Venganza 3

Hace unos años quién nos iba a decir que Liam Neeson se iba a convertir en una estrella del cine de acción, de la mano de Luc Besson. Con Venganza dieron la campanada, por supuesto había que hacer secuelas. Tras Conexión Estambul, el efecto sorpresa desapareció pero nos encontramos una cinta que seguía de forma muy similar la primera entrega pero con mayor presupuesto y mejor recaudación.

Por supuesto tendríamos otra entrega más, para ello regresó a la silla del director Olivier Megaton, que realizó la anterior o filmes como Transporter 3 o Colombiana. Por supuesto siendo una producción made in Besson, escribió el guión junto a su inseparable Robert Mark Kamen, con el que ha escrito infinidad de filmes. Al protagonista de Rob Roy le acompañan otra vez más, Maggie Grace y Famke Janssen, además de las incorporaciones de Dougray Scott y Forest Whitaker.

Venganza 3

Venganza 3 es una tomadura de pelo que no hace justicia al personaje de Bryan Mills. La dirección es totalmente un desastre como hace tiempo que no se veía en una sala de cine. Imposible que en una cinta de acción de hoy en día falle algo tan básico como el ritmo, que va a trompicones. Aquí Neeson, no se sabe muy bien por qué deja de ser el tipo duro y calculador de las anteriores entregas para que luzca en baja forma hasta incluso en algún momento torpe ¡¡Si hasta tiene que contar con la ayuda de sus viejos colegas de la CIA!!

En cuanto a la historia, da la sensación que Besson quedó una tarde con Robert Mark Kamen para “escribir” el guión. Entre una cosa u otra al final se les hizo tarde y solo tenían pensado la tontería del título con el 3 de por medio. Encendieron la tele donde mira por donde estaban pasando El Fugitivo y decidieron hacer su versión particular en esta entrega. La historia es horrible y cogida con pinzas, citar esa investigación policial donde se descubre todo, por unos pasteles que compra el protagonista antes que suceda el asesinato.

Venganza 3

La dirección de Megaton, demostró de nuevo que es un absoluto inútil rodando escenas de acción, persecuciones, tiros y peleas. Lo único que sabe hacer es mover mucho la cámara como si se tratara de un mal imitador del estilo de Michael Bay.

Además otro punto negativo del filme son los villanos, realmente de risa, en las anteriores contaban con unos enemigos que de verdad daban miedo y parecían reales. Los de esta, aparte de caer en los tópicos manidos de los villanos rusos (beben vodka, están tatuados hasta en el sobaco y visten lo más hortera posible) parecen sacados alguna comedieta de acción al estilo de Vamos de polis.

Venganza 3

De lo poco bueno que podría destacar de la cinta es que esté ambientada en Los Angeles como los gloriosos filmes de acción de antaño y que hubieran intentado salirse un poco del esquema de siempre aunque el resultado no ha sido el mejor.

La sensación de decepción y cabreo que deja el filme es casi del estilo de las últimas entregas de sagas como La Jungla de Cristal o Los Mercenarios. Uno se pregunta en qué narices estaba pensado el director de Valerian o Lucy a la hora de hacer ésto. Dejando en el olvido el espíritu de la cinta original que la convirtió en un referente del cine de acción moderno.

Venganza 3

Los fans de la acción pedimos Venganza” contra Besson y Olivier Megaton.

Curiosidades

Dougray Scott sustituye a Xander Berkeley (Terminator 2, The Walking Dead), interpretando a a Stuart, el marido de Leonore.

Venganza 3 costó unos 48 millones de dólares. La cinta recaudó en todo el mundo más de 325. Liam Neeson cobró 20 millones en total.

Una historia de venganza

Desde que regresará al mundo del cine, la carrera de Schwarzenegger no ha tenido el mismo favor por parte del público como antaño. Da igual que probara suerte con títulos interesantes, como El último desafío o su reunión con Stallone en Plan de escape (con una secuela a la vista). Consciente que los años no pasan en balde, ha probado participar en pequeños proyectos, alejado de la acción. Como hizo en la reciente Maggie y ahora con Una historia de venganza.

Basados en hechos reales, lo cual puede espantar al espectador. La trama es bien sencilla, Roman, un hombre pierde a su familia en un accidente aéreo. Destrozado por la tragedia intenta que la compañía aérea le pida disculpas por ello. La otra cara de la moneda es Jacob, el controlador aéreo causante del accidente. Este tiene que lidiar con el dolor de sus actos, que le afectará a su vida familiar.

Una-historia-de-venganza-6

Y esto es todo lo que nos ofrece el guión del español Javier Gullón (Enemy, Hierro). No tiene más, la cinta peca de una sencillez aplastante, sin dobles lecturas ni nada por el estilo. Nunca siembra la duda sobre las acciones de la compañía aérea o si de verdad Jacob fue el verdadero culpable del accidente, que podría haber convertido el resultado final más interesante.

La dirección de Elliott Lester, (Blitz) tiene un par de momentos interesantes, aunque se queda algo plana. Destacar el accidente, que transcurre enteramente en la torre de control, sin explosiones, todo muy contenido. La presentación de los personajes, el salto temporal que tiene y la conclusión final que podría haber pecado de ser más dramática.

Una-historia-de-venganza-8

Arnold sigue en buena forma, (hasta muestra el trasero) a pesar de rondar los 70 años. El fan de toda la vida del protagonista de Depredador se puede desesperar pensando cuando va a romper en un arrebato de furia y empezar a repartir estopa. Esto se trata de un drama puro y duro, hay que dejarlo bien claro. Schwarzenegger tiene algún que otro momento destacable como le dan la trágica noticia o ese momento en el que esta a punto de suicidarse en su lugar de trabajo o cuando descubre entre los escombros del accidente el collar que le regalo a su hija.

El resto del protagonismo recae en Scoot McNairy, visto en la última temporada de Fargo. Interpreta al atormentado Jacob y resuelve la papeleta bastante bien, aunque su personaje caiga en tópicos. Como aquellos momentos, cuando descubre el accidente o su discusión con su esposa, interpretada por Maggie Grace (PerdidosVenganza). Para olvidar el joven Judah Nelson (Los amos de la noticia) que interpreta al alelado y odioso hijo de Jacob.

Una-historia-de-venganza-9

Una historia de venganza es un filme menor que se queda en una rareza dentro de la carrera de Arnold.

Curiosidades

La historia está basada en el accidente de avión real en la localidad alemana de Überlingen en 2002. El arquitecto ruso Vitaly Kaloyev perdió a su esposa y a sus dos hijos. Sumido en una grave depresión, investigó personalmente los hechos y culpó al controlador aéreo Peter Nielsen de la tragedia.

La película fue rodada en Columbus, Ohio. Donde Arnold Schwarzenegger ha sido anfitrión de uno de los mayores eventos deportivos y de culturismo en el mundo.

En la producción del filme participa el director Darren Aronofsky.

Su presupuesto del filme fue de diez millones y medio.