Jumanji: Bienvenidos a la Jungla

En 1995 se estrenó Jumanji de Joe Johnston, una de las cintas más celebradas del desaparecido Robin Williams. Al actor le acompañaban Bonnie Hunt y una pequeña Kirsten Dunst. 20 años después Jake Kasdan (hijo del mítico guionista y director Lawrence Kasdan) dirige Jumanji: Bienvenidos a la Jungla, su tardía secuela. Para ello ha contado con Dwayne Johnson, Jack Black, Kevin Hart y Karen Gillan.

Muchos espectadores antes del estreno del filme pusieron el grito en el cielo, tras ver como de nuevo Hollywood apuntaba por rehacer un filme que había calado a muchos en su infancia (él que escribe estas líneas ya le pillaba algo mayor cuando se estrenó en los 90). Con lo que la expectativa ante si los estudios habían vuelto a hacer de las suyas eran altas. ¿Al final cuál es el resultado? Jumanji: Bienvenidos a la Jungla es para sorpresa de muchos, sencillamente un estupendo entretenimiento de aventuras y fantasía.

Jumanji Bienvenidos a la Jungla

La trama es una actualización de la original, si en aquella nos encontrábamos con un juego de mesa. En ésta el juego se ha actualizado a formato videojuego, como se ve en el prólogo ambientado en 1996. Nuestros nuevos jugadores, a modo de guiño descarado a El club de los cinco, son 4 adolescentes (a cada cual más estereotipado) que han sido castigados en el instituto. Mientras tienen que ordenar un trastero, descubren una vieja videoconsola con la que deciden jugar a Jumanji.

A diferencia del filme original donde el juego se trasladaba a nuestra realidad, nuestros protagonistas entraran dentro del juego, pero con los avatares de los personajes que han seleccionado. Esto último es uno de los aciertos del filme, ya que el cerebrito del grupo será nada menos que un intrépido y musculoso aventurero, el deportista pasará a ser su gregario, la pija del grupo será un cartógrafo gordito y la marginada será una aguerrida y sexy luchadora. Los cuatro tendrán que unir sus fuerzas para devolver una joya a un lugar sagrado que contiene una maldición y de paso evitar que no caiga en manos del malvado Van Pelt.

Jumanji Bienvenidos a la Jungla

La cinta tiene momentos de acción muy logrados como la persecución de nuestros protagonistas en la selva por parte de los secuaces motorizados de Van Pelt, la huida del zoco, donde el personaje Johnson empieza a repartir golpes a diestro y siniestro. Sin olvidar las espectaculares escenas aéreas en helicóptero. Combinados con momentos de comedia (incluso gamberra) muy divertidos, como la llegada de nuestros protagonistas a Jumanji y descubren sus avatares y sus habilidades (como ser apasionado) y puntos débiles (entre ellos pueden morir si comen pastel).

El reparto en líneas generales cumple con las expectativas del espectador. Johnson tiene un personaje ideal para derrochar su carisma tanto para la acción como para la comedia, Hart le secunda estupendamente sin ser cargante. Gillan tiene la oportunidad de hacer de una heroína alejada de su Nebula de Guardianes de la Galaxia y su secuela. Pero el que se lleva el gato al agua es Jack Black, el protagonista de Escuela de rock, saca oro de debajo de las piedras con un personaje que a priori podría ser mero relleno. Al ser una chica pija en la vida real y tener que ser un hombre en el videojuego, atentos a la escena donde tiene que hacer aguas mayores y el resto de sus compañeros le tienen que explicar como hacerlo. En cuanto al villano interpretado por Bobby Cannavale, está algo desaprovechado, se intenta sacar partido de su presencia física y poco más. Y en un rol secundario aparece el cantante Nick Jonas, que está correcto en su papel de piloto de avión.

Jumanji Bienvenidos a la Jungla

A nivel de producción, el CGI de los animales salvajes que atacan a nuestros heroes esta muy logrado. Habría que destacar la fotografía tan colorista de Gyula Pados. Por otro lado, la banda sonora de Henry Jackman crea temas de corte muy aventurero pero ninguno de ellos destacables, aunque afortunadamente se han acordado del clásico de los Guns n’ Roses, Welcome to the Jungle para los créditos finales.

En cuanto a la dirección de Jake Kasdan, el director de comedias tontorronas como Bad Teacher o Sex Tape demuestra que se sabe defender con un proyecto de gran presupuesto como este. Sin duda alguna se puede decir que estamos ante su filme más entretenido y espectacular. Donde sabe aprovechar bien la labor del guión escrito por Jeff Pinkner, Scott Rosenberg y Erik Sommers, los cuales han aprovechado incluso en rendir homenaje al filme original y a su protagonista. Con un par de guiños muy simpáticos a modo de hacer las paces con esos espectadores, a priori, enojados por esta secuela.

Jumanji Bienvenidos a la Jungla

Jumanji: Bienvenidos a la Jungla es la película ideal para ver en estas fechas navideñas, tiene humor y aventuras a partes iguales.

Curiosidades

Jumanji es una de las películas favoritas de Karen Gillan, que ahora ha tenido la oportunidad de protagonizar su secuela.

El vestuario de Karen Gillan, está inspirado en el de Lara Croft, la protagonista de los videojuegos de Tomb Raider.

Tom Holland iba a interpreta a McDonough, pero finalmente por problemas de agenda fue reemplazado por Nick Jonas.

Jumanji: Bienvenidos a la Jungla se filmó en Hawaii.

Colin Hanks realiza un cameo, al final del filme. Este trabajó en el debut de Jake Kasdan en la dirección, The O.C. Donde también participaba Jack Black.

Dwayne Johnson y Kevin Hart ya trabajaron juntos en Un espía y medio.

Kevin Hart: What now?

Los stand-up comedy, también conocidos como monólogos, son muy populares en Estados Unidos. Cómicos de la talla de Eddie Murphy, Andrew Dice Clay o Dave Chapelle han llenado estadios como si se tratarán de estrellas del rock. Incluso en ocasiones se han llegado a filmar sus actuaciones para estrenar en los cines, como sucedió con Murphy en Raw Delirious. Ahora le toca el turno a Kevin Hart, con su show Kevin Hart: What now?.

La cinta plasma su actuación en el estadio Lincoln Financial Field de Philadelphia (donde juegan los Philadelphia Eagles) para realizar su cómico show en el que consiguió reunir a más de 50.000 personas a finales de agosto de 2015. Dirigida por Leslie Small y Tim Story (encargados también de los anteriores filmes del actor), sigue la estela de Let Me Explain.

01-What-now

A modo de introducirnos en el espectáculo, arranca con un gag filmado como una entrega de Bond, con títulos al uso incluido. El protagonista de El gurú de las bodas tendrá como misión, participar en una partida de póquer para recaudar dinero para poder realizar su gira. Todo esta parte es un guiño a Casino Royale donde Hart hace de un sosias imposible de Daniel Craig.

En su aventura, estará acompañado por la chica Bond, Halle Berry, que le sacará de más de un apuro. Por allí podemos ver a Ed Helms (Vacaciones, Recason en Las Vegas) y a Don Cheadle. Pero si no fuera suficiente el momento de acción, es una parodia de una de las secuencias más reconocibles de The Equalizer que protagonizó Denzel Washington, por si fuera poco incluso David Meunier, el actor que interpretaba al villano en esa secuencia. Todo con bastante autoparodia, acción y sangre.

04-What-now

Pasando al show, Hart anima el estadio contando anécdotas de su vida. Entre ellas tendremos a un mapache que lo acosa en su casa, las historias de su padre (que confunde el nombre del ayudante de Iphone, Siri por Cyrus), la mala experiencia que tuvo al ver Expediente Warren, un momento picante que tuvo con su novia, termina contando su primera vez que fue a comprar café en Stackbucks. Sin olvidar el momento más humillante de su vida, cuando le vino un tipo a pedir un autógrafo mientras estaba en el baño de un aeropuerto.

Todo esto con un humor un poco más gamberro del habitual que solemos ver a Hart en sus cintas como Un espía y medio o Dale duro. Sorprende que la realización por parte de Leslie Small, no solo se dedica a recoger el trabajo del cómico, incluye momentos con el público, además de incluir esas bromas de Hart relacionadas con Twitter o esa escenografía para ensalzar la actuación del mismo.

02-What-now

Kevin Hart: What now? son unos 90 minutos cargados de mucho humor.

Curiosidades

Kevin Hart después de este show, reveló que este sería el último, ya que considera que haber llenado un estadio de la NFL es insuperable.

El póster oficial del filme es una parodia del cartel de Guerra Mundial Z.

What now poster 2

Kevin Hart: What now? tuvo un presupuesto fue de 10 millones de dólares, recaudó algo más de 23.

El director Tim Story y Kevin Hart han trabajado juntos en Infiltrados en Miami o Think Like a Man Too. 

Infiltrados en Miami

Ice Cube, es un respetado músico dentro de su género, pero que en el mundo del cine ha realizado sus pinitos, hasta el punto de tener su propia productora llamada Cube Vision. De los títulos más recientes por lo que es recordado (aparte de su participación en la muy entretenida Tres Reyes junto a Mark Wahlberg y George Clooney) son Infiltrados en clase y su secuela, donde interpreta al jefe de Channing Tatum y Jonah Hill. Algún avispado ha querido aprovecharse de esto y ha traducido el titulo de Ride Along 2 por Infiltrados en Miami, por si algún despistado pensaba que tenían algún tipo de relación.

Ride along (también conocida en algunos países con el título de Vaya patrulla), fue un éxito sorpresa en su país. Su primera entrega costo unos 25 millones y recaudo en todo el mundo más de 150, con lo que era normal que el estudio, la Universal, pidiera una continuación. En España fue directamente al mercado domestico sin pasar por los cines. Ahora llega una segunda parte que han querido aprovechar la popularidad de Kevin Hart por un lado (intentando recoger el testigo de cómicos como Eddie Murphy o Chris Rock) y de Cube.

04-Infiltrados-en-Miami

La película sigue el clásico esquema de siempre de las buddys movies, y en este caso crea dentro del género un subgénero que podríamos denominar como “pelis de cuñados”. El personaje de Cube, es un duro de policía de Atlanta, tiene que resolver un caso muy importante en Miami con la ayuda de su torpe (pero de buen corazón) cuñado interpretado por Hart, el cual acaba de salir de la academia de la policía recientemente.

Una vez en Miami, Cube y su compadre darán con AJ, el pirata informático aficionado a las fiestas que les dará esquinazo en un par de ocasiones, nuestros polis no estarán solos contarán con la ayuda de Maya, una detective tan dura como nuestro protagonista. Pero ambos detectives descubrirán que tienen un enemigo en común Antonio Pope, un rico empresario local que debajo de su fachada de hombre de éxito de negocios es un peligroso mafioso.

07-Infiltrados-en-Miami

Para los que vieran la primera entrega, se darán cuenta el salto cualitativo de esta secuela, lo cual se agradece muchísimo. Ya con solo ver los 10 primeros minutos de la cinta uno se ha reído más que en la anterior. Basta con mencionar las escenas en las que el personaje de Hart esta intentando convencer a su organizadora de bodas de cambiar las flores de la ceremonia (que termina con este dándose un golpe al más puro estilo Jackie Chan) o la escena en la que ambos protagonistas se van a colar en una fiesta dentro de la mansión del villano haciéndose pasar por un príncipe africano y su guardaespaldas para darse cuenta que en esta ocasión los guionistas han intentado, con acierto, crear gags más divertidos.

En cuanto a la acción le pasa exactamente lo mismo, todo es mucho más espectacular y explosivo. Habría que destacar sobre todo la persecución en coche, donde el personaje de Hart es un autentico fanático de los videojuegos y tiene que pensar que esta jugando a su juego favorito para poder acabar con sus perseguidores (que añade como novedad mezclar imágenes de videojuego con acción real) o ese clímax final, tan típico en los muelles, donde a cada momento hay alguna que otra explosión.

05-Infiltrados-en-Miami

De su reparto, Cube esta un poco más contenido de lo habitual con sus tics y caras de cabreo habituales, su química con Hart funciona mucho mejor que en la anterior y tiene momentos bastante graciosos, es más incluso me atrevería a decir que funciona mejor que con Dwayne Johnson en la reciente Un espía y medio. El cómico sigue en su línea de humor habitual, casi siempre relacionado con su corta altura y su torpeza. Tampoco hay que olvidarse de la atractiva Olivia Munn (vista en X-men Apocalipsis) como Maya, que tiene una escena de baile con el villano interpretado por un Benjamin Bratt, más activo de lo que uno cabe esperar en este tipo de filmes. Cerrando el reparto tenemos por allí a Ken Jeong (el asiático de Resacon en las Vegas) como el hacker y en breves apariciones esta Nadine Velazquez (Me llamo Earl) o el veterano Bruce McGill como el jefe de nuestros protagonistas.

Hablemos de Tim Story, que aparte de hacer la primera entrega de esta, hay que recordar que fue quien hizo la primera versión de Los 4 fantásticos y su secuela. Vuelve a demostrar que tiene mejor tempo para los momentos cómicos que para la acción, aun así sale airoso aunque esperemos que deje de momento el cine de súper héroes y siga en la comedía.

01-Infiltrados-en-Miami

Película entretenida, que sigue el estilo de comedias de acción tipo Dos policías rebeldes u Hora Punta pero con menos presupuesto y con protagonistas menos carismáticos.

Curiosidades

Se consideró muy seriamente llamar a la película con el título de Ride 2gether.

En el apartamento de Ben (Kevin Hart) puede verse un póster del videojuego Gears of War 3.

El rodaje se ha desarrollado entre Miami y Atlanta. Su presupuesto fue de 40 millones de doláres, recaudo casi 125 en todo el mundo.

Al comienzo del filme hay un cameo de Tyrese Gibson (A todo gas, Transformers), interpreta al compañero de Ice Cube.

“He sido yo”, exclama el personaje de Kevin Hart cuando deja caer un container repleto de material inflamable imitando al personaje de Steve Urkel de la serie Cosas de casa.

Mascotas

Max es un joven terrier que vive feliz y contento con su dueña, Katie, en pleno corazón de Manhattan, en un edificio donde casi todos los humanos tienen alguna mascota. Todo parece ir bien hasta que un día, llega a casa Duke, un perro peludo, grandullón con pocos modales y bastante comilón. Ambos perros no se llevarán nada bien, hasta que un día se pierden en medio de la ciudad por un despiste, en ese momento tendrán que dejar sus rencillas de lado para volver a casa. Mientras en su edificio el resto de sus amigos/mascotas, irán en su rescate.

Con semejante argumento, el primer filme que le viene a uno a la mente es Toy Story, donde partía de una idea similar ¿Qué ocurre a nuestros juguetes cuando no estamos en casa? En este caso sería nuestras mascotas del título. Que como veremos al comienzo del filme, perros, gatos y demás animales tienen su propia vida dentro del edificio (muy divertido el perro Leonard, un caniche gigante muy refinado y que es aficionado a escuchar speed metal cuando no esta su dueño). Otra semejanza con la cinta de Pixar es la rivalidad entre Max y Duke, como le sucedía a Woody y Buzz Lightyear.

Mascotas-4

La cinta desde el primer momento destaca por su sentido del humor, aprovecha lo simpático del diseño de sus personajes (hasta el villano Snowball, es un adorable conejito) y tiene un ritmo que hace que sus 90 minutos nunca se haga pesado. Atentos a la visita a la fabrica de salchichas donde nuestros protagonistas se lo pasan a lo grande a ritmo de uno de los temas de Grease con un cierto parecido a uno de los momentos más clásicos de Los Simpsons, cuando Homer sueña que visita el país del chocolate.

Tiene un momentito de esos que se pone un poco más melodramático pero sin caer en la sensiblería, lo cual se agradece. Otro de los puntos fuertes de la cinta son la gran variedad de personajes desde perros, gatos, pájaros e incluso una cobra entre muchos otros que hará las delicias entre los grandes y pequeños espectadores. Atentos al momento de la visita a las alcantarillas donde Max y Duke se enfrentan con una banda de villanos, donde Snowball, el jefe de las mascotas rebeldes esta cada dos por tres recordando a uno de sus compañeros caído.

Mascotas-9

En cuanto a la animación, esta bastante conseguida, los ya mencionados diseños de los personajes, también habría que destacar ese arranque del filme con unas vistas de la ciudad que están bastante bien logradas. Cierto que no llega al nivel de Pixar, como en la reciente Buscando a Dory pero esta más que aceptable.

Terminando habría que destacar, la labor de Alexandre Desplat (Argo, El discurso del rey) en la banda sonora. Que le añade una partitura muy entrañable y de estilo clásico a la que le acompañan algunos temas pop actuales las aventuras de nuestros personajes.

Mascotas-6

Mascotas es una cinta fresca, divertida y con un toque de moralina que la hace ideal para el verano. La disfrutaran todos los públicos.

Curiosidades

Su presupuesto fue de 75 millones de dólares, a día de hoy lleva más de 400 en todo el mundo. Con semejante cantidad, el estudio ha dado luz verde a una secuela.

Antes del comienzo del filme, hay un corto llamado Un trabajo para los Minions, donde los curiosos seres se encaprichan de una batidora que anuncian por televisión y deciden trabajar en casa de unos vecinos para cuidar el césped de su casa, con desternillantes resultados.

El reparto de voces en la versión original está compuesto por el cómico Louis C.K. (Louie) que da voz al perro protagonista Max, Eric Stonestreet (Modern Family) como Duke, además de gente como Kevin Hart (Un espía y medio), Lake Bell (Golpe de estado), Jenny Slate (Parks and Recreation) o el veterano Albert Brooks (Buscando a Dory) entre otros.

En algunas secuencias del film se pueden apreciar guiños a Los Minions, protagonistas de varias películas del estudio Illumination Entertainment. Por ejemplo, en la casa llena de gatos hay un póster de Gru, mi villano favorito; el chico que tiene conejillo de indias posee un juguete de Los Minions y en la fiesta de disfraces uno de los animales va disfrazado de estos divertidos seres amarillos.

La relación entre Illumination Entertainment y Universal Pictures han dado varias cintas como Gru, mi villano favorito, su spin-off de Los Minions además de Lorax. En busca de la trúfula perdida. En una de escenas de exteriores se puede ver el cartel de Canta (Sing), la próxima cinta de animación de la compañía.

Un espía y medio

Desde los comienzos del cine, siempre han existido parejas cómicas, desde el gordo y el flaco pasando por Jerry Lewis y Dean Martin en los 50 o Gene Wilder y Richard Pryor en los 80. El cine de buddy movies siempre han funcionado bien hasta día de hoy, desde Limite 48 horas, Arma Letal, la trilogía de Hora punta o la recientemente estrenada y muy recomendable Dos buenos tipos.

Dwayne Johnson lleva unos años que no para de enlazar proyectos, ya sea en cine como en televisión (con la entretenida Ballers) y teniendo éxitos. Después de una época en la que tanteó el cine infantil con Papa por sorpresa o El rompedientes, por fin se decidió meterse de lleno en el cine de acción, principalmente con la saga de A todo gas (de la que en estos momentos se esta filmando la octava entrega).

Con la idea de no perder cierto público (sobretodo el infantil), en esta cinta “La Roca” sigue apostando por la comedia de acción con cierta trama de espías (recordar que participó en la fallida adaptación del Superagente 86 protagonizada por Steve Carell). Para esta ocasión a unido fuerzas con Kevin Hart, otro actor bastante activo en los últimos años con cintas como Dale duro o El gurú de las bodas entre otras. Un cómico que intenta alcanzar el relevo de genios del género como Eddie Murphy o el mencionado anteriormente Richard Pryor.

CENTRAL INTELLIGENCE

¿Qué nos encontramos en Un espía y medio (¿Tan difícil era traducir Central Inteligence su título original?)? Una trama sencillita, gags fáciles, un poquito de acción, algo de crítica con el bullying y algunas que otras referencias a los 80 y 90. Esto último es lo que el espectador va a agradecer más, con alusiones a filmes como Dieciséis velas o De Profesion duro, como cuando Bob elimina a uno de los villanos de la misma forma que lo hacía Patrick Swayze.

De los momentos más divertidos de la cinta son el prólogo ambientado en los 90, que sirve de presentación de los dos protagonistas, el reencuentro de ambos, donde Calvin define a Bob como “Un Jason Bourne con bermudas y riñonera” o cuando este último se hace pasar por terapeuta matrimonial. De sus escenas de acción sin duda la más espectacular es el tiroteo en la oficina donde trabaja como contable Calvin, que termina de una forma realmente divertida que recuerda un poco a otro filme donde participó Johnson, Los otros dos.

CENTRAL INTELLIGENCE

El nivel de producción es relativamente mediano, hay que recordar que la película ha costado unos “irrisorios” 50 millones de dolares (a día de hoy está a cerca de recaudar unos 200), pero lucen bien en pantalla. Por otro lado, el trabajo de la banda sonora de Ludwig Göransson y Theodore Shapiro cae en algo bastante serio y olvidable sin tener un tema principal reconocible para nuestros dos protagonistas. Eso si, la cinta contiene temas de los 90 tan dispares como el Song 2 de Blur o el famoso Wannabe de las Spice Girls. El director, Rawson Marshall Thurber, el mismo de Somos los Miller o Cuestión de pelotas, dirige de forma algo rutinaria el filme imprimiendo algo de ritmo en las escenas de acción y poco más.

Del reparto Johnson y Hart, se ve que se lo han pasado a lo grande durante el rodaje. Sobre todo el primero, muy cómodo en su papel de ex-pardillo de instituto convertido que con los años se ha convertido en una montaña de músculos que aun así se sigue comportando igual que si estuviera en sus años mozos y que le encantan las armas, los unicornios y las riñoneras. También aparecen Amy Ryan (vista recientemente en Birdman) interpretando a una agente de la CIA que va detrás de nuestros protas (atentos a cuando tortura a Johnson retorciéndole los dedos), y en una breve aparición, Aaron Paul, el conocido Jesse Pinkman de Breakin Bad, que interpreta a otro agente secreto.

CENTRAL INTELLIGENCE

Es una peli formula, tan rápido la ves casi te olvidas de ellas salvo por un par de bromas ocasionales y las referencias a los 90 donde hay que destacar la faceta cómica de Dwayne Johnson.

Curiosidades

Jason Bateman y Melissa McCarthy hacen cameos en el filme. El director del filme, Rawson Marshall Thurber, aparece en la última escena de la película.

El actor Ed Helms, protagonista de Vacaciones o Resacón en Las Vegas y sus secuelas, es el productor del filme.

La primera vez que coinciden Hart y Johnson, el primero le dice al segundo que parece “Hércules”, todo un guiño ya que Johnson interpretó al personaje en la versión del 2014 de Hércules.

El personaje que interpreta Johnson en el filme es Bob Stone. Stone en inglés significa piedra un guiño al apodo de Johnson, The Rock (La roca).

En los créditos finales del film pueden verse algunas tomas falsas, incluyendo una escena donde se detiene el rodaje por la aparición del cuerpo de bomberos.

En la versión original, Aaron Paul suelta en un par de ocasiones “bitch” (“puta”), el insulto más recurrente de su personaje Jesse Pinkman en Breaking Bad.

Fue Johnson quien propuso a Hart como compañero de aventuras para este proyecto. Los dos protagonistas se admiraban desde hacía tiempo, por eso hablaron para trabajar en algo juntos, y entonces llegó Un espía y medio. Entre ellos hay una diferencia de altura de 30 centímetros y Johnson pesa 45 kilos más que su compañero.

Dale duro

James King (Will Ferrell) es un broker al que la vida parece sonreírle: va a ser ascendido en su empresa, va a conseguir una mansión más grande en Bel-Air y tiene en camino su inminente boda con una chica guapa y pija (Allison Brie). Pero cuando es acusado de estafa y declarado culpable, sólo tendrá 30 días antes de pasar por la prisión de San Quintín donde deberá cumplir 10 años. Desesperado y sin saber que hacer, recurre a Darnell (Kevin Hart) un tipo que le suele limpiar el coche y que contrata para que le enseñe como moverse en la cárcel. Lo que James no sabe es que Darnell en realidad no es un exconvicto, pero aun así se las ingeniará para darle un cursillo acelerado de supervivencia carcelaria.

Dale-duro-1

Dale duro es el debut en la dirección de Etan Cohen, guionista de comedias como Tropic Thunder (2008) o Hombres de Negro 3 (2012), con la que cumple su función con un aprobado justo. El filme es un remake encubierto de la película El Gran Stan de 2007 dirigida y protagonizada por Rob Schneider donde participaba David Carradine, en una de sus últimas intervenciones en el cine. La trama entre los dos filmes es bastante similar a excepción del tramo final donde la cinta protagonizada por Ferrer se decanta por la acción y se desinfla en su parte cómica. En general, la historia en la cinta de Cohen va de un sitio a otro sin saber muy bien porqué decantarse, que si el entrenamiento, que si ahora me meto en una banda para sobrevivir en la cárcel o buscarle las cosquillas al malo. Con algunas bromas más acertadas que otras, que juegan con lo escatológico y rozan la homofobia.

Dale-duro-4

Esta fórmula de juntar dos cómicos, uno blanco y otro de color tampoco es nueva. Desde los geniales Gene Wilder y Richard Pryor que hicieron cuatro películas juntos entre los 70 y 80, pasando por Eddie Murphy y Dan Aykroyd en Entre pillos anda el juego (1983) o los más recientes Tim Robbins y Martin Lawrence en el filme Nada que perder (1997).

Con respecto a la pareja protagonista de Dale duro, Will Ferrell sigue en su línea de trabajos anteriores pero sin llegar a los extremos de Pasados de vueltas o El Reportero. Su problema es que no acaba de estar cómodo en su personaje de niño pijo. Kevin Hart sin embargo, lo pone todo de su parte para que la química entre los dos funciones y logran crear un curioso tandem que es de lo mejor de la película. Alison Brie interpreta a la novia de Ferrell que sólo aparece para lucir palmito. También interviene Greg Germann que repite el mismo rol de abogado desenfadado que en la serie Ally McBeal.

Dale-duro-3

En resumen, Dale duro se queda en una comedia fallida que si te encuentras con el día de la risa fácil te podrá entretener un rato.

 

La gran revancha

Treinta años después de su última pelea, Billy ‘The Kid’ McDonnen (Robert DeNiro) y Henry ‘Razor’ Sharp (Sylvester Stallone), dos boxeadores rivales, se dejan persuadir para postergar su jubilación y volver a enfrentarse en un nuevo combate.

Una comedia de boxeo en la que se vuelven a encontrar dos viejos conocidos, nada menos que Robert DeNiro y Sylvester Stallone, unos cuantos años después de participar juntos en Cop Land, donde Stallone engordo unos kilos para meterse en la piel de un sheriff medio sordo demostrando que sabe actuar.

La-gran-revancha-4

Tras la anécdota, comentar que cuando escuche la idea de reunir de nuevo a Robert DeNiro con Sylvester Stallone en una comedia sobre el boxeo me pareció algo delirante, como una mala broma ¿Rocky Balboa y Jake LaMotta juntos en un cuadrilátero? Viendo los últimos filmes de ambos,  pensaba que iba a ser algo ridículo pero viendo el resultado final es una grata sorpresa. El filme cumple su objetivo, simple y llanamente entretener dando al espectador lo que promete, carcajadas.

Esta no es la primera vez que se usa la formula de reunir a dos veteranos estrellas. Ya en los últimos años hemos visto reuniones como ha sucedido en Plan de escape o la rescatable Tipos legales, con Pacino, Christopher Walken y Alan Arkin y en ese plan nos encontramos muchos otros títulos.  Esta receta no siempre suele salir tan bien como en el caso de La gran revancha, donde dan mucho juego de lo que suele ser habitual en estos casos.

La-gran-revancha-8

El tono ligero del filme, coqueteando como no con la parodia, contiene muchos gags muy logrados como la escena de la captura de movimientos de nuestros protagonistas para realizar un videojuego es divertidísima (donde incluye cierta referencia a un personaje de Toy Story) con sus tronchantes consecuencias o los diferentes entrenamientos a los que son sometidos ambos protagonistas (vamos que casi se me quitan las ganas de volver al gimnasio), el ritmo no decae y te pasas durante todo el metraje con unas risas sin dejar casi ningún tiempo muerto para aburrirse incluso cuando se pone en algún breve momento serio y terminando con una historia que aprovecha los puntos fuertes de ambos protagonistas.

También hay que decir que hay algún que otro chiste subido de tono pero suavizado y hay que pillarlo en su versión original que es donde tiene la broma del doble sentido con relación al personaje del hijo de Kim Basinger. Solo digo, bolitas de jengibre. No se si de esto tendrá algo de culpa el guión firmado por Doug Ellin, creador de la serie El Sequito (Entourage).

La-gran-revancha-5

Del reparto que decir, una pasada volver a ver a Stallone y a DeNiro juntos, las escenas que comparten son un continuo pique entre ambos. El primero tira más por lo melancólico (a lo Rocky) mientras el segundo es un viva la virgen, se echaba de menos este tipo de roles en el protagonista de Casino.

Por otro lado nos encontramos a una madura y estupenda Kim Basinger haciendo de la exnovia de Stallone. Su papel no es muy lucido pero da gusto volver a verla en la pantalla y después esta el gran Alan Arkin que realiza una mezcla del personaje del cuñado de Rocky y de su viejo y cascarrabias entrenador, sus escenas son de lo mejor, destacaría su reacción para provocar a Stallone a que llame al personaje de Basinger y la conversación que tiene con Kevin Hart, que es el promotor de la pelea, este último demostrando que sus tablas para ser un comediante en busca del relevo de gente como Eddie Muprhy o Chris Rock, sin llegar a ser muy cargante. Tiene sus momentos para lucirse un poco, como aquel que tiene que promocionar el combate en la rueda de prensa y se engalana de la forma más hortera posible.

La-gran-revancha-7

Cerrando el reparto nos encontramos al televisivo Jon Bernthal (The Walking Dead y Daredevil) haciendo de hijo del personaje de Basinger que ayuda a entrenar a DeNiro y en un pequeño papel vemos a LL Cool J que se lleva todos los palos, tantos físicamente como verbalmente, vamos un autentico saco de arena.

La cinta está repleta de guiños a los famosos personajes pugilísticos de ambos actores. Nada más comenzar para meternos en la historia vemos tanto fotos de ellos cuando jóvenes sobretodo a la saga Rocky, ver de nuevo a Stallone desayunar huevos crudos es tremendo o el momento en el que se encuentra a punto de entrenar sus golpes en un almacén de carne o DeNiro volviendo a hacer monólogos como lo que hacía en la peli de Martin Scorcese y así podría esta una buena serie de párrafos.

Eso sí, no esperéis una pelea como la de Rocky Balboa, aunque el estilo narrativo es parecido. En esta ocasión lo mejor está antes y después. El combate es sólo una excusa para pasar el rato bien entretenido.

La-gran-revancha-6

Un entretenimiento hecho para los fans y seguidores de la carrera de estas dos leyendas que, cada uno en su estilo, han dejado su huella en el cine desde hace ya muchos años.

Curiosidades

Ireland Baldwin, hija de Kim Basinger, aparece al comienzo del filme interpretando el papel de su madre de joven.

Al final del film aparecen dos míticos púgiles de verdad que tuvieron un controvertido combate en los 90. No digo más para no romper la sorpresa.

El gurú de las bodas

El verdadero tirón de la película en nuestro país es poder ver a Kaley Cuoco interpretar otro papel que no sea el de la pizpireta Penny deThe Big Bang Theory, ya que el resto de sus compañeros de reparto son completamente desconocidos. Otro gran empuje para el filme ha sido el doblaje del personaje interpretado por Kevin Hart. En España lo tendremos con la voz de Florentino Fernández, que le aporta mayor comicidad y desenfado, aunque he de decir que para mí siempre será la voz del malvado Dr. Maligno de Austin Powers.

Guru 1

El guion, a parte de la juerga y camaradería masculina, toca temas más hondos como la amistad y el amor verdadero. La película pretende ser una comedia desenfadada pero se queda un poco corta. Salvo la secuencia de la despedida de soltero con persecución policial y final en el hospital o la cena en casa de la familia de la novia, el resto del filme roza lo soso. La situaciones de malos entendidos y mentiras imposibles, están faltas de gracia y entretenimiento.

Guru 6

En conclusión, otra peli de despedida de solteros y bodas que ni fu ni fa.