13 horas: Los soldados secretos de Bengasi

Entre secuelas de Transformers, Michael Bay se marca sus mejores trabajos. Dolor y dinero fue la prueba que el director de Bad Boys era capaz de hacer algo más que robots peleándose. El año pasado estreno 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi su primera incursión en el género bélico que recordará a títulos como La hora más oscura o El único superviviente.

La película narra los hechos reales que sucedieron durante 11 de septiembre de 2012. En pleno aniversario de los ataques terroristas a las Torres Gemelas. Un grupo de milicianos atentaron contra el consulado estadounidense en Bengasi, Libia. Un equipo de seis miembros de operaciones especiales fue enviado para rescatar a los supervivientes.

02-13-horas

Aunque la historia no es crítica con la maquinaria bélica, si refleja ciertos problemas de los protagonistas. Dando entender que si hubieran tenido medios, hubieran reaccionado mejor al problema, sin olvidar la ineptitud de sus superiores. Sin olvidar el conflicto entre diferentes cuerpos del ejercito, ver la escena de nuestros protagonistas enfrentandose con unos delta force a la hora de deshacerse de unos cadáveres de unos compañeros caídos.

La cinta esta muy lograda, donde el ritmo va de menos a más. Bay en esta ocasión se lo toma con calma, nos va dejando momentos de tensión para echar la carne al asador en el tercio final. Ya desde su arranque con la llegada de Jack al aeropuerto o la primera misión de escolta del equipo que termina con una persecución bastante más realista de lo que habitualmente suele filmar el director de La Isla. Sin olvidar ese montaje durante el ataque al consulado donde se masca la angustia.

04-13-horas

Tiene momentos sangrientos, aunque para nada gratuitos, ver las consecuencias del ataque con morteros en el brazo de uno de los soldados. Por su estética y fotografía, a más de uno le recordará el filme a Black Hawk Derribado (de hecho en un momento la película de Ridley Scott es mencionada). La fotografía de Dion Beebe (Al filo del mañana y Colateral) es bastante llamativa. La música de Lorne Balfe (supervisado por Hans Zimmer) es bastante serena y crea bastante tensión en los momentos donde parece que va a estallar todo.

El fan del cine de acción y bélico estará satisfecho con una historia que funciona por los hechos y no porque haya explosiones cada 5 minutos. Además de aquellos que siempre echan por tierra los filmes de Bay este les podrá dar una oportunidad, aunque posiblemente tachen el filme de americanada (aunque eso dependa del punto de vista de cada uno).

06-13-horas

El reparto cumple bastante bien, un acierto que Bay se haya rodeado de caras conocidas, pero sin contar con ninguna estrella de por medio, lo cual le da más veracidad al filme. Habría que destacar el carisma de James Badge Dale, que se complementa con un sorprendente John Krasinski, que se resuelve bastante bien en su primer título de acción. El resto lo hace creíble, creando la sensación que son soldados de verdad. Sin olvidarnos del secundario rol de Toby Stephens.

Por contra, la película recalca demasiado el lado familiar de los personajes, aunque sea de forma muy brevemente. Esta bien mostrar el lado humano de nuestros protagonistas pero sin pasarse. Aunque el verdadero punto negativo del filme es su excesivo metraje. Si se hubiera quedado en un par de horas hubiera sido mucho más redondo y estaríamos hablando de una cinta superior.

01-13-horas

13 horas: Los soldados secretos de Bengasi es la demostración que Michael Bay alejado de los robots, puede ser un director muy solvente.

Curiosidades

John Krasinski y David Denman habían trabajado juntos en la serie The Office.

Toby Stephens ha protagonizado la serie Black Sails, producida por Michael Bay.

13 horas: Los soldados secretos de Bengasi costó unos 50 millones de dólares, recaudo cerca de 70.

En un momento del filme, un miliciano llama a Jack (John Krasinski): ‘Capitán América’. Krasinski fue candidato con el papel que interpretó interpretó Chris Evans.

Los decorados fueron construidos usando los planos reales, así como imágenes por satélite de las estructuras originales.

El filme se iba a filmar con película analógica pero debido a la cantidad de escenas nocturnas y al ajustado programa de producción se hizo en digital.

Mark Wahlberg iba a participar en el proyecto, no pudo por problemas de agenda. Fue sustituido por James Badge Dale.

El rodaje del film tuvo lugar en Malta y Marruecos.

La película se basa en el libro 13 Hours: The Inside Account of What Really Happened in Benghazi de Mitchell Zuckoff.

Michael Bay, el rey del mambo

Michael-Bay-3

Continuamos nuestro particular repaso a la filmografía del director Michael Bay. Si en el artículo de la semana pasada revisábamos los comienzos de su carrera, ahora trataremos sus cintas más recientes en donde nos volvemos a encontrar lo mejor y lo peor de su carrera.

La-Isla

Yo sólo quiero vivir. El cómo, no importa.

El dúo Bay/Bruckheimmer deciden ir por caminos diferentes, tras cinco películas. Mientras que el productor de Con Air, está más centrado en la saga de Piratas de Caribe y cintas de aventuras para toda la familia como Príncipe de Persia o La Busqueda. Nuestro protagonista es llamado por Steven Spielberg, este le ofrece un proyecto que mezclaba la ciencia ficción y acción, con un libreto escrito por Alex KurtzmanRoberto Orci (los guionistas habituales de J.J. Abrams).

En 2005, estrena La Isla a pesar de contar con Ewan McGregor y Scarlett Johansson se convirtió en su primer fracaso de taquilla. Bay no estaba contento con la campaña de promoción, que tacho de ser bastante confusa y que realizaba demasiados spoilers de la trama. El filme fallaba al no sacaba todo el partido a la historia mientras Bay ofrecía unas escenas de acción de primer orden. Fue la primera colaboración con el compositor Steve Jablonsky con el que su relación llega hasta hoy.

Transformers

“Imponente, casi vicioso, sin talento”

Esta fue la aplastante opinión del crítico David Denby, realizó sobre su trabajo de su siguiente proyecto. De nuevo bajo la producción Spielberg, se lanzó de lleno a Transformers, basado en los conocidos juguetes de la compañía Hasbro. El filme rompió récords de taquilla, lanzó al estrellato al conflictivo Shia Labeouf y convirtió en sex-simbol a Megan Fox. La cinta repleta de CGI y mucha cacharrería digital.

La formula funcionó hasta el punto de llegar hasta 4 entregas más (y otras secuelas y spin-off). Da igual el cambio de protagonistas (Fox fue despedida en la tercera y Labeouf fue sustituido por Mark Wahlberg en la cuarta), las malas críticas, la saturación de CGI, los chistes malos o que el esquema se repitiera hasta la saciedad, el público paso por taquilla. Para los más cinéfilos les resultaba sangrante ver a actores de la talla de John Turturro, Frances McDormand o John Malkovich bailando al ritmo de Bay, pero el dinero manda. Como no, los Razzies tampoco se olvidaron de la saga, ganando algún que otro premios a peor película, director y guión.

Dolor-y-dinero

He visto muchas pelis Paul, se lo que hago.

Entre secuela de Transformers, llega por fin unos de sus proyectos más deseados. Que pudo realizar a modo de favor por parte de la Paramount, para que continuará con la saga juguetera. Considerada por muchos como su “primera película de verdad”. Dolor y dinero, estaba basada en un hecho real acerca de unos culturistas que deciden convertirse en mafiosos. Ambientada en Miami durante los 90, el estilo de Bay era el más apropiado para esta historia ciclada y pasada de vueltas. Esta comedia negra contó con un reparto en estado de gracia y bien ciclado, Mark Wahlberg vuelve a demostrar que con un buen guión es un actor más que solvente, nunca Dwayne Johnson a estado tan bien dramáticamente y Anthonie Mackie demostró de nuevo su talento tras The Hurt Locker. A ellos le acompañaba una excesiva Rebel Wilson, además Bay volvía a trabajar con Ed Harris tras La Roca.

La cinta tuvo un ridículo presupuesto de 50 millones para lo habitual que solía contar Bay. Fue un éxito menor, pero fue bastante bien valorada por aquellos seguidores que habían perdido la fe en el director, después de tanta secuela robótica. Dolor y dinero es de esas cintas que si hubiera firmado algún director debutante seguramente hubiera llamado más la atención para la crítica especializada, que muchos la tacharon como un cruce de Fargo con esteroides.

13-horas-Los-soldados-secretos-de-Bengasi

Necesito tus ojos y oídos. No tu boca.

Y de nuevo entre entregas de Transformers, llegó el año pasado 13 horas: los soldados secretos de Bengasi. En esta ocasión Bay realiza su primera incursión en el género bélico. Un reparto de caras conocidas (sorprende ver a John Krasinski en el reparto) pero sin ninguna estrella. Nos encontramos con una cinta que sigue los pasos de Black Hawk Derribado de Ridley Scott.  De nuevo con un pequeño presupuesto (50 millones) el filme funcionó mejor dentro de USA que fuera, donde el público le echaba para atrás una historia a priori tachada de “americanada”.

Al igual que Dolor y dinero, el filme estaba basado en una historia real. Narraba los sucesos ocurridos en la embajada americana en Bengasi durante 11 de septiembre de 2011, que fue atacada por fuerzas yihadistas. Todo esto desde el punto de vista del equipo de seguridad privada (ex soldados estadounidenses) que defendió el lugar. Sorprende que Bay crítica a la maquinaria bélica de su país y desmitificando ciertos estereotipos muy habituales en su cine aunque por contra cae en excesos sentimentales.

Michael-Bay-2

El futuro de Bay esta abierto, mientras que parece que la nueva entrega de Transformers será la última que dirige ¿Realizará Bad Boys 3, probara suerte en géneros como los superheroes o los videojuegos o apostará por filmes más pequeños?

Curiosidades

Su prima, Susan Bay, era la esposa de Leonard Nimoy. El famoso Spock de Star trek, puso voz a Sentinel Prime en Transformers: El lado oscuro de la luna.

En varias ocasiones aparece haciendo cameos en sus filmes, como en Armageddon o Dos policías rebeldes 2. Además de aparecer en Mistery Men como uno de los villanos.

Compró Digital Domain, la empresa de efectos que creó James Cameron en los 90.

Durante el rodaje de Dos policías rebeldes 2, los agentes de policía que participaron en el rodaje le apodaban “Capitán Bay” por su afición a darle ordenes a todo el mundo.

Le encantan los perros, a lo largo de su vida ha tenido a varios y siempre los llama con nombres de personajes de sus filmes.

Bay posee un jet Gulfstream G550 de 50 millones de dólares, así como un Bentley, un Range Rover, un Escalade, un Ferrari, un Lamborghini y dos Camaros de la franquicia de Transformers.

Es productor de las series de televisión The black sails y The last ship.

En junio de 2013, tanteó llevar al cine el videojuego Ghost Recon para Warner Bros.​

Es copropietario de Platinum Dunes, una productora especializadas en remakes de terror como La matanza de Texas, El terror en Amityville, Viernes 13 o Pesadilla en Elm Street. Además de las nuevas entregas de Las Tortugas Ninja.

En el apartado de premios gano muchos por su labor en el mundo de la publicidad. Pero lo que se refiere a sus filmes siempre han sido negativos, gano dos Razzies, un Stinkers Bad Movie Awards e incluso un YoGa.

Michael Bay, el rey del mambo

Michael-Bay-1

Michael Bay será el causante del fin del cine” esta frase la dijo en su día Roger Ebert. Puede que el famoso crítico tuviera parte de razón o no. Pero hay que reconocer que el director de Transformers es sin duda es un valor casi seguro en taquilla. Con sus más de 5.000 millones de dólares recaudados por sus filmes.

Su estilo videoclipero tan característico, con influencias de directores como John Woo o Tony Scott. Está lleno de planos cortos, movimientos epilépticos de cámara, música rimbombante, cargado de efectos especiales, muchas explosiones y cámaras lentas. Al que le acompañan casi siempre guiones simplistas, cargados de patriotismo, sin olvidar las chicas de impresión que aparecen en sus fotogramas. A lo largo de los años ha sido imitado por muchos, Peter Berg, Simon West, Bret Rattner pero sin llegar a su nivel. En este artículo vamos a repasar su filmografía, como si se tratará de una montaña rusa. Comenzamos con una frase de Bay ante las malas críticas:

Hago películas para adolescentes ¡Oh, qué crimen!

Michael Benjamin Bay nació un 17 de febrero de 1965 en Los Angeles. Fue adoptado por una psiquiatra infantil y dueña de una librería, y un contable. Su pasión por el cine le viene de crío cuando filmó la explosión de un tren de juguete con unos petardos con la cámara de 8 mm de sus padres. Aquel incidente ya marcaba por donde iba a ir los derroteros del director de La Isla.

Estudió en la exclusiva Crossroads School, en Santa Mónica de California. Con 15 años trabaja para George Lucas en los storyboards de En busca del arca perdida. Al ver el resultado final del filme de aventuras de Spielberg, decidió en convertirse en director. En 1986 finaliza sus estudios de inglés y cine en la universidad Wesleyana.

Empieza sus primeros trabajos en el mundo de la publicidad filmando anuncios para marcas como Coca cola. Su siguiente parada sería el mundo del videoclip, una enorme cantera de directores, como David Fincher. Ni corto ni perezoso, Bay realiza mini películas para artistas como Meat Loaf o Aerosmith. Los premios dentro del sector lo auparon como el director más galardonado dentro del sector. Ya solo faltaba que algún avispado productor se fijara en su marcado estilo visual para dar el salto al cine.

Bad-Boys

Haced lo que sabéis, pero más rápido.

Y así fue, Don Simpsons y Jerry Bruckheimmer los productores de Top Gun, Flashdance o Superdetective en Hollywood buscaban un joven director con ganas de marcha. El proyecto era llevar a cabo una de comedia acción protagonizada por dos estrellas de la televisión en alza, como eran los jóvenes Martin Lawrence y Will Smith.

El resultado era Dos policías rebeldes. El filme mezclaba con acierto humor y acción pero sin llegar a niveles como la cinta que protagonizó Eddie Murphy en su día. Bay realiza su tarjeta de presentación al público, mostrando donde colocar la cámara cuando había alguna explosión o ese giro de 360º de la cámara alrededor de sus protagonistas. La cinta fue un éxito, con unos 19 millones de $ de presupuesto recaudó más de 140. Lanzó a Smith dio el primer paso al estrellato en el cine. Bay le tocaba dar el siguiente paso, con una roca de por medio.

La Roca

Los fracasados siempre alegan haber hecho lo que han podido. Los ganadores se van a casa y follan con la reina del baile.

Estamos en 1996, Simpson y Bruckheimmer tienen un nuevo filme de acción que mezcla con acierto las famosas buddy movies de los 80, un poco de Jungla de Cristal e incluso un toque de Bond. El tándem de productores llaman a su buen amigo Tony Scott pero este no le interesa el proyecto, ¿A quién podemos llamar? ¿Qué tal Michael? Bay regresa con una cinta de acción pura y dura. Con un reparto encabezado por Sean Connery, como si se tratará de un viejo 007 volviendo a la acción. Nicolas Cage acababa de ganar su Oscar a mejor interprete por Leaving Las Vegas debajo del brazo, éste debutó en el cine de alto presupuesto y un enorme Ed Harris interpretando ese gran villano. Nos encontramos con la mejor película del director, dicho por todo el mundo (tantos los que lo adoran como lo odian). Tampoco olvidar que Quentin Tarantino participó en la reescritura del guión (aunque fuera de manera no acreditada).

La Roca es una de las cintas más importante de los 90, contó con una factura técnica casi perfecta. En esta ocasión el estilo videoclipero de Bay le sienta como un guante a este historia. Algo delirante de unos soldados norteamericanos rebeldes, secuestran la isla de Alcatraz, para atacar con unos misiles cargados de gas nervioso la bahía de la ciudad de San Francisco. La acción para el recuerdo, desde ese brutal comienzo con el monólogo de Ed Harris como el general Hummel acompañado por la música de Hans Zimmer, la persecución automovilísticas por las calles de la ciudad californiana o el tiroteo en las duchas. La siguiente parada el apocalipsis o algo parecido.

Armaggedon-1

Estamos sobre 2000 toneladas de combustible, una bomba nuclear y 270.000 piezas móviles construidas por la empresa más barata. Eso te da seguridad, ¿no?

La Roca fue uno de los filmes más taquilleros del verano de 1996. Fallecido Don Simpson (de sobredosis), Bruckheimmer volvió a contar con Bay para su siguiente proyecto. El año 98, los espectadores se encontraron con nuevo duelo de filmes con una temática similar en cartel. La aburrida Deep Impact de Mimi Leder y apadrinada por Spielberg, fue la rival de Armageddon con el equipo Simpson/Bay.

La película es excesiva hasta decir basta, pero para casi todos es un auténtico placer culpable. Bruce Willis (sustituyendo a Sean Connery) nos tiene que salvar de un enorme meteorito del tamaño de Texas que viene a saludar a la Tierra. Para ello cuenta con un equipo de “lumbreras” en los que se encontraba un novato Ben Affleck, Owen Wilson o el tristemente desaparecido Michael Clarke Duncan entre otros. La risible historia de amor entre Affleck y Liv Tyler se la debemos a un por aquel entonces guionista J.J. Abrams. Vuelta al cine de catástrofes de los 70 pero con el estilo de Bay al que le acompañaba de fondo el tema I don’t to miss a thing de Aerosmith. El filme se convirtió en la cinta más taquillera de ese año. Obtuvo 4 nominaciones a los Oscars, en apartados técnicos y se llevó un Razzie a peor actor, un Bruce Willis que decidió dejar el cine de acción por una temporada.

Pearl-Harbor

Mira lo que dice aquí “Nunca hagas surf entre rocas o crestas sumergidas. Aquí dice que no lo hagas.” – ¿Cómo vas a saber que están sumergidas, si están sumergidas?

Tras barajar varios proyectos, como un remake de El planeta de los simios producido por James Cameron. En 2001 Bay tiene que dar el siguiente paso, conquistar el mundo. Si éste último lo hizo a través de Titanic ¿Tendría Bay que hacer lo mismo pero buscando su particular “Titanic con bombas“? Su siguiente filme sería Pearl Harbour.

La cinta contó con un guión a cargo de Randall Wallace (Braveheart), nos narraba la historia de amistad y rivalidad de dos amigos que terminan en medio del ataque por parte del ejercito japones a las bases de Hawaii del ejercito americano, por si no fuera suficiente había un triangulo amoroso. En el reparto contó con Ben Affleck, un emergente Josh Hartnett y la británica Kate Beckinsale antes de ponerse los colmillos de Underworld. Por si fuera poco el filme, de nuevo con Bruckheimmer en la producción, contó con el mayor presupuesto de la época ¿Qué podía fallar? Pues prácticamente todo. Una historia ñoña, una excesiva duración, unas interpretaciones realmente malas, a lo que habría que sumar un patriotismo sonrojante como hacía años que no se veía en la pantalla (ver las horribles apariciones de Alec Baldwin o Jon Voight). Aun siendo un éxito y la única cinta de su carrera que tiene un Oscar (a mejor edición de sonido), la idea de convertirse en la película más taquillera de la historia no cuajo.

Bad-Boys-II

Cabalgamos juntos, morimos juntos, rebeldes para siempre.

Apaleado por el “relativo” fracaso de su anterior proyecto, Bay contempla la posibilidad de hacer una versión de “El rey Arturo” que al final Bruckheimmer, venido a más por su monumental éxito de Piratas del Caribe, decide cedérselo a Antoine Fucqua pre-Training Day. El director decide regresar a sus orígenes, con la primera secuela de su carrera. Es hora de llamar a los chicos malos. En 2003 estrena Bad boys 2, de nuevo con Lawrence y Smith de protagonista, este último ya era un valor seguro en la taquilla tras Hombres de negro o Independence Day. Para no complicarse se aplica lo de más grande es mejor, más duración, más explosiones, más violencia (rozando en ocasiones el gore) y más de todo.

Dos policías rebeldes 2 se le podrá tachar de varias cosas negativas, pero no por ello hay que negar que Bay realiza una de las cintas más brutales y explosivas del género a comienzos del siglo XXI. Donde de nuevo reinventa movimientos de cámara ya visto en otras cintas como en la saga de Matrix. Si habría que tachar de un desmedido humor grueso (en ocasiones rozando el mal gusto como cuando sus protagonistas visitan una morgue) o ese villano interpretado por Jordi Moya, donde sin duda es su mejor papel de toda su carrera, por lo menos en su etapa en Hollywood. El filme funcionó y fue un taquillazo.

Realizamos un punto y aparte, continuaremos en una próxima entrega.

Michael-Bay-3

Transformers: El último caballero

¿Qué se puede decir de la saga Transformers y de su director que no se haya dicho a estas alturas? De todo, menos cosas buenas. La película llega a los cines diez años después del primer filme, de nuevo Michael Bay a cargo de la dirección. Siguiendo la tónica habitual, esta nueva entrega continua siendo ruidosa, plagada de clichés y saturación de efectos especiales. Bienvenidos a Transformers: El último caballero.

Para el espectador que haya visto las anteriores, no hay grandes novedades. Humanos y Transformers están en guerra, Optimus Prime se ha ido a Cybertron. La humanidad ya harta de tanto robot alienigena por el planeta deciden vetarlos. Cade es el único humano defensor de los Autobots, también es perseguido y vive en el anonimato. 

02-Transformers-el-último-caballero

En Cybertron, Optimus le lavan el cerebro una malvada Transformer que quiere destruir la Tierra porque sí. Como sucedía en la última de A Todo Gas, nuestro protagonista se vuelve malvado pero en vez de aprovechar este elemento en la trama es tocado solamente de pasada. Aquí el personaje beneficiado es Bumblebee, no solo porque tiene más diálogos sino que participa en la acción (incluso va a contar con su propio spin-off).

Transformers: El último caballero tiene muchos problemas, tarda demasiado en arrancar, prácticamente se podrían haber ahorrado una hora. Sin olvidarnos de un guión con más agujeros que un queso gruyère o personajes que entran y salen sin saber muy bien por donde andan, como el regreso de Lennox o de los villanos, como Megatron. Por si fuera poco, nos encontramos con que los Transformers llevan en la Tierra desde la época del rey Arturo, algo sin sentido con respecto a las anteriores. Pero esto le da pie a Bay, para filmar un prólogo ambientado en esa época, con una batalla al más puro estilo El señor de los anillos o un pequeño flashback ambientado en plena Segunda Guerra Mundial.

08-Transformers-el-último-caballero

Los momentos más interesantes son cuando la acción se desarrolla en Inglaterra, donde Anthony Hopkins se convierte en el robaescenas de la película. Interpreta a Sir Edmund Burton, miembro de una adinerada familia que conoce la relación de los humanos con los Autobots en pasado. Tampoco olvidar de su su mayordomo robótico que tiene algunos momentos cómicos. 

En cuanto al sentido del humor, en ocasiones roza lo vergonzoso. Citar la visita a la casa de la chica, donde su familia solo piensan que ella se busque un marido. En una escena que juegan con dobles sentidos donde no hay sutilezas. O el momento de liberación de algunos Decepticons de la cárcel, que van ataviados con anillos y cadenas como si fueran unos pandilleros.

03-Transformers-el-último-caballero

A nivel de producción, los efectos especiales funcionan bien aunque en algunos momento saturan bastante. Hay dos o tres planos que puede recordar a Roland EmmerichLos diseños de los robots sigue siendo feos, el espectador puede que ya este algo acostumbrados a ello y por eso no desentonan tanto. Steve Jablonsky no hace una banda sonora destacable, tiene mejores trabajos con Bay como la banda sonora de Dolor y dinero

Bay aunque sigue tirando de montaje, en esta ocasión se lo ha tomado con calma. No rueda de forma tan abrupta como suele hacer habitualmente. Tiene una serie de persecuciones relativamente emocionantes como la huida del desguace, donde el personaje de Cabe termina volando en una mininaves o la persecución en coche por las calles de Londres.

12-Transformers-el-último-caballero

Del reparto, al mencionado Hopkins, regresa Wahlberg que repite como un héroe anodino, cachas y con poco carisma. Sin duda un tropezón en la carrera del protagonista de 2 gunsLaura Haddock (vista en Guardianes de la Galaxia y su secuela) es la chica de la historia, que aunque han intentado dotar su personaje de ciertos matices se queda en un mero florero.

En pequeños roles Josh Duhamel, que regresa a su personaje de Lennox, el perfecto militar. Un irreconocible Stanley Tucci maquillado interpretando a Merlin al comienzo del filme. Un fugaz John Turturro, no tan cargante como en las anteriores pero innecesario que aparecerá de vez en cuando.

01-Transformers-el-último-caballero

Tranformers: El último caballero es la menos mala de toda la saga. Esperemos que sea la despedida de Bay de la saga.

Curiosidades

Todo lo relacionado con el rey Arturo es un guiño a un capítulo de la serie animación. Titulado A Decepticon Raider in King Arthur’s Court.

Al comienzo del filme se puede ver a Mitch Pileggi. Actor conocido por interpretar al jefe de Mulder y Scully en Expediente X.

Hay un guiño al personaje de Shia Labeouf. Aparece una fotografía de su personaje por la mansión del personaje de Anthony Hopkins.

217 millones de doláres ha costado Transformers: El último caballero. En taquilla lleva más de 500 en todo el mundo.

Ninja Turtles Fuera de las Sombras

A pesar de lo criticada que fue en su momento, la versión del 2014 de Las Tortugas Ninja, Ninja Turtles, bajo la producción de Michael Bay, recaudó casi 500 millones de dólares y quedo como una cinta mucho más entretenida que las últimas entregas de Transformers dirigidas por el propio Bay. Por lo que dos días después de su estreno, se anunció su secuela.

Para esta nueva película, se ha vuelto a contar con los servicios de Josh Applebaum y Andre Nemec (guionistas también de Misión: Imposible. Protocolo fantasma) en la historia. Continuando con el final de la anterior, nos devuelven con nuestras tortugas favoritas haciendo de las suyas, como se ven al comienzo del filme mientras recorren Nueva York con una pizza a cuestas para colarse en un partido de baloncesto (una escena realizada para lucir el 3D).

TEENAGE MUTANT NINJA TURTLES: OUT OF THE SHADOWS

Shredder se escapará de la cárcel con la ayuda del Dr. Baxter Stockman y su ejercito de ninjas del clan del pie. Por el camino, el villano se cruza con Krang, el malvado cerebro de otra dimensión con la idea de conquistar nuestro universo usando su temido tecnódromo, una impresionante fortaleza de combate. Para ello, el malvado plan es conseguir una serie de objetos repartidos por el planeta para crear un portal dimensional. Además en su fuga, Shredder se encuentra con dos horteras, Bebop y Rocksteady que se convertirán en sus nuevos secuaces y que serán mutados en un jabalí y un rinoceronte. Pero nuestros héroes no estarán solos en su lucha para detener a los villanos, contarán de nuevo con la ayuda de April, aparte de la incorporación de Casey Jones, un policía aficionado al hockey, que tiene una cuenta pendiente con Shredder.

A destacar la escena de presentación de las tortugas (con la inclusión de unos letreritos que no viene a cuento de quien es cada una de ellas), la fuga de Shredder con el intento frutado de nuestras protagonistas de atraparlo usando su camión de basura tuneado (con unos nunchakus enormes entre sus gadgets). También, la visita a Brasil, con una espectacular y abrumadora escena aérea que finaliza con una lucha en el mismísimo río Amazonas.

TEENAGE MUTANT NINJA TURTLES: OUT OF THE SHADOWS

Lo que si esta muy logrado son los efectos especiales, uno ve lo bien integradas que están no solo nuestros héroes sino también los villanos creados por el CGI de la mano de la ILM (Industrias Light & Magic). Solo fijarse en el aspecto y el diseño que tienen los mutados Bebop y Rocksteady que solo dan un poco la nota en las escenas exteriores. El nuevo diseño de la nueva armadura de Shredder se asemeja más al de los cómics.

En cuanto a los actores, de carne y hueso, Megan Fox participa menos en esta entrega, tiene su momento para lucir palmito además de ponerle ojitos a Stephen Amell. Éste interpreta a un Casey Jones bastante diferente al que nos tenían acostumbrados, menos asalvajado, sin sus greñas y más políticamente correcto (aquí servidor sigue prefiriendo al Casey que realizó Elias Koteas). Brian Tee sigue poniendo cara seriota como Shredder, pero los villanos que se lucen realmente son Bebop y Rocksteady con los caretos de Gary Anthony Williams y Stephen Farrelly (Seamus, conocido luchador de la WWE). Laura Linney aparece por allí para cobrar el cheque (que también hay que comer) mientras que para sorpresa, para bien, Tyler Perry hace de un malvado doctor bastante acorde con el tono infantil de la cinta. Y no me olvido de Will Arnett, que afortunadamente aparece poco en esta secuela y no se hace tan cargante.

En la dirección, no repite Jonathan Liebesman y han fichado a un casi novato, Dave Green (solo tiene la cinta de corte de aventuras familiar Tierra a Eco). La parte negativa de la cinta, que se queda solamente en un divertimento para los peques de la casa aunque intenta, sin acierto, ser algo más. La peli incluye pequeños guiños a los fans de toda la vida, como esos títulos de créditos o la inclusión en la banda sonora del tema de la serie de animación original.

TEENAGE MUTANT NINJA TURTLES: OUT OF THE SHADOWS

Resumiendo, entretiene bastante. El fan de toda la vida no se sentirá ofendido y para el nuevo público (el infantil), disfrutaran como enanos.

Curiosidades

Los personajes fueron creados por Kevin Eastman y Peter Laird en formato cómic en blanco y negro. Llamado ‘Eastman and Laird’s Teenage Mutant Ninja Turtles‘ en 1984, a través de Mirage Studios. Su origen fue una parodia de las historias de Frank Miller para el personaje de la Marvel, Daredevil.

Durante la secuencia del carnaval, se ve a un tipo disfrazado de Transformers, todo un guiño al productor del filme, Michael Bay, director de todas las entregas de la saga de los robots.

En el filme suena la canción Ice Ice Baby de Vanilla Ice, este participó con el tema Ninja Rap, además de hacer un cameo, en Las Tortugas Ninja II: El secreto de los mocos verdes (1991).

Se intento contar con actores del filme de los 90, para hacer cameos como Elias Koteas, el primer Casey Jones, o Sam Rockwell, que interpretaba a uno de los integrantes del Clan del Pie.

Se rodó en Nueva York y Buffalo, comenzando la producción el 27 de abril de 2015.

Dave Green, director de la película, comenta que es un gran fan de los personajes y de niño Donatello era su tortuga preferida.

Project Almanac

Project Almanac está rodada usando la técnica de grabación conocida como found footage, como si los propios protagonistas grabaran la acción bajo sus cámaras de vídeos que se puso de moda a finales de los 90 con El proyecto de la bruja de Blair. En la actualidad se ha visto en cintas como La visita de Shyamalan o Chronicle de Josh Trank con la que esta película tiene más de un punto en común.

Un grupo de amigos, se embarcan en la reconstrucción por medio de unos planos que encuentran del padre de uno de ellos, de una supuesta máquina para viajar en el tiempo, con el fin de intentar cambiar algunos aspectos de sus vidas.

En lineas generales es entretenida por su temática de viajes en el tiempo, a pesar de pequeños fallos de guión, y de no tratarse de una gran producción se hace muy amena, con momentos curiosos como cuando regresan al pasado para asistir a un macrofestival de música o para ganar un premio de lotería, aunque no con el resultado que ellos esperaban.

ALMANAC

El filme está dirigido por Dean Israelite y escrita por Jason Harry Pagan y Andrew Deutschman. Si sobresale esta peli por algo en cuanto a actores, es porque básicamente son todos desconocidos. Casi todos ellos únicamente cuentan en sus carreras con apariciones en algún episodio de series de televisión de los últimos tiempos tipo Glee o Gossip Girl. Todos ellos encarnan papeles de unos chavalitos que son frikis pero que al mismo tiempo son guays y en mayor o menor medida casi superdotados.

Si de algo se debiera caracterizar este tipo de cintas de viajes en el tiempo es posiblemente por la calidad de los efectos, y más al tener entre sus productores al conocido Michael Bay. Conocido seguramente por la mayoría de nosotros por su adicción a los efectos especiales en sus filmes sobretodo de destrucciones y explosiones. No hay que olvidarse que estamos hablando del director de La Roca o Transformers. Sin embargo, no se hace mucho hincapié en ese sentido en la película que nos ocupa, ya que no es pretenciosa en dicho sentido, dejando probablemente más importancia a la esencia del tema que trata.

PROJECT ALMANAC

En resumidas cuentas, se trata de una película entretenida si obvias algunos detalles y que incluso te hará pensar haciéndote preguntas como: ¿si yo tuviera una maquina del tiempo, que cambiaría?

Curiosidades

Project Almanac es la primera película que dirige Dean Israelite y que escriben Jason Pagan y Andrew Stark.

Dean Israelite, es primo de Jonathan Liebesman, quien dirigió en el mismo año el reboot de Las Tortugas Ninjas producido por Michael Bay, encargado de la producción en Project Almanac.

El nombre de la película cambió en varias ocasiones, en un principio iba a llamarse simplemente Almanac, después se cambió a Welcome to Yesterday y también se conoció como Cinema One, hasta llegar el definitivo.

 

Bad Boys II

Bad Boys II es un juego de acción en tercera persona, con posibilidad de coberturas en determinadas puntos de los escenarios y a través de los cuales solo tendremos que avanzar y matar a todo enemigo que se ponga por delante hasta encontrar el malo malísimo de turno. Eso sí, el juego nos pondrá en la piel de cada uno de los dos protas a lo largo de las fases.

Se compone de 5 actos, decir que no es necesaria una habilidad extrema como puede pasar en títulos más modernos, aunque en alguna que otra fase, sobre todo del final, el juego puede complicarse un poco. Como por ejemplo en un jefe final, que hay que eliminar moviéndonos a través de unos puntos de cobertura y se hace un poco lioso. A parte de lo dicho anteriormente, nos limitaremos a recorrer los escenarios usando coberturas y disparando a todos los enemigos. Para ello contaremos con algunos ítems como botiquines para rellenar la salud y con chalecos antibalas para rellenar el escudo (con los que al dispararnos los enemigos no sufrimos daños, pero si que van perdiendo la protección).

Bad_Boys 1

También contaremos con las armas de los enemigos que van dejando cuando mueren, y así tenemos: akas 47, M16, recortadas, Magnums, Uzis y alguna que otra menos típica. Éstas solo disparan de modo normal, únicamente cuando estemos en modo cobertura podremos hacer un pequeño zoom para disparar mejor. El penúltimo de los ítems a nombrar son las granadas, que no tienen más ciencia, arrojarlas y ¡¡puuuuuummmmmm!! Y por último, las recogidas de pruebas, que están escondidas por los escenarios y que son necesarias para meter a los malos en la cárcel, pero que en el juego son para mejorar tu puntuación de poli. Eso sí, podremos matar a los enemigos o bien capturarlos si les disparamos en las armas que portan, soltándola así y rindiéndose, punto este que también afecta a la puntuación del jugador como poli.

Al final de algunos actos, nos enfrentaremos con algún que otro jefe final de fase, como ejemplo, tendremos que cargarnos a un helicóptero desde una terraza-azotea. Señalar que cuando disparamos a determinados objetos, estos se rompen, aumentando así el valor en destrozos, cosa que también afecta a nuestra puntuación de poli. Resaltar finalmente como aspecto que no ayuda a su jugabilidad, el salvado de partidas, no pudiéndose guardar las partidas cuando el usuario lo desee, si no al terminar cada escenario, cuando te da los resultados o tu puntuación de poli.

Bad_Boys 2

Del apartado gráfico, decir que es un juego de 2004, y por tanto nada comparable a lo que podemos encontrar actualmente, mentalidad que es un poco difícil de imponer, y lo digo por experiencia propia. En él todo es poligonal y pobre de detalles. Un juego posiblemente avanzado en su lanzamiento, pero que para hoy día se queda atrás.

Destacar de este apartado los destrozos en ciertos objetos del mobiliario, cosa que para su época, creo que era la característica más avanzada del juego. Cabe decir que cualquier parecido de los protas con sus homónimos de la peli (Will Smith y Martin Lawrence) es pura chiripa (como decimos por aquí en Andalucía). Con respecto a los escenarios, recorreremos lugares como: una comisaria, una mansión, urbanización de apartamentos e incluso unos callejones propios de bandas pandi-callejeras. A destacar como punto gráfico curioso, que a veces los enemigos disparan con las pistolas al estilo rapero (disparando una pistola con la muñeca girada).

Bad_Boys 3

Del aspecto sonoro-musical poco que declarar, no tiene banda sonora, y por tanto el sonido se limita al de disparos, explosiones y el dialogo, llevado casi en su totalidad por el dúo policial protagonista. Incluyendo expresiones de otros idiomas distintos al inglés como: “Amigo”, “Cohones” , “Dovreznia” (o algo así, que quiere decir adiós en ruso). Durante los diálogos entre los protas, se pueden apreciar el tono cómico e irónico que también es apreciable en la película.

Siendo comprensible con los tiempos que corren, que estamos ante un juego que pese a unos gráficos pobres o antiguos, es entretenido y por lo que por lo que he podido escuchar de jugones mucho más avanzados que yo, es lo que hoy se echa en falta en un mundo en el que imperan los gráficos ultrarealistas y ultraexigentes (véase cualquier juego de fútbol de este año de alguna compañía americana).

Bad_Boys 4

Añadir que podemos decir que es un título antiestres, para pegar tiros y desquitarte un poco. Quizás se echa en falta alguna escena cinemática entre fases, y el tema principal de la banda sonora de la peli, pero aún así, es un juego aceptable.