Asesinato en el Orient Express

Agatha Christie vuelve a ser adaptada al cine con Asesinato en el Orient Express. El británico Kenneth Branagh es el encargado de llevarlo a pantalla además de protagonizarla como el detective Hercules Poirot. Al director de Jack Ryan: Operación sombra, le acompañan un reparto de altura con Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley, Josh Gad y Derek Jacobi.

Recordar que la anterior versión es de 1974 dirigida por Sidney Lumet donde Albert Finney interpretaba a Poirot y contaba con un reparto estelar de actores entre los que estaban Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Martin Balsam, Michael York, Jacqueline Bisset, Sean Connery, Anthony Perkins y Richard Widmark.

Asesinato en el Orient Express

La trama nos lleva a los años 30, Hercules Poirot es un brillante (y muy excéntrico) detective. Tras resolver su último caso en Jerusalén decide tomarse unas vacaciones para poder disfrutar de su afición por la comida hasta que vuelve a ser llamado para un importante caso en Londres. Para ello viajara en el lujoso tren, Orient Express. Los pasajeros son un grupo de los más dispar, desde una princesa, unos condes, una viuda cazafortunas, una religiosa y un tipo de negocios y sus ayudantes.

Todo parece ir bien hasta que por culpa de las condiciones climáticas, el tren queda atrapado por la nieve, pero sino fuera suficiente, aparece un cadáver y nuestro protagonista tendrá que averiguar quien es el asesino antes que el tren vuelva a reanudar la marcha y el misterioso asesino puedas huir. Por supuesto, sus sospechosos guardan algún que otro secreto.

Asesinato en el Orient Express

La película destaca por su ritmo, las casi dos horas de duración se pasan volando a bordo de este filme. En líneas generales respeta bastante bien el material original, sin llegar a ser una fiel adaptación de la novela, no cae en cambios muy radicales. Su tono de misterio, tiene cierta carga dramática, sobretodo cuando Poirot empieza a interrogar a sus sospechosos. Tampoco se olvida del sentido del humor con unas pinceladas, casi todas relacionadas con el protagonista. Atentos a su protector de bigote o su presentación donde comprobamos sus obsesión porque todo sea simétrico desde los huevos que desayuna o hasta tener que pisar con sus dos pies un excremento que había pisado accidentalmente en la calle.

La dirección de Kenneth Branagh es bastante elegante, se le ve más suelto en este tipo de filmes con un ritmo más sosegado que cuando ha tanteado el género de espías o de superheroes. Habría que destacar la entrada de Poirot en el tren, en un plano secuencia desde las afueras que aprovecha para ubicar a cada uno de los personajes o el descubrimiento del cadáver, filmado desde arriba.

Asesinato en el Orient Express

Por sacarle pegas, la cinta en su tramo final, el ritmo decae. Nos encontramos con un final algo anticlimático (aunque más que nada se debe a la novela) y teatral que puede descolocar al espectador. Tampoco hay que olvidarse de los estereotipos de ciertos personajes como ese profesor austriaco racista o esa fanática religiosa.

En cuanto al reparto, todos tienen su momento de lucimiento, al servicio de Branagh en su doble faceta. Habría que destacar a la genial Judy Dench como esa princesa amargada o Daisy Ridley alejada de su rol de Star Wars, como esa joven institutriz enamorada de hombre de color y que tiene que mantener en secreto. Tampoco me olvido de gente como Josh Gad, alejado de sus roles cómicos o los veteranos Willem Dafoe o Derek Jacobi que le dan empaque al producto.

Asesinato en el Orient Express

Asesinato en el Orient Express son dos horas de entretenimiento casi sin fin con un reparto de lujo.

Curiosidades

Agatha Christie publicó la novela en 1934. Se basa en los incidentes que sucedieron en 1929 en el verdadero Orient Express, cuando un grupo de viajeros quedaron atrapados durante seis días debido a una tormenta de nieve.

El personaje de Hercules Poirot lee el libro Historia de dos ciudades de Charles Dickens.

Hay un guiño a otro título de Christie, Muerte en el Nilo de la cual se rumorea se puede filmar, tras la buena acogida de ésta. 

Otros actores que interpretaron a Hércules Poirot fueron Peter Ustinov, Albert Finney, Alfred Molina o David Suchet.

Derek Jacobi es uno de los actores fetiches de Kenneth Branagh, ha trabajado con él, Enrique V, Morir todavía, Hamlet, Mi semana con Marilyn y Cenicienta.

Se han modificado algunos personajes con respecto a la novela, el personaje de Penélope Cruz era de origen sueco. Mientras que el personaje de Leslie Odom Jr., era un coronel del ejército en la historia original, mientras que en la película es médico.

El filme ha sido filmando en 65 mm, es la segunda película de Kenneth Branagh, la primera fue Hamlet.

Esta es la tercera película que coinciden Johnny Depp y Penélope Cruz, tras Blow y Piratas del Caribe: En mareas misteriosas.

Angelina Jolie y Charlize Theron iban a participar en el filme para el papel que interpreta Michelle Pfeiffer.

Asesinato en el Orient Express tuvo un presupuesto 55 millones de dólares. A fecha de hoy lleva más de 175 recaudados en todo el mundo.

Jack Ryan: Operación sombra

Jack Ryan: Operación sombra, es la secuela/reinicio/remake de las aventuras de Jack Ryan, personaje proveniente de las novelas de espías del escritor Tom Clancy. Éste, ha sido llevado a la pantalla en más de una ocasión desde comienzo de los años noventa. En La caza del Octubre rojo (1990) de John McTiernan aparecía con el rostro de un joven Alec Baldwin secundando al carismático Sean Connery, en la adaptación de la novela del mismo título.

Clancy tenía más obras con Ryan de protagonista y Hollywood había encontrado un nuevo filón. Después llegaron Juego de Patriotas (1992) y Peligro Inminente con Harrison Ford (1994) como un magnífico Ryan. A comienzos del 2000, el personaje necesitaba un aire renovado y Ben Affeck fue el encargado de ponerle rostro en el nuevo milenio en la cinta Pánico nuclear (2002). Tras unos años en barbecho, Jack Ryan vuelve renovado con el aspecto del atractivo Chris Pine y con un guion que por primera vez no se basa en ninguno de los libros de Clancy, para contarnos los orígenes del personaje.

03-jack-ryan-operacion-sombra

Ryan (Chris Pine) es un estudiante de económicas que tras el 11-S decide presentarse a marine para luchar en Afganistán. Al sufrir un accidente de helicóptero queda gravemente herido por lo que deberá iniciar una dura rehabilitación. En el hospital conoce a una joven residente llamada Cathy Muller (Keira Knightley) y a Thomas Harper (Kevin Costner) un tipo de la CIA que lo recluta para su unidad especial de antiterrorismo. Pasan los años y Ryan ahora vive en Nueva York junto con Cathy, ha finalizado sus estudios de economía y trabaja de tapadera en la bolsa como analista de datos bursátiles. Todo parece ser bastante rutinario, hasta que descubre un complot por parte de un magnate ruso, Viktor Cherevin (Kenneth Branagh) para colapsar la economía mundial.

Pine hace de un tipo normal y corriente que pasa de tener un trabajo relativamente aburrido a verse en una trama de complots internacionales donde corren peligro miles de personas. Cuando llega el momento de liarse a mamporros le costará horrores hacer frente a sus enemigos, citar por ejemplo la ejemplar pelea que tiene en un hotel de Moscu o su intento de infiltrarse en el despacho del villano, ese momento parece una versión digamos más realistas de las que suele hacer por ejemplo Tom Cruise en sus Misiones imposibles.

02-jack-ryan-operacion-sombra

De lo actores, pues Pine cumple sin caer en la chulería que tiene en su saga galáctica, su Ryan cumple e incluso esta mejor que Ben Affleck. Branagh hace de un villano poco realista, que cae en todos los tópicos del personaje, un antiguo militar reconvertido a magnate con una enfermedad terminal que lo único que quiere es vengarse de los Estados Unidos cueste lo que cueste. El mentor de nuestro héroe será un Kevin Costner puede recordar a su Jonathan Kent de El hombre de acero. Mientras que la chica de la peli, es una Keira Knightley que cumple como novia de Ryan (su personaje está muy desaprovechado, solamente destacar el momento de la cena con el villano y sus consecuencias).

El trabajo de dirección de Branagh, hace que Jack Ryan: Operación Sombra sea un entretenimiento ideal para dar pie a futuras entregas ¿Y después de todo esto, algo malo tendrá, no? Podríamos mencionar la razón por la que el protagonista decide convertirse en agente son de lo más patrioteras, de hecho se lo recriminan al comienzo del filme (aunque eso venía ya de origen en las novelas) o que el guión firmado por David Koep (El mundo perdido o Spiderman) peque en ocasiones de una simpleza apabullante. Otras de las pegas sería, esa sensación que si el espectador no tiene un master en económicas le suena a chino todo lo relacionado con el plan del villano.

06-jack-ryan-operacion-sombra

Entretenida y demos gracias ¿Tan difícil es hoy hacer un thriller de espías sin tener que recurrir a copiar cosas de Bond o de la saga Bourne?

Curiosidades

El filme tuvo un presupuesto de 60 millones de dólares, recaudando en todo el mundo unos 135.

El director Jack Bender, iba a ser en un principio el director de esta película, pero abandonó el proyecto problemas de agenda, sustituido por Branagh.

George Clooney fue tanteado para ser el nuevo Jack Ryan en esta película, pero los productores buscaban alguien más joven.

Felicity Jones, Evangeline Lilly, Kate Beckinsale y Jessica Biel fueron algunas tanteadas para ser Cathy Ryan, la esposa del protagonista.

Kevin Costner fue tanteado para ser Jack Ryan en la película La caza del Octubre Rojo, pero lo rechazó.