After Earth

Año 2013, Will Smith estaba empeñado en convertir a sus vástagos, como fuera, en estrellas. Si en 2006 con En busca de la felicidad, se llevó buenas críticas tanto él como su hijo, Jaden. Volverían a probar con un nuevo proyecto juntos, una cinta de ciencia ficción, además contó con un director como M. Night Shyamalan que se encontraba en horas bajas, tras el fiasco de Airbender: El último guerrero. Estamos hablando de After Earth.

A partir de una idea del propio Smith, nos presenta un futuro lejano la humanidad escapó del planeta Tierra hasta el lejano Nova Prime. Allí se encuentran con una raza alienígena hostil que usa unas criaturas llamadas Ursa para atacar, aunque dichos seres son ciegos huelen el miedo. Para poder vencerlos los humanos usan una técnica llamada “fantasmacion”, el general Cypher Raige (Will Smith) es un pionero usándola y convirtiéndose en un héroe para todos. Años después, durante una ruta por el espacio, la nave del general choca contra un asteroide y se estrella contra la Tierra. Sólo sobreviven él y su hijo de 13 años Kitai (Jaden Smith). Herido Cypher, será Kitai quien tenga que enfrentarse a los peligros de nuestro antiguo planeta para salir de allí.

After Earth

¿Después de esta premisa qué es lo que uno se puede encontrar en After Earth? Pues un vehículo exclusivo para Jaden Smith, lo cual es el fallo más grande de la peli. Si el remake de Karate Kid funcionó en su día, fue porque estaba Jackie Chan, lo que hacia que la peli fuera más digerible. Aquí uno podría esperar que tanto padre como hijo tuvieran sus momentos para lucirse en el filme, pero el protagonista de Bad Boys tiene un rol secundario.

El personaje de Kitai acapara casi el 90% del metraje, con lo cual hay momentos tediosos, como por ejemplo todo lo acontecido después de la presentación de los personajes hasta el susodicho accidente o ciertos flashbacks metidos con calzador con una subtrama relacionada con el personaje que interpreta Zoe Kravitz. Afortunadamente el filme no sobrepasa los 100 minutos, cosa que es de agradecer.

After Earth

Argumentalmente hay una serie de puntos interesantes, como la huida de la humanidad a un nuevo planeta o su enfrentamiento con los extraterrestres y en concretos contra los Ursa pero todo ello se toca de pasada. Habría que destacar un par de escenas bien filmadas como la persecución de unos monos tras Kitai o la escena del vuelo que tiene este para atravesar una catarata usando para ello su traje de batalla.

En lo que se refiere a los apartados técnicos están muy bien conseguidos, a tener en cuenta sus espectaculares localizaciones, sus más que correctos efectos especiales (el traje de batalla de Kitai que tiene de todo tipo de gadgets o a la espada de Cypher) e incluso la música de James Newton Howard, compositor que aunque no llega a sus anteriores trabajos con Shyamalan sin duda es uno de los puntos fuertes del filme.

After Earth

Al tema de las interpretaciones, pues es otro punto negativo, aunque no se si achacarlo a ambos actores o es el método Shyamalan. En filmes como El sexto sentido o Señales por citar un ejemplo tanto Bruce Willis como Mel Gibson se pasaban casi todo el filme muy contenidos pero en ambas pelis funcionaba, aquí no sucede lo mismo. Del resto reparto pues no puede decirse apenas nada ya que el filme son sólo Smith e hijo.

En cuanto a la dirección, uno podría achacar que el director de El Bosque se ha convertido en un vulgar mercenario al servicio de la familia Smith pero eso es cierto pero hay ciertos detalles durante el largometraje que demuestra su buen hacer detrás de las cámaras.

After Earth

Película entretenida, no es tan mala como la pintan. Lastima lo desaprovechado de su idea principal que daba para mucho más.

Curiosidades

El filme esta basado en una idea original del propio Will Smith.

Se trata de la primera película en la que se usa la cámara Sony F65 digital camera, al mismo tiempo que también es la primera película que rueda en digital el director M. Night Shyamalan.

El presupuesto del filme fue de 130 millones de dólares mientras que recaudo cerca de 244.

Mad Max: Furia en la carretera

¡Sed testigos!

Hablar de Mad Max es hablar de George Miller, australiano, médico de profesión, junto a su hermano presenció los horrores de los accidentes de tráfico, y decidió embarcarse en 1979 en la primera película de la saga, Mad Max Salvajes de la autopista.

01 Mad Max Furia en la carretera

Con un presupuesto de 200.000 dolares de la época y bastantes problemas de producción, pidió prestado varios carteles de publicidad para los decorados, sin olvidarse de los extras, pues la banda de motos del pueblo es una banda de moteros real. El presupuesto inicial acabó consiguiendo en diciembre de 1982 una taquilla mundial de 100.000.000 millones de dolares y una consolidación del director a nivel internacional, así como una serie de nominaciones a los premios AFI -Astralian Film Institute, ganando en categorías como mejor banda sonora, mejor edición de sonido, y mejor sonido ¿os suena de algo?, pues si, 34 años después, ganó esos Oscars y otros más.

Le siguieron Mad Max 2: salvajes de la autopista (1981) y Mad Max 3: mas allá de la cúpula del trueno (1985), donde el cambio de una sociedad en decadencia que vimos en la primera película pasa a un cine postapocaliptico, con una sociedad totalmente destruida.

Mi nombre es Max

120 días le sobraron a George Miller para rodar Mad Max: Fury Road (2015), y 120 minutos para mostrarlos en la gran pantalla. Con el estreno hace un año todavía estamos esperando dos cosas de ella. La primera es una versión en blanco y negro sin música, sólo con sonidos. Esa era la idea del director amante del cine mudo, pero la productora se negó a ello y lo segundo, esperamos una versión del director o versión extendida que no llega.

02 Mad Max Furia en la carretera

12 líneas de diálogo le bastaron a Mel Gibson en 1981, y otras 12 líneas aproximadamente a Tom Hardy el año pasado para interpretar a Max Rockatansky. “Mi nombre es Max, cuidado con mi cabeza, ese es mi coche, gruñidos varios, agua, cizaña, voy yo, un párrafo sobre la redención, y mi nombre es Max“. Eso es básicamente el guion de la película por parte de Hardy. Por otro lado tenemos a Charlize Theron interpretando un papel de acción perfecto, nada que ver con la olvidable Aeon Flux (2005). Camaleónica, brillante y emotiva, tanto que quiere repetir como Furiosa, la cual tendrá un spin-off pronto aunque se sabe que no va a aparecer en la próxima secuela Wasteland. En ella recae el peso dramático de la cinta. ¿volveremos a verlos juntos alguna vez? Eso espero.

No se conviertan en adictos al agua, se apoderará de ustedes y resentirán su ausencia

Argumentar la película resulta bastante fácil y complicado a la vez pues prácticamente es la sinopsis es el guión. Cuando ves la película por primera vez todo empieza muy rápido. Si has entrado tarde al cine y eres de esos que prefieren comprar palomitas sin importarle perderse un minuto de película mal vas. El filme arranca fuerte y sólo unos segundos después de que empiece es un no parar. Toca correr y no mirar atrás, así es el argumento de Mad Max.

El filme nos sitúa en una parte del desierto de Australia donde la civilización carece de agua. Y es ahí donde entra Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne, el malo que pudimos ver en Mad Max: salvajes de la autopista interpretando a El cortauñas), donde envía un camión de combate cisterna a otra ciudad del páramo pero que no llegará. Furiosa decide llevárselo ¡y de que manera!

03 Mad Max Furia en la carretera

Ese es básicamente el argumento, no hay más. Entonces… ¿y el resto? Adrenalina pura y dura, acción, golpes, explosiones, inmolaciones y todo tipo de bizarradas sacada de la mente de George Miller. Una máquina de combate sin retorno avanzando como una flecha indestructible contra todo de la mano de Tom Hardy. Efectos especiales a lo clásico que se mezclan con el mejor CGI y una impecable banda sonora compuesta por Junkie XL destacando el tema Brothers in arms, capaz de pasar de lo más épico a los momentos más dramáticos pasando por una percusión magnífica que le da dureza y energía a la cinta.

Disculpe Señor Miller, llevamos una hora de película y nos queda otra hora más ¿que hacemos?, ya no tenemos donde ir. -Espera que lo piense…….. pues vamos para atrás y rodamos el resto- contestó Miller“. Esta debió ser la conversación que tuvieron en el estudio el productor y el director. El argumento que carece la pelícua durante todo el rodaje queda solapado por la bestialidad de la misma. Todo el metraje es un final constante. Con solo una pausa para volver atrás con más fuerza que la ida, más destrucción, más coreografías, más peleas, más explosiones, y todo un sin fin de maneras de volcar, destrozar, y tirotear. Eso es Mad Max.

Conducirás eternamente brillante y cromado.

Serie B con presupuesto de superproducción ganadora de 6 Oscars que me parecieron pocos. Una película que se coló entre las grandes y triunfó técnicamente donde otras superproducciones fracasaron que esta ahora celebrando su primer aniversario de su estreno. Dirigida a un público específico amante del cine de acción postapocalíptico y a una generación de finales de los 70.

Si eres de los que te criaste con George Miller, esta es tu película. Si eres de los que prefieres A todo gas, puedes probar. Esto es cine serio.

Más sobre Mad Max Furia en la carretera en Sensacine: 

http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-125054/