway

Dom Hemingway (Jude Law) es un atracador, que tras una larga temporada en la cárcel, regresa a su ciudad natal, Londres, para  solventar varios asuntos. Entre ellos, volver a ver a su hija (Emilia Clarke) o rendir cuentas con su antiguo jefe (Demián Bichir), por no chivarse durante los doce años que paso en presidio.

Dom Hemingway 1

Richard Shepard dirige y escribe esta comedia criminal, que guarda bastantes puntos en común con su anterior película Matador (2005). Ambas cuentan con personajes extremos que viven al margen de la ley, están narradas en episodios y cuentan con un personaje que se intenta redimir pero que tropieza en los mismos vicios.

Por otro lado, se puede decir que Dom Hemingway no es un filme al uso dentro del género, sino que usa la excusa de tener como protagonista a un ladrón con un singular carácter (similar a una bomba de relojería que no sabe cuando puede estallar) para meterlo en una serie de situaciones diferentes. La cinta pasa de lo gamberro o a lo criminal con gran acierto, como cuando se reencuentra con el hijo de un mafioso rival y éste le asesta un puñetazo por matarle su mascota de la infancia. Por contra cuando el filme se vuelve dramático se estanca y deja una sensación agridulce que sale adelante por la labor de los actores.

Dom Hemingway 2

Si hay que destacar algo del filme es sin duda el reparto encabezado por un Jude Law. El actor inglés demuestra que puede llevar todo el peso de la cinta sin apenas despeinarse y realizar un estupendo trabajo rompiendo su faceta de guaperas. Citar cuando se encuentra en la cárcel y da un discurso sobre sus genitales tranquilamente mientras le están practicando sexo oral (la cárcel no es mixta, no digo más…).Una carta de presentación que no deja indiferente a nadie.

De sus compañeros de reparto, Richard E. Grant que interpreta a Dickie, compinche de Dom, y es el personaje que más peso tiene durante el filme. Demián Bichir que hace de un mafioso ruso que intenta salirse un poco de los estereotipos que se le suelen ver en el cine habitual. Por último, Emilia Clarke en un papel muy secundario como la hija de Law, en el que ha cambiado el pelucón rubio de Juego de tronos por una melena pelirroja.

Dom Hemingway 6

En resumen, un filme entretenido a ratos divertido con un ritmo que si bien es cierto no es frenético tampoco es relajado. Como se suele decir “sin prisas pero sin pausas”.

Curiosidades

Para prepararse el papel Jude Law engordo unas 30 libras, alrededor de 13 kg.

La película se grabó entre Inglaterra, en Londres, y Francia, en Saint-Tropez.