The babysitter

El director McG, llevaba una temporada desaparecido tras probar suerte con Tres días para matar, aquel producto de acción para el lucimiento de Kevin Costner bajo la producción de Luc Besson. El director de las dos descerebradas entregas de Los Ángeles de Charlie, cambia de género con The babysitter, una comedia de terror con aires ochenteros que recuerda a títulos como Noche de miedo, Solo en casa o No matarás al vecino.

En ella Cole, es un joven prepúber, que ve como todo cambia a su alrededor, es un marginado en el colegio, acosado por los matones de turno, el vive en su mundo de fantasías y su afición por la ciencia ficción. Cada vez entiende menos el compartimiento casi asocial que tienen sus padres con él (de hecho piensa que se van a divorciar), la única persona que le comprende y tiene gustos similares es su niñera, Bee, una encantadora chica que para Cole es como su mejor colega.

The-Babysitter

Pero llega un momento en el que Cole se pregunta “¿Qué hace mi niñera cuando me voy a la cama?” Y la sorpresa es de lo más aterradora. Bee es la líder de un grupo que pacta con el diablo y para ello necesita su sangre, tras esa sorpresa nuestro protagonista tendrá que usar todo su ingenio para poder salir vivo de esa noche.

El filme nos habla sobre la madurez y el crecimiento del protagonista, Cole es un crío que está en las puertas de las adolescencias, el acné, los primeros amores y empezar a fijarse en cosas que antes que uno no se solía fijar. Cole se aferra a su deseo de continuar ser un niño, todavía juega con sus juguetes y lo más llamativo que a sus años todavía sigue teniendo una niñera. Pero en el momento que descubre todo el siniestro plan de la que era su mejor amiga, tiene que abandonar su infancia para convertirse en una especie de pequeño John McClane.

The-Babysitter

Problemas, el tono entre comedia y terror no está bien llevado. McG nos deja una sensación agridulce, la película está bien planteada pero mal ejecutada. A partir del momento que descubrimos todo el plan de la niñera la cinta se va cuesta abajo, es más, nos plantea cierto momento sobrenatural que nunca va más allá y que podría haber dado más.

La producción es pequeña, tampoco le hace falta mayor presupuesto para la historia. Habría que destacar su nivel de sangre (y a borbotones) que tiene durante todas las muertes que hay a lo largo de su metraje. La ambientación te retrotrae a filmes conocidos dentro del género, tanto en su fotografía o el uso de las canciones y su música.

The-Babysitter

En cuanto a los actores, el joven Judah Lewis hace un papel muy convincente de Cole. Tiene muy buena química con Samara Weaving (Monster Trucks), la niñera, sobretodo en el arranque del filme. La actriz australiana, encarna su papel de manera bastante creíble y carismática. Además habría que destacar a la popular Bella Thorne, riéndose del rol de la típica animadora de instituto. Y en un rol muy secundario, aparece el siempre divertido Ken Marino, como el padre de Cole.

The-Babysitter

Cuidado espectadores, ha llegado la niñera.

Curiosidades

El libreto ha sido escrito por Brian Duffield, fue elegido como uno de los mejores y que no se había filmado.

La película finalizó en 2015, han pasado dos años hasta su estreno a través de Netflix.

3 días para matar

¿Por qué da la sensación que cualquier chorrada que se le ocurre a Luc Besson termina convirtiéndose en película? O eso es lo que se pregunta uno al ver cualquiera de sus últimas producciones, un buen ejemplo es 3 días para morir. Donde Kevin Costner se pone en modo héroe de acción maduro, a repartir estopa por la calles de París.

El protagonista de Bailando con lobos en esta ocasión es un agente de la CIA, muy duro (como se puede ver en su escena de presentación donde se acaba de cargar el cinto y la madre en un hotel), que por culpa de su trabajo no tiene tiempo para su familia, se encuentra divorciado pero aun quiere a su exmujer y sobretodo quiere volver a recuperar el tiempo perdido con su hija, por lo que decide trasladarse a Francia, donde residen ambas cuando descubre que tiene una terrible enfermedad.

Si algo que destaca la peli es que tiene mucho sentido del humor, lo cual sorprende bastante. Citar momentos como en los que Costner no tiene ni idea de cómo tratar con su hija y le empieza a pedir consejos paternales a un tipo que tiene secuestrado o las veces que éste es interrumpido por las llamadas de su hija cuando esta en medio de la misión. De lo mejor son aquellas en las que se pasa media película con una bicicleta a cuestas y se pasea en medio de París y como no, se detiene delante de la torre Eiffel. No hay que olvidar el detalle que se trata de una producción gala, con lo que vemos Peugeots hasta en la sopa ¡Si hasta la bici de nuestro protagonista es de la marca del león!

01-3-días-para-matar

¿De qué peca el filme? De intentar abarcar muchos géneros, un poco de espías, algo de drama familiar que en ocasiones se convierte en una comedia involuntaria (la escena en la que papa Costner le enseña a su hija a montar en bici) y claro eso no es lo que espera de este tipo de productos. Con lo que uno llega a la pregunta con la que comenzaba la crítica, da la sensación que a Luc Besson se le ocurrió la idea en un momento que estaba en un bar y escribió el guión en un servilleta.

La acción no esta mal, no hay meneos de cámara, hay muchas peleas aunque Costner parece que solo da patadas, un par de persecuciones (por supuesto con un Peugeot) y algunas que otras metida con calzador, citar la pelea en medio de un supermercado sin venir a cuento aunque resulta muy divertida la escena del prólogo, con esos momentos en los que los personajes no tienen munición y van improvisando.

El clímax final es flojillo, sin mucho sentido, de estos de mira que casualidad que voy con mi familia a un sitio tranquilo y zas el malo se encontraba también por allí tomándose unas copas, el cual es totalmente accesorio, muy desaprovechado. Hay un malo que le apodan el albino que parece que muy malote y después tampoco es nada del otro jueves.

02-3-días-para-matar

La labor de McG (¿Cómo narices se llama de verdad este señor? Joseph McGinty Nichol) tras la cámara es bastante insulsa, dando la sensación que no sabe muy bien que hacer con la historia. Demos gracia que las escenas de acción están bien resueltas aunque casi sin ningún tipo de alarde ni filigrana visual cosa que la verdad sorprende bastante la sobriedad con la que están filmadas viniendo del tipo que realizó Los ángeles de Charlie y su secuela.

En cuanto al reparto Costner, se le ve con ganas, no es un papel muy lucido para él, pero le pone ganas tanto en las escenas de acción, como en las dramáticas donde se desenvuelve mejor, caso aparte las escenas cómicas que me chirrían bastante (por ejemplo Bruce Willis lo bordaría en ese aspecto) aunque esto es un problema con la historia que al propio actor.

Del resto del reparto, tenemos a una Amber Heard como jefa de nuestro protagonista algo pasada de vueltas, si bien le hubiera quedado mejor ser la compañera de aventuras del héroe, en cada escena aparece con un look diferente, sin duda el mejor, el pelucón rubio cuando coincide por primera vez con nuestro protagonista. Después esta Connie Nielsen, la protagonista de Gladiator interpreta a la ex de Costner en un papel casi calcado que hizo Famke Janssen en las citadas pelis de Venganza y Hailee Steinfeld (Valor de ley, Los Juegos de Ender, Dando la nota 2) esta creíble en su papel de hija adolescente, donde tiene una escena homenaje a El Guardaespaldas cuando es recatada por su padre.

05-3-días-para-matar

En definitiva se deja ver, entretiene, originalidad más bien poca pero que se le puede pedir a este tipo de productos ¿Otra Venganza? Ojalá. Para los fans Kevin Costner en modo bad ass.