Asesinato en el Orient Express

Agatha Christie vuelve a ser adaptada al cine con Asesinato en el Orient Express. El británico Kenneth Branagh es el encargado de llevarlo a pantalla además de protagonizarla como el detective Hercules Poirot. Al director de Jack Ryan: Operación sombra, le acompañan un reparto de altura con Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley, Josh Gad y Derek Jacobi.

Recordar que la anterior versión es de 1974 dirigida por Sidney Lumet donde Albert Finney interpretaba a Poirot y contaba con un reparto estelar de actores entre los que estaban Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Martin Balsam, Michael York, Jacqueline Bisset, Sean Connery, Anthony Perkins y Richard Widmark.

Asesinato en el Orient Express

La trama nos lleva a los años 30, Hercules Poirot es un brillante (y muy excéntrico) detective. Tras resolver su último caso en Jerusalén decide tomarse unas vacaciones para poder disfrutar de su afición por la comida hasta que vuelve a ser llamado para un importante caso en Londres. Para ello viajara en el lujoso tren, Orient Express. Los pasajeros son un grupo de los más dispar, desde una princesa, unos condes, una viuda cazafortunas, una religiosa y un tipo de negocios y sus ayudantes.

Todo parece ir bien hasta que por culpa de las condiciones climáticas, el tren queda atrapado por la nieve, pero sino fuera suficiente, aparece un cadáver y nuestro protagonista tendrá que averiguar quien es el asesino antes que el tren vuelva a reanudar la marcha y el misterioso asesino puedas huir. Por supuesto, sus sospechosos guardan algún que otro secreto.

Asesinato en el Orient Express

La película destaca por su ritmo, las casi dos horas de duración se pasan volando a bordo de este filme. En líneas generales respeta bastante bien el material original, sin llegar a ser una fiel adaptación de la novela, no cae en cambios muy radicales. Su tono de misterio, tiene cierta carga dramática, sobretodo cuando Poirot empieza a interrogar a sus sospechosos. Tampoco se olvida del sentido del humor con unas pinceladas, casi todas relacionadas con el protagonista. Atentos a su protector de bigote o su presentación donde comprobamos sus obsesión porque todo sea simétrico desde los huevos que desayuna o hasta tener que pisar con sus dos pies un excremento que había pisado accidentalmente en la calle.

La dirección de Kenneth Branagh es bastante elegante, se le ve más suelto en este tipo de filmes con un ritmo más sosegado que cuando ha tanteado el género de espías o de superheroes. Habría que destacar la entrada de Poirot en el tren, en un plano secuencia desde las afueras que aprovecha para ubicar a cada uno de los personajes o el descubrimiento del cadáver, filmado desde arriba.

Asesinato en el Orient Express

Por sacarle pegas, la cinta en su tramo final, el ritmo decae. Nos encontramos con un final algo anticlimático (aunque más que nada se debe a la novela) y teatral que puede descolocar al espectador. Tampoco hay que olvidarse de los estereotipos de ciertos personajes como ese profesor austriaco racista o esa fanática religiosa.

En cuanto al reparto, todos tienen su momento de lucimiento, al servicio de Branagh en su doble faceta. Habría que destacar a la genial Judy Dench como esa princesa amargada o Daisy Ridley alejada de su rol de Star Wars, como esa joven institutriz enamorada de hombre de color y que tiene que mantener en secreto. Tampoco me olvido de gente como Josh Gad, alejado de sus roles cómicos o los veteranos Willem Dafoe o Derek Jacobi que le dan empaque al producto.

Asesinato en el Orient Express

Asesinato en el Orient Express son dos horas de entretenimiento casi sin fin con un reparto de lujo.

Curiosidades

Agatha Christie publicó la novela en 1934. Se basa en los incidentes que sucedieron en 1929 en el verdadero Orient Express, cuando un grupo de viajeros quedaron atrapados durante seis días debido a una tormenta de nieve.

El personaje de Hercules Poirot lee el libro Historia de dos ciudades de Charles Dickens.

Hay un guiño a otro título de Christie, Muerte en el Nilo de la cual se rumorea se puede filmar, tras la buena acogida de ésta. 

Otros actores que interpretaron a Hércules Poirot fueron Peter Ustinov, Albert Finney, Alfred Molina o David Suchet.

Derek Jacobi es uno de los actores fetiches de Kenneth Branagh, ha trabajado con él, Enrique V, Morir todavía, Hamlet, Mi semana con Marilyn y Cenicienta.

Se han modificado algunos personajes con respecto a la novela, el personaje de Penélope Cruz era de origen sueco. Mientras que el personaje de Leslie Odom Jr., era un coronel del ejército en la historia original, mientras que en la película es médico.

El filme ha sido filmando en 65 mm, es la segunda película de Kenneth Branagh, la primera fue Hamlet.

Esta es la tercera película que coinciden Johnny Depp y Penélope Cruz, tras Blow y Piratas del Caribe: En mareas misteriosas.

Angelina Jolie y Charlize Theron iban a participar en el filme para el papel que interpreta Michelle Pfeiffer.

Asesinato en el Orient Express tuvo un presupuesto 55 millones de dólares. A fecha de hoy lleva más de 175 recaudados en todo el mundo.

John Wick

Con más de un año de retraso por fin llega el estreno de John Wick, con el subtitulo de Otro día para matar, aunque para ello, haya tenido que ser a través de Netflix. La cinta que sin hacer mucho ruido, ha recaudado lo suficiente como para que le hayan dado luz verde para rodar una secuela, que se esta rodando en estos momentos. Costo unos paupérrimos 20 millones llegando a recaudar más de 80 en todo el mundo.

Pero ¿Qué tiene John Wick que ha encandilado a la crítica, al público y a los fans de la acción? Básicamente los ingredientes que convirtieron al género en el rey de la década de los 80, a saber, acción, sangre y violencia sin miramientos casi sin el uso de los efectos digitales.

A partir de una historia que se podría escribir en una servilleta, hasta si me apuras en un post-it, nos encontramos con Wick. Un Keanu Reeves un poco más entusiasmado de lo habitual, que antaño fue uno de los mejores asesinos dentro del ramo. Por esos avatares del destino, y vaya destino, le matan al perro que fue el último regalo de su mujer antes de fallecer y encima le roban su súper bólido, un Ford Mustang de esos que se te caen la baba solo de verlo y no llevamos ni 10 minutos de peli.

Lo que viene a continuación, son tiroteos, peleas, persecuciones al más puro estilo de los 80, con su sangre, balazos en las cabezas y demás características, un cine de acción que estaba prácticamente estaba desaparecido desde finales de los 90 cuando curiosamente apareció Matrix, protagonizada por el propio Reeves.

Durante su búsqueda de venganza, nuestro prota se ira cruzando con toda clase de enemigos, donde hay que destacar a la señorita Perkins, una Adrianne Palicki que demuestra que se le da bastante bien ser una chica de acción tras verla en la secuela de G.I. Joe o en la tele en Agentes de SHIELD. Pero Wick no estará solo, contará con la ayuda de viejos amigos como el ladrón de coches que interpreta John Leguizamo, otro asesino que encarna Willem Dafoe y un tipo que se mueve por los barrios bajos con el careto de Ian McShane.

A destacar la escena del ataque a la casa de nuestro protagonista o la incursión de este en un club de la mafia (Atentos a esa fotografía que usa las luces de los neones) donde vemos una autentica ensalada de balas como hace años que no se veía en la pantalla entre lo mejor del cine de acción de los 80 mezclado con ese cine de Hong Kong de los 90 que tanto popularizo directores como John Woo o Ringo Lam.

David Leitch y Chad Stahelski debutan con nota en la dirección, habrá que tenerlos en cuenta para futuros proyectos. Reeves esta genial como un action hero de la vieja escuela, le falta soltar frases lapidarias pero esperemos que suelte algunas en la secuela.

Nuestras plegarías han sido atendidas, por fin llega cine de acción del bueno.

 

Curiosidades

David Leitch y Chad Stahelski son más conocidos como especialistas, como Matrix, V de Vendetta o 300 entre muchos otros filmes y John Wick es su primera película.

David Leitch y Stahelski también son productores de la miniserie de TV, Rain de nuevo con Keanu Reeves de protagonista, encarnando a un asesino a sueldo.

La actriz Eva Longoria es productora del filme.

Keanu Reeves entrenó durante 4 meses para las escenas de acción, donde aprendió judo y jiujitsu.