Vamos de polis

Vamos de polis

Vamos de polis fue una comedia descerebrada estrenada hace un par de años, que fue un éxito sorpresa allá por donde se ha estrenado. Protagonizada por los televisivos Jake Johnson y Damon Wayans Jr. y dirigida por Luke Greenfield, especializado en comedias como La Vecina de al lado o Estoy hecho un animal.

¿Cuántas buddy movies se han hecho en la historia del cine? Ni idea pero deben de ser muchas ¿Y cuántas de ellas tenían bastante humor? Pues la gran mayoría y es que el cine de colegas, ese en el que dos tipos casi siempre de opuestos caracteres que al principio se llevan a matar pero luego son amigos hasta la muerte, ha sido un género bastante clásico que ha funcionado siempre bien. Tenemos casos famosos como Límite 48 horas y su secuela, la saga Arma Letal y recientemente tenemos el caso de Dos buenos tipos.

Vamos de polis

Vamos de polis, no sigue ese esquema a pies juntillas pero casi. Aquí tenemos a dos amigos de toda la vida que ni son polis, ni detectives, uno es diseñador de videojuegos (Wayans Jr.) que trabaja en un empresa dirigida por un memo mientras que el otro fue una joven promesa del fútbol americano (Johnson) y ahora sobrevive como puede como actor para anuncios de enfermedades venéreas. Hasta que un día, son invitados a una fiesta que ellos piensan que son de disfraces y no se les ocurre otra cosa que ir disfrazados de policías.

Tras descubrir que en realidad, es una elegante fiesta de máscaras, nuestros protagonistas empezarán a ser confundidos por patrulleros de verdad de la ciudad de Los Angeles. Lo que dará pie a infinitud de bromas y gamberradas, como dedicarse a jugar con la circulación de los transeúntes, apropiarse de drogas ajenas o colarse en todos los garitos de moda hasta ser confundidos por strippers en una despedida de soltera.

Vamos de polis

Claro, todo uniforme conlleva una responsabilidad y a nuestros protas se les sube todo ese poder a la cabeza, hasta el punto que se creen que son polis de verdad y se dedican a limpiar la ciudad de maleantes. Para ello no se les ocurrirá mejor idea que pillarse un viejo coche patrulla por Ebay y entonces les pasará de todo hasta que empiezan a investigar a un mafioso del barrio.

La cinta se trata de una serie de sketches, en los que la trama es lo de menos hasta que se meten de lleno en el tema del villano de la función, en ese momento los guionistas parece que se quedaron sin ideas para hacernos reír y la película se convierte en un policíaco de siempre que terminará, con sus escenas de acción, pero que nadie se espere un gran despliegue de medios.

Vamos de polis

Durante su metraje, hay pequeños homenajes como la citada Arma Letal (mencionando la famosa frase de Danny Glover) o al cine de Michael Bay cuando al final nuestros protas se arman hasta los dientes al más puro estilo Bad Boys a cámara lenta. La producción es bastante discreta, pero que nadie se espere una dirección magistral por parte del director, ni un guión cargado de humor inteligente ni tampoco unas actuaciones dignas de ser recordadas. Vamos no es la reinvención del género ni mucho menos pero entretiene por lo menos en sus primeros cuarenta minutos. Después el filme peca de tener una duración excesiva, unos diez minutos menos le hubiera dado más ritmo.

De su reparto, destacar la química entre Wayans Jr. y Johnson, aparece por allí la atractiva Nina Dobrev (Crónicas vampíricas) como el interés amoroso del primero y Andy García de nuevo haciendo del villano de turno, aparece con unas unas pintas de decir “Necesito currar como sea aunque sea por un bocadillo”.

Vamos de polis

Finalizando, si tienes ganas de reírte un rato, Vamos de polis no es mala opción aunque seguro que hay otras mejores.

Curiosidades 

Johnson y Wayans Jr. se conocieron en el rodaje de New Girl, la serie protagonizada por Zoey Deschannel.

Vamos de polis tuvo un presupuesto de 17 millones de dólares, llegando a recaudar en todo el mundo más de 130.

 

 

 

 

Publicado por

Marce

Administrador de este sitio, y por supuesto adicto al cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.