After Earth

Año 2013, Will Smith estaba empeñado en convertir a sus vástagos, como fuera, en estrellas. Si en 2006 con En busca de la felicidad, se llevó buenas críticas tanto él como su hijo, Jaden. Volverían a probar con un nuevo proyecto juntos, una cinta de ciencia ficción, además contó con un director como M. Night Shyamalan que se encontraba en horas bajas, tras el fiasco de Airbender: El último guerrero. Estamos hablando de After Earth.

A partir de una idea del propio Smith, nos presenta un futuro lejano la humanidad escapó del planeta Tierra hasta el lejano Nova Prime. Allí se encuentran con una raza alienígena hostil que usa unas criaturas llamadas Ursa para atacar, aunque dichos seres son ciegos huelen el miedo. Para poder vencerlos los humanos usan una técnica llamada “fantasmacion”, el general Cypher Raige (Will Smith) es un pionero usándola y convirtiéndose en un héroe para todos. Años después, durante una ruta por el espacio, la nave del general choca contra un asteroide y se estrella contra la Tierra. Sólo sobreviven él y su hijo de 13 años Kitai (Jaden Smith). Herido Cypher, será Kitai quien tenga que enfrentarse a los peligros de nuestro antiguo planeta para salir de allí.

After Earth

¿Después de esta premisa qué es lo que uno se puede encontrar en After Earth? Pues un vehículo exclusivo para Jaden Smith, lo cual es el fallo más grande de la peli. Si el remake de Karate Kid funcionó en su día, fue porque estaba Jackie Chan, lo que hacia que la peli fuera más digerible. Aquí uno podría esperar que tanto padre como hijo tuvieran sus momentos para lucirse en el filme, pero el protagonista de Bad Boys tiene un rol secundario.

El personaje de Kitai acapara casi el 90% del metraje, con lo cual hay momentos tediosos, como por ejemplo todo lo acontecido después de la presentación de los personajes hasta el susodicho accidente o ciertos flashbacks metidos con calzador con una subtrama relacionada con el personaje que interpreta Zoe Kravitz. Afortunadamente el filme no sobrepasa los 100 minutos, cosa que es de agradecer.

After Earth

Argumentalmente hay una serie de puntos interesantes, como la huida de la humanidad a un nuevo planeta o su enfrentamiento con los extraterrestres y en concretos contra los Ursa pero todo ello se toca de pasada. Habría que destacar un par de escenas bien filmadas como la persecución de unos monos tras Kitai o la escena del vuelo que tiene este para atravesar una catarata usando para ello su traje de batalla.

En lo que se refiere a los apartados técnicos están muy bien conseguidos, a tener en cuenta sus espectaculares localizaciones, sus más que correctos efectos especiales (el traje de batalla de Kitai que tiene de todo tipo de gadgets o a la espada de Cypher) e incluso la música de James Newton Howard, compositor que aunque no llega a sus anteriores trabajos con Shyamalan sin duda es uno de los puntos fuertes del filme.

After Earth

Al tema de las interpretaciones, pues es otro punto negativo, aunque no se si achacarlo a ambos actores o es el método Shyamalan. En filmes como El sexto sentido o Señales por citar un ejemplo tanto Bruce Willis como Mel Gibson se pasaban casi todo el filme muy contenidos pero en ambas pelis funcionaba, aquí no sucede lo mismo. Del resto reparto pues no puede decirse apenas nada ya que el filme son sólo Smith e hijo.

En cuanto a la dirección, uno podría achacar que el director de El Bosque se ha convertido en un vulgar mercenario al servicio de la familia Smith pero eso es cierto pero hay ciertos detalles durante el largometraje que demuestra su buen hacer detrás de las cámaras.

After Earth

Película entretenida, no es tan mala como la pintan. Lastima lo desaprovechado de su idea principal que daba para mucho más.

Curiosidades

El filme esta basado en una idea original del propio Will Smith.

Se trata de la primera película en la que se usa la cámara Sony F65 digital camera, al mismo tiempo que también es la primera película que rueda en digital el director M. Night Shyamalan.

El presupuesto del filme fue de 130 millones de dólares mientras que recaudo cerca de 244.

Escuadrón Suicida

Ante la posible amenaza de la llegada de nuevos metahumanos a nuestro planeta y sin la presencia de Superman, la directora de la agencia secreta del gobierno A.R.G.U.S., Amanda Waller (Viola Davis), pone en marcha un plan para unir a una serie de villanos con habilidades especiales para colaborar con el gobierno. Recluidos en la Penitenciaria Belle Reve, el coronel Rick Flag (Joel Kinnaman) se pondrá al mando del equipo de criminales compuesto por la trastornada Harley Quinn (Margot Robbie), el asesino a sueldo Deadshot (Will Smith), el piroquinético conocido como Diablo (Jay Hernandez), el ladrón Capitán Boomerang (Jai Courtney) y el monstruo Killer Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje). Juntos tendrán que hacer frente a la bruja Encantadora (Cara Delevingne) que quiere destruir la Tierra.

Escuadrón-Suicida-6

Escuadrón Suicida ha sido de las producciones más esperadas del año, y de la que no han parado de bombardearnos con tráilers e infinitas medidas publicitarias durante los últimos meses, por lo que los fans del cómic tenían amplias expectativas con respecto a su paso a la gran pantalla. La cinta es el contrapunto de DC a Los Vengadores (2012) de Marvel que tras el fracaso de Batman vs Superman: El amanecer de la liga de la justicia (2016) ahora han apostado por los chicos malos.

Con una cuidada estética pulp, la cinta escrita y dirigida por David Ayer, pretende ser más transgresora de lo que en realidad es. La premisa del guion es bastante sencilla e incluso absurda, ya que si reúnes a una panda de delincuentes es normal que uno de ellos se descontrole y la lie parda. Pero dejando de lado el libreto, lo peor de la cinta es su montaje. La película se limita prácticamente a la enunciación de los numerosos personajes con una sucesión infinita de flashbacks introductorios de cada uno de ellos que se lleva más de la mitad del metraje. Una vez reunida toda la banda, realmente no saben que hacer con ellos. Una pena, ya que se le podía haber sacado mucho más partido a estos villanos.

Escuadrón-Suicida-10

Como parte positiva, el toque de humor y encanto del personaje de Harley Quinn, unas bien logradas escenas de acción y los espectaculares efectos especiales, aunque no se le puede pedir menos a una producción de este tipo con un presupuesto de 175 millones de dolares. También la introducción de otros superhéroes como Flash o Aquaman, que ya tenían una breve intervención en Batman vs Superman: El amanecer de la liga de la justicia (2016), y que veremos en las próximas producciones de DC que se estrenarán en 2018. Ezra Miller y Jason Momoa respectivamente, llevarán la voz cantante en dichas películas.

De lo mejor de la cinta está en el apartado de las interpretaciones. Tanto Margot Robbie como Jared Leto han conseguido crear unos personajes carismáticos que roban el protagonismo al resto en el momento en que aparecen a escena. Su relación de amor tóxica es lo que más interés suscita en el filme. Además, Leto por su parte, ha superado con creces el reto de interpretar al enemigo número uno de Batman, desvinculándose de las geniales versiones anteriores de Jack Nicholson y Heath Ledger. Del resto del reparto, habría que destacar a Will Smith en el papel de un Deadshot excesivamente moralista con hija incluido y a una Viola Davis como jefa con pocos escrúpulos y mala leche.

Otro de sus puntos fuertes es una potente banda sonora que cuenta con grandes éxitos de todos los tiempos y con algunos temas nuevos como Heathens de Twenty One Pilots. Entre los que no podían faltar: Fortunate Son de Creedence Clearwater Revival, Without me de Eminen o el Bohemian Rhapsody de Queen que ya aparecía en el tráiler.

Escuadrón-Suicida-3

Producto de fácil y rápido consumo que se disfruta en las salas y decepciona a la salida de las mismas.

 

Curiosidades

El papel de el Joker iba a ser interpretado por Ryan Gosling, pero ante su negativa de firmar por varias películas, el estudio se decantó por Jared Leto.

El personaje de Harley Quinn tendrá su propia película en solitario.

Joel Kinnaman no fue la primera opción para interpretar al coronel Rick Flag. El papel iba a estar interpretado por el australiano Tom Hardy que al final decidió hacer de John Fitzgerald en El renacido (2015), rol que le supuso una nominación al Oscar.

Escuadrón Suicida es la películas más cortas del Universo DC. Su duración de 123 minutos  no supera las 2 horas y 23 minutos de El Hombre de acero (2013), ni las 2 horas 33 minutos de Batman vs Superman: El amanecer de la liga de la justicia (2016).

 

David Ayer

David Ayer

Con motivo del estreno de su última película analizamos la trayectoria de David Ayer, guionista y director, que ha cosechado grandes éxitos en los últimos años. La esperadísima película sobre villanos de DC, Escuadrón suicida, es su más reciente incursión en el cine, pero en Adicine vamos a realizar un breve repaso a su filmografía, tanto sus trabajos como guionista como director, donde tiene títulos bastante interesantes para el cinéfilo.

Nacido en Champaign, Illinois en 1968, se crío a medio camino entre los estados de Minnesota y Maryland hasta que sus padres le dieron puerta cuando era un adolescente. Ayer se fue a vivir con sus primos de California en Los Angeles, en el barrio de South Central, donde paso su adolescencia hasta que se alistó en la marina, donde fue entrenado como submarinista. Lo cual, como veremos, le marcaría en sus futuros trabajos.

U-571 (2000)

Una vez dejado el ejército, conoce a Wesley Strick, guionista de filmes como Aracnofobia, Lobo o la adaptación al cine del videojuego Doom entre otras. Este se convierte en su mentor y hace que le llegue su primera oportunidad, en el año 2000, se estrena como guionista, realizando la reescritura de un filme bélico de submarinos, U-571, de Jonathan Mostow (Breakdown, Los sustitutos).

La película narraba la operación de un comando americano durante la Segunda Guerra Mundial para hacerse con una maquina de cifrado de códigos nazi. La cinta contó con un reparto encabezado por Matthew McConaughey, Bill Paxton y Harvey Keitel, obteniendo un éxito moderado, pero Ayer ya estaba en el mapa para lo que iba a venir a continuación.

U-571

A Todo Gas (2001)

En 2001, le toca reescribir el libreto de Gary Scott Thompson sobre un policía infiltrado (Paul Walker) en el mundo de las carreras ilegales para poder atrapar a una banda de ladrones liderada por Vin Diesel con el que entablará una fuerte amistad. Estamos hablando de A Todo Gas de Rob Cohen (XxX, Dragonheart). Ya han estrenado hasta siete entregas y hay una nueva en camino. En el guión aun no se nota la impronta de Ayer salvo en pequeños detalles, como esos ambientes en los barrios marginales que después degeneró en lo que se suele denominar actualmente en puro “postureo” de tipos duros de hoy en día.

A-todo-gas

Training Day (2001)

Ese mismo año, le llega la oportunidad de vender un guión propio (por el que cobró un millón de dólares) y sin duda, uno de los proyectos más celebrados por crítica y público de toda su carrera, Training Day de Antoine Fuqua. En ella nos encontramos con dos policías, el veterano Alonzo Harris (Denzel Washington) y el novato y nuevo compañero de este, Jake Hoyt (Ethan Hawke), que aspira a convertirse en parte de la unidad de narcóticos. Para ello, Hoyt tendrá que superar el periodo de prueba o “Día de entrenamiento” en los barrios más conflictivos de Los Angeles junto a Alonzo, mientras descubre toda la corrupción que hay dentro del departamento de policía.

Lo que al principio parece otra buddy movie de acción al estilo Arma Letal, se convierte en un intenso thriller policíaco con momentos muy conseguidos y cargados de tensión. Puede que su tercio final se vuelva más convencional pero no hay que desmerecer de todos los logros del resto de la cinta. Aquí ya empezamos a discernir el “sello Ayer”: barrios marginales, policías que son más peligrosos que los propios traficantes y donde nada es blanco o negro. La cinta fue todo un éxito en taquilla y Denzel Washington consiguió alzarse su segundo Oscar.

Training-day

Dark Blue (2002)

En 2002, se estrena Dark Blue de Ron Shelton (Los Blancos no la saben meter), donde Ayer firma el guión a partir de una historia creada por la mente del escritor James Ellroy (Los Angeles Confidencial o La Dalia Negra). Este proyecto le viene como anillo al dedo para nuestro protagonista, ya que la historia tiene muchos puntos en común con su anterior trabajo. De nuevo nos encontramos en la misma ciudad, policías corruptos, una pareja de detectives, uno veterano (Kurt Russell) y otro joven (Scott Speedman), cada uno con su visión de la justicia, ambos envueltos en asuntos turbios mientras que todo parece que se va al infierno durante los altercados de Rodney King.

La cinta de Shelton, era un filme menor que paso bastante desapercibido en los cines. Una versión más novelesca de lo que vimos en la de Fucqua y hasta el propio Ellroy comento que se había reescrito tanto su historia que solamente habían conservado los nombres de sus personajes.

Dark-Blue

S.W.A.T. (2003)

Tras esta ligera decepción, Ayer es llamado de nuevo por un gran estudio para realizar el guión de una adaptación de una serie televisiva al cine. S.W.A.T. de Clark Johnson era la adaptación de Los Hombres de Harrelson, serie policíaca de los 70 protagonizada por Steve Forrest y Robert Urich que contó con una de esas sintonías archiconocidas por el público.

El público destinado para esta nueva historia tenía que ser el mismo que paso por taquilla con A Todo Gas o eso pensaron sus productores, al fichar no solo a Ayer sino también a Michelle Rodriguez en su reparto. La actriz acompañaba a Samuel L. Jackson y Colin Farrell (con la aparición de un joven Jeremy Renner), en una serie de locas aventuras de acción macarra para dar con el narcotraficante que interpretaba de Olivier Martinez. La cinta fue todo un éxito en taquilla aunque cosechó malos resultados por parte de la crítica.

SWAT

Vidas al límite (2005)

Tras un año casi sabático, donde solo superviso el guión de Vidas ajenas de D.J. Caruso (Eagleheart, The Salton Sea) protagonizada por Angelina Jolie, Ethan Hawke y Kiefer Sutherland.  Barajó diferentes proyectos (como volver a retomar la saga de A Todo Gas o escribir una secuela de S.W.A.T.), Ayer decide dar el salto a la silla del director, además de productor, con un proyecto personal. Partiendo de un material propio, Vidas al límite (Harsh Times), estuvo protagonizada por Christian Bale y la televisiva Eva Longoria.

En ella Jim Davis (Bale) y su colega Mike Alonzo (Freddy Rodriguez) intentan sobrevivir como pueden en el conflictivo barrio de South Central con pequeños trapicheos. Davis decide aprovechar que ha sido militar para ser reclutado por la D.E.A. aunque para ello tenga que dejar las drogas. Sin duda, la historia más personal de Ayer a día de hoy. En ella no aparecen polis corruptos, pero si ese ambiente malsano propio del lugar donde se crío el director. Solo por la estupenda interpretación de Bale ya merece la pena de echarle un vistazo, además de encontrarnos con Eva Longoria en un papel menos glamuroso que el que le dio fama en la pequeña pantalla. La cinta contó con buenas críticas aunque siguió siendo un filme minoritario como para llenar las salas, pero hizo suficiente ruido para tener en cuenta al debutante director.

harsh-time

Dueños de la calle (2008)

El siguiente proyecto de Ayer es un trabajo de encargo por parte del estudio. De nuevo a partir de una historia de James Ellroy, en la que Ayer no fue partícipe en el guión pero si el propio novelista y Kurt Wimmer (Equilibrium o Ultravioleta). Contó con un reparto de caras conocidísimas tanto del cine como la televisión, entre ellos Hugh Laurie (House).

En ella Tom Ludlow (Keanu Reeves), es un detective corrupto de Los Angeles que se ve involucrado en el asesinato de su antiguo compañero (Terry Crews). Tras muchos años metido en el fango, la conciencia de Ludlow quiere hacer honrar a su excolega y quiere dar con los asesinos. Para ello contará con la ayuda de un joven e inexperto detective (Chris Evans antes de llevar el escudo del Capitán América) mientras que el resto de su unidad lo ve con malos ojos, sobretodo para su capitán interpretado por un excesivo Forest Whitaker.

Street-Kings

La cinta es un salto de calidad en todos los aspectos con respecto a su debut. Un filme noir mucho más completo con ese aroma a thriller clásico, con momentos de mucha tensión y violencia como el prologo donde Reeves rescata a unas niñas secuestradas o el tiroteo en casa de unos traficantes de drogas. En esta ocasión, la cinta no contó con el beneplácito de la crítica y tampoco en las taquillas pero Ayer demostraba que podría ser un buen director para los grandes estudios. Como curiosidad, Ayer realiza un cameo al igual que en Training Day.

Sin tregua (2012)

Cuatros años pasaron para que regresará a trabajar y esta vez volvió de nuevo a contar una historia de policías en su ciudad adoptiva. En Sin tregua (End of Watch) nos metemos en la piel de dos jóvenes patrulleros angelinos (Jake Gyllenhaal y Michael Peña). El filme esta rodado como si fuera un falso documental con las grabaciones que van realizando en vídeo ambos protagonistas, ya que uno de ello estudia cine en sus ratos libres. Este estilo tan popular dentro del género del terror, le sienta bien a la historia que nos sumerge por completo en los ambientes propios del director.

La sensación claustrofóbica que se puede vivir en ambos protagonistas se hace mayor conforme va avanzando el filme. Su clímax final donde ambos policías se quedan atrapados en medio de una emboscada, siendo el objetivo de todos los pandilleros y mafiosos del lugar, es realmente angustiante. La única pega que le resta credibilidad es contar con una estrella como Gyllenhaal, pero el actor realiza una interpretación correcta. Esta vez la taquilla si respondió y el filme fue bastante rentable como para que los ejecutivos de las “mayors” lo empezaran a tener en cuenta.

Sin-tregua

Sabotage (2014)

En 2014 nuestro protagonista se pone las pilas con dos proyectos muy dispares. Por un lado Sabotage (en un principio llamada Ten), un filme “coral” como si se tratará de una versión musculada de Los 10 negritos de Agatha Christie con Arnold Schwarzenegger de protagonista. Por otro Corazones de Acero (Fury), un film bélico ambientado en la Segunda Guerra Mundial con Brad Pitt de protagonista a lomos de un tanque Sherman.

Con la primera intentando ser un nuevo vehículo de acción para Terminator, tuvo muchos problemas antes, durante y después de la producción. Para empezar, reescribir por completo el libreto firmado por Skip Woods (Operación Swordfish, Hitman) e intentar adaptarlo lo mejor posible para la estrella de la película. El resultado final es en una especie de thriller con bastante gore y algo de acción donde queda patente que el estudio no estaba conforme con el resultado, por lo que tuvieron que volver a grabar nuevas escenas.

Sabotage

Un equipo táctico de asalto de la policía, todos corruptos desde el tipo más bajo hasta su capitán interpretado por Arnold, llevan a cabo un golpe contra un narcotraficante. Aprovechando la ocasión, se hacen con un botín de varios millones de dólares para repartírselo entre ellos. Lo que no saben es que hay alguien, externo o interno, que les engaña mientras que van siendo asesinados de uno en uno y se quedan sin dinero.

En el reparto de caras conocidas que acompañan al ex mister Olimpia, gente bastante dispar como Sam Wortington, Josh Holloway, Terence Howard, Olivia Williams o Mireille Enos entre muchos otros, donde estas dos últimas demuestran que en un mundo de hombres, ellas son las que mandan. La cinta fue un absoluto fracaso y el público se llevo una decepción, ya que esperaban algo más parecido a los primeros filmes de acción de Schwarzenegger y no un thriller policíaco más cercano a serie como The Shield (Al Margen de la Ley) donde de nuevo tenemos la corrupción policial como uno de los ingredientes de la cinta.

Corazones de Acero (2014)

Para Ayer afortunadamente le salvo la papeleta, y se embarcó en su siguiente proyecto. Corazones de Acero fue todo un acierto en las taquillas  ya que logró recaudar más de 200 millones de dólares en todo el mundo. La cinta se centra en la historia de un joven (Logan Lerman) a finales de la Segunda Guerra Mundial, que es llamado a filas para sustituir a un artillero en un tanque cuando los aliados están cerca de llegar a Berlín. La acción sucede todo en un día, al igual que en Training Day con la que guarda algún que otro punto en común. También nos encontramos la dura la relación que hay entre el joven protagonista y el veterano militar interpretado por Brad Pitt como un duro sargento que dirige el tanque y el resto de su tripulación. Completaban el reparto Michael Peña, Jon Bernthal y Shia Labeouf (demostrando que hay vida después de Transformers).

La película es un cruce entre cine espectáculo (ver las espectaculares batallas de tanques aunque los cañonazos parecen rayos láser de Star Wars) y el drama, al reflejar no solo la dura situación de los soldados en su día a día por sobrevivir sino de los civiles y de sus propios enemigos. Cabe destacar el angustioso momento de la cena en casa de una mujer donde paran los soldados donde la tensión se corta con un cuchillo o aquella en la que el joven soldado es obligado a asesinar a un enemigo que ya se ha rendido.

Corazones-de-acero

Escuadrón suicida (2016)

Y llegamos al final con el título con el que empezamos el artículo, Escuadrón suicida, un proyecto a priori menor por el que Warner empezó de tapadillo pero a medida que se iba conociendo más información sobre el mismo, se iba creando una gran expectación y mucho hype por parte de los fans de los cómics que veremos si se cumple o no. Mucho se esta hablando de la taquilla que realizará y de los cotilleos de los actores, que si han recortado digitalmente los shorts de Margot Robbie, que si a Jared Leto se le fue la cabeza interpretando al Joker o que a Jai Courtney realizó algunas de sus escenas bajo el efecto de setas alucinógenas. 

Escuadrón-suicida

¿Qué deparará en el futuro para nuestro protagonista? Se anunció hace un tiempo que podría participar en el remake de Grupo Salvaje pero dependiendo de la taquilla de Escuadrón suicida a lo mejor Warner sigue contando con él para más adaptaciones de cómics o regresa a los géneros que le dieron tanta popularidad como el thriller o el bélico, no hay que olvidar que su película preferida es Apocalypse Now de Francis Ford Coppola.

Os dejamos con el trailer de Escuadrón suicida, el próximo viernes llega su estreno.

 

 

Focus

Will Smith esta de regreso y parece que viene con las pilas cargadas tras una temporada en la que uno no sabe muy bien lo que hizo, bueno si, intentar vendernos la moto que su hijo Jaden iba para estrella de cine aparte de hacerse muy amigo de Pablo Motos.
En esta ocasión no tiene que salvar al mundo ni de extraterrestres, ni de otras amenazas, es más ni siquiera es un policía chuleta como en Bad Boys sino un timador de primera al que le acompaña Margot Robbie, el descubrimiento de El Lobo de Wall Street. Dirigen John Requa y Glenn Ficarra guionistas de Bad Santa y directores de Crazy, Stupid Love o ¡Te quiero Phillip Morris!
_85C7829.dng
Focus es una historia muy sencilla, chico conoce a chica, ella le intenta timar pero resulta que él es un embaucador de primera. Ella queda fascinada tras una clase rápida que este le da de cómo robar carteras y decide seguirlo para convertirse en una profesional de primera y hasta aquí más o menos os puedo comentar de la historia, porque como he comentado no hay mucho más, timos y más timos al ritmo de temas rock clásico (el Simpathy for the devil de los Stones suena hasta en dos ocasiones en la misma escena) y de música latina mientras que Smith y Robbie ponen miraditas tiernas y nosotros vamos disfrutando de los golpes que dan.

Hay que dar gracias a la elegante dirección, con la que uno nunca se llega a aburrir con la historia. Destacar escenas como la del carnaval en Nueva Orleans donde el personaje de Jess empieza de verdad en las grandes ligas del timo o la sorprendente escena de captura de ambos personajes en su último tercio realizada de una forma original en la que no vemos a los protagonistas sino a su perseguidor que a más de alguno le parecerá sacado de algún episodio de Breaking Bad por su planteamiento.

_87C9062.dng

Hay momentos con alguna que otra sorpresa cargada de tensión como la escena del partido de futbol americano que parece que vamos a ver la cara oculta del personaje de Smith (como la de un tipo que le gusta apostar al máximo aunque no sea su dinero) o como no, su final donde nos deparan muchas sorpresas.

El guión depende de cómo nos pille el día nos parecerá algo realmente brillante o todo lo contrario. Uno llega a plantearse cuestiones como: ¿De verdad un tipo como el malo (interpretado por Rodrigo Santoro) iba a esperar tanto a que una chica como Jess le diera tantas veces de largas? ¿Qué el objetivo de ella era hacerse solamente con un reloj? ¿A que viene la escena de la inspección de la habitación de Nick salvo para que Smith luzca sus músculos? Son cosas que repito depende del día las puedes dejar pasar o no.
 
_87C3258.dng
Aun así, la peli se deja ver con agrado, sobretodo en sus primeros 45 minutos, pero en el momento en que la acción se traslada a Buenos Aires, se convierte en el show de Smith dejando todo lo demás en segundo plano, tanto la relación amorosa como su siguiente golpe. Es más, hay un par de momentos, bastante acertados, en los que este saca su faceta más cómica que no veíamos desde El Principe de Bel-Air.
Hablemos del reparto, Smith esta sobrado de carisma, ver cuando tiene que aparentar estar borracho, es más la peli incluso se le queda pequeña, de hecho no se muy bien que pinta en este proyecto tal vez alguien del estilo de George Clooney o Brad Pitt hubieran encajado mejor, su personaje tiene ciertos claroscuros para darle algo de misterio pero poco. Robbie demuestra que fuera parte de ser una belleza tiene talento, hay ocasiones que peca de ser demasiado ingenua para tratarse de una ladrona, le aguanta el tipo a Smith pero se queda deslucida al final.
Del resto tenemos a Santoro, encantado de hacer de millonario dueño de una escudería de Fórmula 1 que contratará a Smith para llevar un arriesgado golpe, Gerald McRaney (conocido por ser el prota de Papá Comandante) es el encargado de la seguridad y siempre esta con cara de mosqueado, sobretodo ante la presencia de Smith y destacar la presencia del orondo Adrián Martínez que tiene los mejores diálogos del filme, verlo cuando Smith y él hablan de Robbie o cuando esta última y él fingen ser un matrimonio para robar en un hotel.
_87C7066.dng

En resumen, Focus entretiene pero no termina de convencer, no se si es por su guión o la poca química entre los protagonistas pero le falta algo. Will Smith nos intenta timar y medio le sale.

 

Curiosidades

Smith y Robbie volverán a trabajar juntos en los próximo de David Ayer (Corazones de Acero), Suicide Squad una adaptación de un cómic de DC. Donde Jared Leto será el Joker y Robbie interpretará a la novia de este.

Bad Boys II

Bad Boys II es un juego de acción en tercera persona, con posibilidad de coberturas en determinadas puntos de los escenarios y a través de los cuales solo tendremos que avanzar y matar a todo enemigo que se ponga por delante hasta encontrar el malo malísimo de turno. Eso sí, el juego nos pondrá en la piel de cada uno de los dos protas a lo largo de las fases.

Se compone de 5 actos, decir que no es necesaria una habilidad extrema como puede pasar en títulos más modernos, aunque en alguna que otra fase, sobre todo del final, el juego puede complicarse un poco. Como por ejemplo en un jefe final, que hay que eliminar moviéndonos a través de unos puntos de cobertura y se hace un poco lioso. A parte de lo dicho anteriormente, nos limitaremos a recorrer los escenarios usando coberturas y disparando a todos los enemigos. Para ello contaremos con algunos ítems como botiquines para rellenar la salud y con chalecos antibalas para rellenar el escudo (con los que al dispararnos los enemigos no sufrimos daños, pero si que van perdiendo la protección).

Bad_Boys 1

También contaremos con las armas de los enemigos que van dejando cuando mueren, y así tenemos: akas 47, M16, recortadas, Magnums, Uzis y alguna que otra menos típica. Éstas solo disparan de modo normal, únicamente cuando estemos en modo cobertura podremos hacer un pequeño zoom para disparar mejor. El penúltimo de los ítems a nombrar son las granadas, que no tienen más ciencia, arrojarlas y ¡¡puuuuuummmmmm!! Y por último, las recogidas de pruebas, que están escondidas por los escenarios y que son necesarias para meter a los malos en la cárcel, pero que en el juego son para mejorar tu puntuación de poli. Eso sí, podremos matar a los enemigos o bien capturarlos si les disparamos en las armas que portan, soltándola así y rindiéndose, punto este que también afecta a la puntuación del jugador como poli.

Al final de algunos actos, nos enfrentaremos con algún que otro jefe final de fase, como ejemplo, tendremos que cargarnos a un helicóptero desde una terraza-azotea. Señalar que cuando disparamos a determinados objetos, estos se rompen, aumentando así el valor en destrozos, cosa que también afecta a nuestra puntuación de poli. Resaltar finalmente como aspecto que no ayuda a su jugabilidad, el salvado de partidas, no pudiéndose guardar las partidas cuando el usuario lo desee, si no al terminar cada escenario, cuando te da los resultados o tu puntuación de poli.

Bad_Boys 2

Del apartado gráfico, decir que es un juego de 2004, y por tanto nada comparable a lo que podemos encontrar actualmente, mentalidad que es un poco difícil de imponer, y lo digo por experiencia propia. En él todo es poligonal y pobre de detalles. Un juego posiblemente avanzado en su lanzamiento, pero que para hoy día se queda atrás.

Destacar de este apartado los destrozos en ciertos objetos del mobiliario, cosa que para su época, creo que era la característica más avanzada del juego. Cabe decir que cualquier parecido de los protas con sus homónimos de la peli (Will Smith y Martin Lawrence) es pura chiripa (como decimos por aquí en Andalucía). Con respecto a los escenarios, recorreremos lugares como: una comisaria, una mansión, urbanización de apartamentos e incluso unos callejones propios de bandas pandi-callejeras. A destacar como punto gráfico curioso, que a veces los enemigos disparan con las pistolas al estilo rapero (disparando una pistola con la muñeca girada).

Bad_Boys 3

Del aspecto sonoro-musical poco que declarar, no tiene banda sonora, y por tanto el sonido se limita al de disparos, explosiones y el dialogo, llevado casi en su totalidad por el dúo policial protagonista. Incluyendo expresiones de otros idiomas distintos al inglés como: “Amigo”, “Cohones” , “Dovreznia” (o algo así, que quiere decir adiós en ruso). Durante los diálogos entre los protas, se pueden apreciar el tono cómico e irónico que también es apreciable en la película.

Siendo comprensible con los tiempos que corren, que estamos ante un juego que pese a unos gráficos pobres o antiguos, es entretenido y por lo que por lo que he podido escuchar de jugones mucho más avanzados que yo, es lo que hoy se echa en falta en un mundo en el que imperan los gráficos ultrarealistas y ultraexigentes (véase cualquier juego de fútbol de este año de alguna compañía americana).

Bad_Boys 4

Añadir que podemos decir que es un título antiestres, para pegar tiros y desquitarte un poco. Quizás se echa en falta alguna escena cinemática entre fases, y el tema principal de la banda sonora de la peli, pero aún así, es un juego aceptable.