The Mechanic

Aprovechando el inminente estreno de Mechanic: Resurretion (cuya fecha de estreno ha sido casi un misterio hasta hace bien poco), vamos a repasar en Cine en casa, su primera entrega, The Mechanic. El filme dirigido por Simon West (Los Mercenarios 2), se trata de un remake de Fríamente… sin motivos personales de Michael Winner (El justiciero de la ciudad o Yo soy la justicia) realizó en 1972 y estuvo protagonizado por el bigotudo Charles Bronson. La cinta estaba protagonizada por uno de los últimos duros del cine de acción, el inglés Jason Statham.

La trama sigue casi a pies juntillas a la original, Arthur Bishop es un mecánico (pero no de coches), sino un asesino a sueldo, especializado en acabar con sus victimas de forma que parezca un accidente. Harry, su mejor amigo es marcado como un nuevo objetivo y decide ser el mismo quien acabe con él. Lo que no contaba Arthur es tener que convertirse en el mentor Steve, el hijo de Harry, un bala perdida al que en un pronto decide adiestrarle para ser otro mecánico. Lo cual le acarreará un serio problema para la organización criminal para la que trabaja.

01-The-Mechanic

El guión de Richard Wenk (guionista del remake de Los 7 magníficos) tiene una trama sencilla, pero da pie a que veamos el entrenamiento de Steve para ser otro mecánico y los diferentes objetivos que tiene Arthur, y por otro el enfrentamiento entre ambos que se va cocinando a fuego lento. Si acaso lo que más chirría es su tramo final, que podría haber dado pie a algo más espectacular al estilo de Asesinos de Richard Donner, pero lo solucionan de una forma más sencilla e incluso anticlimática.

Aun así habría que destacar todo el arranque con Arthur eliminando a un narcotraficante, fingiendo que se ahoga en su piscina y su posterior huida con un espectacular salto desde un puente. Toda la primera misión de Steve, que tiene que seducir y eliminar a un enorme tipo que es otro mecánico de la competencia y que finaliza con una brutal y sangrienta pelea. Pero no solo hay escenas de acción destacables, como por ejemplo la tensa escena donde nuestros protagonistas tienen que conseguir información de un tipo y torturar a la familia de uno de los villanos o cuando van a ser descubiertos en medio de una eliminación de otro objetivo en un hotel, donde tienen que huir por la fachada del edificio.

05-The-Mechanic

Habría que destacar el tono violento del filme, a pesar que hay esa sangre digital que queda bastante falsa. La cinta tiene buen ritmo y nunca se hace pesada, sus apenas 92 minutos de duración se pasan volando, con nuestros protagonistas de un sitio a otro, “despachando” objetivos. Además, señalar el buen equipo que hacen Statham con Foster, que es de las pocas veces que el protagonista de Transporter forma un buen tándem con otro actor, siendo además de un corte tan diferente como Foster.

Y ya que hablamos de ambos, Statham vuelve a repetir su tipo duro y sabelotodo habitual. Su Arthur Bishop es un tipo calculador y frío. Mientras Foster se queda casi como un robasescenas, haciendo más o menos el típico papel de raro que tan bien se le da y que lo ha demostrado en títulos como Hostage o El tren de las 3:10. Donald Sutherland tiene un papel casi anecdótico pero le da empaque al conjunto de la cinta y cierra el reparto Tony Goldwyn (visto en Ghost) como el jefe de la organización criminal para la que trabaja Statham.

03-The-Mechanic

En cuanto a su nivel de producción, algo modesta, todo hay que decirlo, ya que no se trata de un blockbuster de 100 millones de dólares sino menos de la mitad. Habría que destacar como es reflejada Nueva Orleans, sobretodo de noche por la correcta labor de Eric Schmidt en la fotografía, al ritmo de la envolvente banda sonora compuesta de Mark Isham (Crash) que nos hacen trasladar a la conocida ciudad norteamericana, famosa por su carnaval (que curiosamente aquí no hay ninguna escena donde aparezca, como suele ser habitual).

Para finalizar hablaremos de la dirección que corre a cargo de Simon West. Sin duda estamos ante unas de sus mejores películas de su filmografía, el realizador de La hija del general, venía de una racha de trabajos en televisión y se notan sus ganas de regresar a la gran pantalla. Su forma de rodar algo más calmada que en sus comienzos (no olvidemos que fue el director de Con Air), le otorga a la cinta de un halo de cine de acción de serie B añejado, que los fans más acérrimos del cine de acción sabrán valorar.

04-The-Mechanic

Autentico entretenimiento de evasión y acción con un Jason Statham derrochando su habitual carisma, acompañado por un más que solvente Ben Foster.

Curiosidades

La escena del salto desde el puente al río la realizó el propio Jason Statham sin ayuda de ningún tipo de especialista. Antes de actor, Statham fue saltador de trampolín.

El rodaje del filme fue en Chicago, Washington y Nueva Orleans. Su presupuesto fue de 40 millones de dólares, recaudó más de 60 en todo el mundo.

Esta fue la primera colaboración entre Statham y el director Simon West, luego trabajaron en la secuela de Los Mercenarios  y en Jugada Salvaje. Aparte es la segunda vez que se ven juntos en la pantalla al actor junto con Donald Sutherland tras el remake de The Italian Job.

Publicado por

Agustín

Hombre orquesta de "Adicine.com", el jefe de la Web y redactor jefe. La pasión por el séptimo arte la lleva en su sangre desde muy pequeñito, participa en diferentes blogs del medio como Amigos del cine, El Gabinete del Doctor Somier, entre otros. Aparte de podcaster ocasional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.