Michael Bay, el rey del mambo

Michael-Bay-3

Continuamos nuestro particular repaso a la filmografía del director Michael Bay. Si en el artículo de la semana pasada revisábamos los comienzos de su carrera, ahora trataremos sus cintas más recientes en donde nos volvemos a encontrar lo mejor y lo peor de su carrera.

La-Isla

Yo sólo quiero vivir. El cómo, no importa.

El dúo Bay/Bruckheimmer deciden ir por caminos diferentes, tras cinco películas. Mientras que el productor de Con Air, está más centrado en la saga de Piratas de Caribe y cintas de aventuras para toda la familia como Príncipe de Persia o La Busqueda. Nuestro protagonista es llamado por Steven Spielberg, este le ofrece un proyecto que mezclaba la ciencia ficción y acción, con un libreto escrito por Alex KurtzmanRoberto Orci (los guionistas habituales de J.J. Abrams).

En 2005, estrena La Isla a pesar de contar con Ewan McGregor y Scarlett Johansson se convirtió en su primer fracaso de taquilla. Bay no estaba contento con la campaña de promoción, que tacho de ser bastante confusa y que realizaba demasiados spoilers de la trama. El filme fallaba al no sacaba todo el partido a la historia mientras Bay ofrecía unas escenas de acción de primer orden. Fue la primera colaboración con el compositor Steve Jablonsky con el que su relación llega hasta hoy.

Transformers

“Imponente, casi vicioso, sin talento”

Esta fue la aplastante opinión del crítico David Denby, realizó sobre su trabajo de su siguiente proyecto. De nuevo bajo la producción Spielberg, se lanzó de lleno a Transformers, basado en los conocidos juguetes de la compañía Hasbro. El filme rompió récords de taquilla, lanzó al estrellato al conflictivo Shia Labeouf y convirtió en sex-simbol a Megan Fox. La cinta repleta de CGI y mucha cacharrería digital.

La formula funcionó hasta el punto de llegar hasta 4 entregas más (y otras secuelas y spin-off). Da igual el cambio de protagonistas (Fox fue despedida en la tercera y Labeouf fue sustituido por Mark Wahlberg en la cuarta), las malas críticas, la saturación de CGI, los chistes malos o que el esquema se repitiera hasta la saciedad, el público paso por taquilla. Para los más cinéfilos les resultaba sangrante ver a actores de la talla de John Turturro, Frances McDormand o John Malkovich bailando al ritmo de Bay, pero el dinero manda. Como no, los Razzies tampoco se olvidaron de la saga, ganando algún que otro premios a peor película, director y guión.

Dolor-y-dinero

He visto muchas pelis Paul, se lo que hago.

Entre secuela de Transformers, llega por fin unos de sus proyectos más deseados. Que pudo realizar a modo de favor por parte de la Paramount, para que continuará con la saga juguetera. Considerada por muchos como su “primera película de verdad”. Dolor y dinero, estaba basada en un hecho real acerca de unos culturistas que deciden convertirse en mafiosos. Ambientada en Miami durante los 90, el estilo de Bay era el más apropiado para esta historia ciclada y pasada de vueltas. Esta comedia negra contó con un reparto en estado de gracia y bien ciclado, Mark Wahlberg vuelve a demostrar que con un buen guión es un actor más que solvente, nunca Dwayne Johnson a estado tan bien dramáticamente y Anthonie Mackie demostró de nuevo su talento tras The Hurt Locker. A ellos le acompañaba una excesiva Rebel Wilson, además Bay volvía a trabajar con Ed Harris tras La Roca.

La cinta tuvo un ridículo presupuesto de 50 millones para lo habitual que solía contar Bay. Fue un éxito menor, pero fue bastante bien valorada por aquellos seguidores que habían perdido la fe en el director, después de tanta secuela robótica. Dolor y dinero es de esas cintas que si hubiera firmado algún director debutante seguramente hubiera llamado más la atención para la crítica especializada, que muchos la tacharon como un cruce de Fargo con esteroides.

13-horas-Los-soldados-secretos-de-Bengasi

Necesito tus ojos y oídos. No tu boca.

Y de nuevo entre entregas de Transformers, llegó el año pasado 13 horas: los soldados secretos de Bengasi. En esta ocasión Bay realiza su primera incursión en el género bélico. Un reparto de caras conocidas (sorprende ver a John Krasinski en el reparto) pero sin ninguna estrella. Nos encontramos con una cinta que sigue los pasos de Black Hawk Derribado de Ridley Scott.  De nuevo con un pequeño presupuesto (50 millones) el filme funcionó mejor dentro de USA que fuera, donde el público le echaba para atrás una historia a priori tachada de “americanada”.

Al igual que Dolor y dinero, el filme estaba basado en una historia real. Narraba los sucesos ocurridos en la embajada americana en Bengasi durante 11 de septiembre de 2011, que fue atacada por fuerzas yihadistas. Todo esto desde el punto de vista del equipo de seguridad privada (ex soldados estadounidenses) que defendió el lugar. Sorprende que Bay crítica a la maquinaria bélica de su país y desmitificando ciertos estereotipos muy habituales en su cine aunque por contra cae en excesos sentimentales.

Michael-Bay-2

El futuro de Bay esta abierto, mientras que parece que la nueva entrega de Transformers será la última que dirige ¿Realizará Bad Boys 3, probara suerte en géneros como los superheroes o los videojuegos o apostará por filmes más pequeños?

Curiosidades

Su prima, Susan Bay, era la esposa de Leonard Nimoy. El famoso Spock de Star trek, puso voz a Sentinel Prime en Transformers: El lado oscuro de la luna.

En varias ocasiones aparece haciendo cameos en sus filmes, como en Armageddon o Dos policías rebeldes 2. Además de aparecer en Mistery Men como uno de los villanos.

Compró Digital Domain, la empresa de efectos que creó James Cameron en los 90.

Durante el rodaje de Dos policías rebeldes 2, los agentes de policía que participaron en el rodaje le apodaban “Capitán Bay” por su afición a darle ordenes a todo el mundo.

Le encantan los perros, a lo largo de su vida ha tenido a varios y siempre los llama con nombres de personajes de sus filmes.

Bay posee un jet Gulfstream G550 de 50 millones de dólares, así como un Bentley, un Range Rover, un Escalade, un Ferrari, un Lamborghini y dos Camaros de la franquicia de Transformers.

Es productor de las series de televisión The black sails y The last ship.

En junio de 2013, tanteó llevar al cine el videojuego Ghost Recon para Warner Bros.​

Es copropietario de Platinum Dunes, una productora especializadas en remakes de terror como La matanza de Texas, El terror en Amityville, Viernes 13 o Pesadilla en Elm Street. Además de las nuevas entregas de Las Tortugas Ninja.

En el apartado de premios gano muchos por su labor en el mundo de la publicidad. Pero lo que se refiere a sus filmes siempre han sido negativos, gano dos Razzies, un Stinkers Bad Movie Awards e incluso un YoGa.

Philip K. Dick, el hombre sintético

El año 1982 siempre será recordado por el estreno de grandes películas que hoy en día siguen conservando la misma mágia que cuando se estrenaron. Largometrajes llenos de sensaciones como la emoción de E.T. El extraterrestre, el miedo de Polstergeist, la angustia de La cosa, el drama con Oficial y caballero, y la acción de Acorralado, pero sobre todo recordamos especialmente un referente de la ciencia ficción actual y futura, Blade Runner.

El autor de Blade Runner, Philip K. Dick, murió antes de que se estrenara la película en 1982, sin embargo nos dejó una serie de relatos, obras cortas y novelas, algunas de ellas llevadas a la gran pantalla. Innovador en su época, fue uno de los grandes incursores del cyberpunk tratanto temas como la despersonalización, la realidad alternativa y las drogas. Según algunos, sus relatos fueron producto de sustancias alucinógenas, aunque el propio K. Dick experimentó con ellas abiertamente, siempre rechazó escribir bajo sus efectos.

En muchas de sus obras podemos observar un mismo patrón, ¿quién soy?, la búsqueda de la verdad y la huida. A continuación, en AdiCINE, haremos un repaso de las principales adaptaciones cinematográficas de Philip K. Dick, el hombre sintético.

Bladde runner 3

Es toda una experiencia vivir con miedo verdad… Eso es lo que significa ser esclavo.

Blade Runner (1982)

Empezamos a lo grande. ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? fue el título de la obra que dio lugar a esta película. Ridley Scott nos dejó fascinados con Alien, el octavo pasajero (1979) tres años atrás, y decidió embarcarse en otro film de ciencia ficción considerada como una de las mejores películas del cineasta y del género. Innovadora y avanzada para su época, con un trasfondo filosófico sobre la creación de la vida, la esclavitud y el capitalismo se mezclan en esta distopía protagonizada por un Harrison Ford consolidado pocos años atrás con las dos primeras partes de Star Wars. Su papel gamberro y arrogante interpretando al contrabandista Han Solo cambiaría a uno más oscuro, dando vida a Rick Deckard, más maduro, inteligente, duro e implacable en su trabajo.

Ambientación oscura, persecuciones, disparos, una banda sonora a cargo de Vangelis, con unos antagonistas carismáticos, mención especial a Rutger Hauer, con un monólogo final para la posteridad considerado para algunos críticos y directores como el mejor de la historia, es todo lo que encontramos en Blade Runner, una obra de arte.

La película está llena de curiosidades, podemos decir que no es una adaptación fiel a la obra de K. Dick, pues toma prestado algunos aspectos de otros de sus libros, pero el resultado es impresionante. Actualmente sigue habiendo discusiones sobre el orígen de Deckard que esperemos que se puedan resolver en la futura secuela a cargo otra vez de Scott, esta vez protagonizada por Ryan Gosling (Drive (2011), Sólo Dios perdona (2013)) y con la aparición de Harrison Ford, el cual quedó sorprendido por el guión afirmando que era el mejor que había leído en su vida.

Bladde runner 2

Se esperan más películas, aunque todo dependerá el exito comercial. Blade Runner fue un fracaso en cifras, pero con el tiempo se consideró una película de culto. Esperemos que Scott no la prostituya con franquicias a las que últimamente nos tienen acostumbrados en Hollywood con palabras que causan temor que hasta hace diez años no se escuchaban, como son: remake, reborn y precuela.

Tan real como cualquier recuerdo

Desafío Total (1990)

Segunda gran adaptación del escritor, basada en uno de sus relatos. Esta vez a cargo de Paul Verhoeven, que también contó en 1985 con dos de los personajes aparecidos en Blade Runner, el antagonista Rutger Hauer, y el replicante, Brion James para rodar Los señores del acero, película medieval muy recomendable.

Con un elenco encabezado por Arnold Schwarzenegger, interpretando a un Douglas Quaid / Hauser en busca de respuestas, con Sharon Stone y el maléfico Michael Ironside, nos encontramos con la que fue la película más cara de la historia hasta la fecha de su estreno. Destacable en todos los efectos especiales, siendo de las últimas películas rodadas sin efectos digitales, exceptuando la escena de la cámara de vigilancia de la aduana del aeropuerto, lo que le valió la estatuilla a los FX, sin olvidar su banda sonora que abría y cerraba los créditos con el tema First Dream, de la mano del Jerry Goldsmith.

Desafío Total 1

Huídas, persecuciones, falsa identidad, despersonalizaciones, es todo lo que nos podemos encontrar. Muy recomendable para los amantes de las palomitas, un VHS veraniego del pasado, nada que ver con el estreno en el año 1999 de la serie Desafío Total 2070 en las televisiones autonómicas, compuesta de 22 capítulos sin mucha trascenencia.

¡Es un puto tostador!

Asesinos cibernéticos (1995)

Primera adaptación de poca calidad del autor. A Peter Weller se le daba bien hacer de cyborg en Robocop (1987), y en este film intentaría acabar con toda máquina viviente con nefastos resultados. Producción de serie B que podemos describir como un gazpacho de películas como Temblores (1990), Aliens 2 (1986), Terminator (1984) y Saturno 3 (1980).

Asesinos ciberneticos 1

Con una nota media de 5, incluso 6 en páginas de EE.UU, hace uso de tópicos bastantes indeseables, entre los que destaco uno de los peores recursos a la hora de montar una película. Hablamos de las localizaciones. En el film vemos a sus protagonistas correr por túneles que terminan en puertas que al abrirse, se nota perfectamente la falta de presupuesto, pues vemos como al cruzarlas aparecen en lugares claramente pertenecientes a otro set u otra localización sin ningún tipo de nexo común. La sensación de salto de una localización a otra es pésima, hace perder toda la credibilidad de la ficción. Recomendable para los amantes de la serie B, y efectos especiales como los que el director John Carpenter (1997 Rescate en New York (1981)) nos tiene acostumbrados, pero sin la mágia de su dirección. No pasa de ser entretenida sin más ambiciones.

No debes creer lo que te han dicho…. confía en mi.

Infiltrado (2001)

Volviendo a los orígenes. La película empieza fuerte, aunque con unos efectos especiales muy bajos para la época, pero que mantiene una intensidad constante con doble final sorpresa, manteniendo la base a la que nos tiene acostumbrado Philip K. Dick.

La adaptación tiene bastantes similitudes a Desafío Total (1990), con un buen reparto, protagonizada por Gary Sinise (Forrest Gump (1994)), Madeleine Stowe (El último Mohicano (1992)), y Vincent D’onofrio (La chaqueta metálica (1987)), basada en una obra corta de Dick, pero llevada a la gran pantalla con poca dedicación.

Infiltrado 1

La comparación con la cinta de Verhoeven me prece imprescindible. En las dos encontramos la identidad del autor. Un personaje atormentado que busca la verdad, perseguido por todos, comprendido por nadie, enfrentándose a imprevistos indeseados, pero sin llegar al asombro técnico de Desafío Total (1990).

Producto descafeinado recomendable para los amantes de la ciencia ficción y del cine palomitero de serie B.

Si hay un error, es humano. Siempre lo es.

Minority Report (2002)

Nos encontramos ante una de las mejores películas de ciencia ficción, y una de las mejores del género para mí.

Repite la misma fórmula de Desafío Total (1990) y El infiltrado (2001) pero con la clase a la que nos tiene acostumbrado uno de los mejores directores de la historia del cine, el magnífico Steven Spielberg. Una película del año 2002 con unos efectos especiales que son envidables hoy en día, predominando unos blancos quemados a petición del director. Con un reparto excepcional encabezado por Tom Cruise (Rain Man (1988)), que sigue conservando el mismo patrón de dudas, huídas, y búsqueda de la verdad típico del escritor. ¿La diferencia?, muy fácil de explicar: Steven Spielberg (director) + Philip K. Dick (escritor) + John Williams (soundtrack) + reparto (Tom Cruise, Colin Farrell, Samantha Morton, Max Von Sydow) = obra de arte.

Minority report 2

La acción y el blockbuster que nos dejó Verhoeven quedan sustituidos por una gran aventura carente de vísceras pero con una intriga superior a sus antecesoras, con un guión simple, que sólo el maestro Spielberg podría darle su toque personal de misterio e intrigas.

Como escena destacable cabe mencionar la situada en el edificio de viviendas investigado por las arañas spiders, rodada a una sóla toma, donde la cámara sube, baja y atraviesa toda clase de obstaculos ofreciéndonos unos planos para el recuerdo. En el making-of  del DVD podemos ver el complejo mecanismo de guías y raíles que se construyeron para ello.

Como dato curioso sobre el film, Javier Bardem rechazó el papel de investigador que finalmente fue interpretado por Colin Farrell. Un fallo impredonable por parte del español no ponerse en manos del aclamado director.

Imprescindible para todos los públicos amantes o no de la ciencia ficción, mezcla a la perfección cine serio con blockbuster veraniego de la mano de Spielberg.

Minority report 1

En el próximo artículo, seguiremos repasando las adaptaciones de las obras de Philip K. Dick desde Paycheck (2003) hasta nuestros días.